Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
MiradaProfesional

#MiradaProfesional

Pese a las desmentidas oficiales, siguen las denuncias por falta de insumos en clínicas y hospitales bonaerenses

ADJUNTO
MiradaProfesional

BUENOS AIRES, septiembre 23: Entidades que nuclean clínicas y sanatorios insistieron con sus quejas por las restricciones en la entrada de algunos productos, como jeringas o material descartable. Al pedido se sumaron médicos de los hospitales provinciales, que dicen que hace dos años se trabaja sin stock. Las autoridades negaron los faltantes, pero admitieron algunos problemas en los pagos.

#Precios
En Chile le apuntan a las cadeneras por el precio de los medicamentos
ADJUNTO
SANTIAGO, octubre 15: En el marco de una nueva política para el sector, se anunciaron medidas para que no haya posturas monopólicas y se favorezca la competencia. Aseguran que en una primera etapa bajarán los precios gracias a los bioequivalencia.
#SeguridadSocial
En defensa del sistema solidario, obras sociales sindicales lanzan un espacio en conjunto
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 18: Unas 30 organizaciones formaron Obras Sociales Unidas (OSU), que busca fortalecer la posición de las entidades ante los “aumentos exagerados de las prestaciones médicas y farmacéuticas”.

A comienzos de mes, entidades médicas de la provincia de Buenos Aires comenzaron a advertir sobre los problemas en el suministro de algunos insumos claves para el sector salud. En especial, hablaban de la llegada de jeringas y materiales descartables, que no ingresan al país por las trabas de la importación. Pese a las desmentidas oficiales, las denuncias sobre faltantes siguen surgiendo, en especial en territorio bonaerense. Ayer, una entidad que nuclea a clínicas y sanatorios ratificaron las versiones. En tanto, los médicos provinciales también se quejaron del tema insumos.

Los problemas en el suministro de insumos básicos volvieron a quedar en el centro de la escena. Según publica hoy el diario Clarín, los problemas con las importaciones y los aumentos de los valores de estos insumos atentan contra el normal suministro. “Sobre todo están faltando, en estos días, jeringas”, le dijo al mismo diario Héctor Vazzano, presidente de la Federación de Clínicas, Sanatorios, Hospitales y Otros Establecimientos de la Provincia de Buenos Aires (FECLIBA).

Vazzano aseguró que desde el 1° de septiembre “vienen denunciando esta situación ante el ministerio de Salud provincial”. “Si se consiguen cuestan 2 pesos, cuando el precio anterior era 60 centavos”, agregó. Desde FECLIBA, organismo que reúne a unos 350 establecimientos sanitarios bonaerenses privados, atribuyen el problema con las jeringas, sobre todo, a la demora en la liberación de importaciones. El único proveedor nacional, dicen, sólo es capaz de abastecer el 30 por ciento de la demanda.

Con el tema jeringas, la denuncia ya se había realizado en los primeros días de septiembre. Ante esto, desde la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) salieron al cruce de las afirmaciones, y confirmaron que existen “lotes de jeringas para comercializar por un total de 11.200.000 unidades”. “A través del departamento de Comercio Exterior de Productos Médicos de la ANMAT, en los últimos tres días se ha verificado que dichos lotes están en condiciones de ser comercializados", informó la cartera sanitaria mediante un comunicado.

Asimismo, la ANMAT recordó que al día de la fecha “no existen restricciones para la importación de insumos médicos como jeringas, agujas, guantes, etc.”. El organismo dependiente de la cartera sanitaria nacional “releva permanentemente las diferentes entidades del sector”, y recuerda a la población que “cualquier situación de irregularidad detectada en la provisión de algún insumo de su competencia puede ser comunicada al Programa ANMAT Responde, línea gratuita de atención a la comunidad de lunes a viernes de 8.00 a 20.00; sábados, domingos y feriados de 10.00 a 18.00, o bien enviar un mail a responde@anmat.gov.ar”.

Por su parte, desde la Asociación Sindical de Profesionales de le Salud de la provincia de Buenos Aires (CICOP) se metieron en la polémica, y también denunciaron faltantes. Según el titular del gremio Fernando Corsiglia “desde hace dos años en la gran mayoría de los hospitales se trabaja sin stock, reabasteciéndose de elementos básicos semana a semana”. “Faltan desde algodón, gasa y guantes hasta reactivos para algunos diagnósticos”, detalló Corsiglia, que atribuye el problema a los incumplimientos en los pagos de la Provincia a los proveedores.

En cuanto a los hospitales, el gobierno también niega las denuncias. Claudio Ortiz, director provincial de Hospitales, reconoce los problemas de abastecimiento, pero asegura que no hay atrasos en los pagos, algo que sí ocurrió el año pasado. “Lo que hay es una grave distorsión en los precios en el mercado de la salud”, afirmó, consultado por Clarín. “Lo habitual es que para los hospitales hagamos dos licitaciones anuales para la compra de insumos, y nos encontramos con que en la segunda de este año venían productos con un 100 por ciento y hasta un 150 por ciento de aumento, lo que no aceptamos”, explicó Ortiz.

“Lo que hacemos en esos casos es indicar a los hospitales que desestimen esas compras y pidan mejoras en los precios. Mientras hacemos compras menores, lo que impide generar stocks. Tal vez en los hospitales hoy hay insumos para un mes, pero no para seis meses como es habitual”, amplió. Y admitió que en algunos hospitales están “al límite”.

Con matices, la situación se repite en otros distritos del país. “En la Ciudad el déficit de insumos no es tan grande como en la Provincia, pero sí desde hace dos o tres meses se está empezando a sentir la falta de insumos específicos: determinado tipo de sutura para cirugía, algunos tipos de sonda, insumos para la red de hemoterapia y también algunas drogas puntuales”, aseguró Jorge Gilardi, presidente de la Asociación de Médicos Municipales porteños. “Algunas faltas pueden deberse a problemas en la importación. Otras a los tiempos de la compra. Hace seis meses no teníamos este problema”, agregó.