Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
MiradaProfesional

#MiradaProfesional

Presentan en el país los últimos avances en materia de medicamentos contra la hepatitis CADJUNTO

MiradaProfesional

BUENOS AIRES, noviembre 11: Hoy por la tarde en la Asociación Argentina para el Estudio de las Enfermedades del Hígado (AAEEH), especialistas hablarán de los nuevos fármacos aprobados en Estados Unidos y Europa, y que llegarían al país en 2014. Estos nuevos avances acercarán la curación del mal casi al 100 por ciento. El virus C es el principal causa de trasplante hepático.

#CrisisSanitaria
Los problemas de acceso a los medicamentos generan clima de emergencia
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 16: Las últimas subas, afirman en el sector, profundizará la baja en la dispensa de tratamientos. Por eso, piden que se declarar la “emergencia en medicamentos”, y se tomen medidas urgentes. A pese al temor, en el PAMI dice que están trabajando para evitar el impacto de la devaluación en el sector.
#FarmaciaenCrisis
Farmacias de Río Negro reclaman millonaria deuda a la obra social provincial
ADJUNTO
VIEDMA, agosto 22: Los mostradores de esa provincia están en alerta porque el Instituto Provincial del Seguro de Salud (IPROSS) le debe unos 100 millones de pesos en prestaciones. Por eso, aseguran que están “al borde del corte” de las prestaciones en los mostradores. Los médicos también reclaman pagos, y limitan la atención en los consultorios.

Se estima que en la Argentina unas 600 mil personas, algo así como el 1,5 por ciento de la población, padecen hepatitis C. Por los problemas de diagnóstico y tratamiento, se la considera una “enfermedad silenciosa”, que en el 2020 podría duplicar sus afectados. Por eso, la llegada de nuevos medicamentos siempre es esperanzador. Más si se trata de un tratamiento que promete una efectividad mayor a la que tienen los fármacos actuales. Hoy, desde las 14.30, en la Asociación Argentina para el Estudio de las Enfermedades del Hígado (AAEEH), especialistas presentarán dos nuevas opciones farmacéuticas, que estarán disponibles en el país en el 2014.La enfermedad conduce a la cirrosis y al cáncer hepático, y es la primera causa de trasplante de hígado.

Según informaron desde la AAEEH, la presentación de los nuevos medicamentos será en la sede de la entidad (San Martín 617, 1º piso A, Capital Federal), donde hepatólogos de los más importantes hospitales revelarán los nuevos tratamientos y brindarán un informe de la incidencia del virus de las hepatitis B y C en Argentina. "El virus de la hepatitis C es llamado mundialmente ‘el asesino silencioso’, ya que puede llevar décadas hasta que dañe el hígado lo suficiente como para causar síntomas", informó la AAEEH.

La entidad advirtió que en el mundo "la mitad de la población infectada no lo sabe" y que "la mayor parte de los contagios son provocados por vía sanguínea, por el uso compartido de agujas infectadas". Las nuevas drogas "se lanzarán en Estados Unidos y en Europa en enero, y todavía no sabemos cuándo llegarán a la Argentina" dijo Federico Villamil, jefe de trasplante hepático de los hospitales Británico de Buenos Aires y el El Cruce-Néstor Kirchner de Florencio Varela

"Lo que sabemos es que en los próximos dos años la hepatitis C va a tener tasas de curación de hasta el 100 por ciento, dependiendo de las características de cada caso, por lo que pasará a ser una enfermedad altamente curable", afirmó.

El especialista informó que en la actualidad "se cura el 50 por ciento de los casos a través de tratamientos largos y con el uso de medicamentos con muchos efectos colaterales", mientras que en el futuro "se curarán casi todos los casos, con tratamientos cortos y menos efectos secundarios". Los avances en la materia fueron anunciados esta semana en la 64º reunión anual de la Asociación Americana para el Estudio de las Enfermedades del Hígado en Washington, de la que participaron miembros de la AAEEH reconocidos a nivel mundial.

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, dos personas mueren por minuto en el mundo por causa de esta epidemia silenciosa, que puede detectarse con una simple extracción de sangre. "Instamos a toda la población a realizarse al menos una vez en la vida la extracción de sangre que determina si es o no portadora del virus", convocaron desde la Asociación e indicaron que "quienes hayan sufrido transfusiones de sangre, compartido agujas o pertenezcan a los llamados `grupos de riesgo` son más susceptibles de contagiarse".

Después de su ingreso al organismo, principalmente por vía sanguínea (a través de transfusiones previas a 1992, cuando no se contaba con una prueba de detección, o por el uso de agujas contaminadas), el virus de la hepatitis C va dañando el hígado durante décadas sin dar señales hasta que el deterioro del órgano está muy avanzado.

A diferencia de lo que ocurre con las hepatitis A y B, para las que existe vacuna incluida en el calendario nacional, para la hepatitis C hasta ahora los médicos disponían de una terapia triple que fue ganando en eficacia durante la última década, pero que tenían efectos adversos frecuentemente difíciles de sobrellevar.

Los nuevos fármacos, que inhiben enzimas que el virus utiliza para replicarse (igual que las drogas contra el VIH), son orales (pastillas) y pueden combinarse para evitar la resistencia. Si no hay presencia detectable del microorganismo después de 12 semanas de tratamiento, se considera que el paciente está curado.

La primera de estas nuevas drogas será el sofosbuvir (cuya aprobación por la FDA se espera para el 8 de diciembre), una molécula que se integra en la cadena de ARN del virus e impide su reproducción. Tendrá la indicación de ser utilizada sólo durante doce semanas. Junto con simeprevir, que también será aprobada dentro de poco, prometen una combinación extremadamente efectiva.

La gran limitación, de aquí en más, no estará en los fármacos o en el conocimiento de la patogenia, sino en el acceso. Curar a un solo paciente podría costar entre 50.000 y 100.000 dólares. El tratamiento actual de la hepatitis C, con la terapia triple, asciende a unos 200.000 pesos.