Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
Miradaprofesional

#Miradaprofesional

El precio de la salud: el gobierno quiere mantener el valor de las cuotas de las prepagas más allá de abril

ADJUNTO
Miradaprofesional

BUENOS AIRES, marzo 20: Ese mes vence el congelamiento de 60 días anunciado por las partes. Por eso, en un encuentro realizado ayer se confirmó la intención de seguir con este esquema, e incluso se habló de una continuidad hasta fin de año. La semana que vienen habrá otro encuentro para definir el futuro del acuerdo de precios.

#Regulaciones
La ANMAT alertó sobre unidades falsificadas de un fármaco usado para tratar el asma
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 13: La agencia reguladora detectó irregularidades en varios medicamentos de un lote de Salbutral, del laboratorio Pablo Cassará, y procedió al retiro del mercado. Pidió a los profesionales y la población abstenerse de su uso. Además, se anunció cambios en el control de psicofármacos, en el marco del sistema denominado “Vale Federal”. .
#Opinión
El Instituto Tomás Perón y su contribución al acceso a medicamentos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 11: Daniel Godoy, director del Instituto de Estudios en Salud de ATE, describe en esta primera entrega la realidad de la producción pública de medicamentos en la Provincia, y el deterioro de la actividad.

Para las empresas de medicina prepaga, la reunión de ayer era trascendental. Es que verían cara a cara a la superintendente de Salud, Liliana Korenfeld, la funcionaria que tiene la llave para autorizar un aumento de cuotas, un pedido postergado desde diciembre del año pasado. Del encuentro, no sólo no se llevaron un compromiso sobre la recomposición de los valores que cobrar a los millones de afiliados, sino que además se llevaron la certeza que se mantendrá en congelamiento por un tiempo más, incluso hasta fin de año. La idea es consensuar una cuota fija pese a las advertencias sobre la salud financieras del sector.

Antes del encuentro de ayer, la idea de mantener el congelamiento de precios circulaba en el sector. El pedido para subir las cuotas comenzó en diciembre del año pasado, ante las nuevas paritarias sanitarias, que suben el costo de las prestaciones. Pero el mensaje de Korenfeld fue claro: la decisión de mantener los precios. Según versiones periodísticas, el congelamiento de precios, que inicialmente se fijó en 60 días, se va a prolongar varios meses más, inclusive hasta las elecciones de octubre o fin de año.

Las prepagas estaban urgidas de reunirse con la superintendente porque, en los próximos días, deben enviar a sus afiliados las facturas del mes. Y querían saber si podían subir o no la cuota, aunque concurrieron a la reunión convencidos de que seguiría el congelamiento.

Por la ley de medicina privada, los aumentos de las cuotas deben ser autorizados por la Superintendencia, previa presentación por parte de las empresas de un informe que justifique el incremento de los costos. El anterior aumento fue en diciembre de 2012. En febrero, el sector había aceptado congelar las cuotas por 60 días, luego de haber informado a sus afiliados de un alza de entre el 8 y 10 por ciento. Ese incremento se justificaba en el pago de la tercera cuota del aumento salarial fijado por la paritaria de 2012.

Al igual que lo que ocurre con los supermercados y casas de electrodomésticos, la idea del Ejecutivo es seguir prolongando el congelamiento de precios algunos meses más, incluso se habla de que sería hasta después de las elecciones legislativas, que tendrán lugar en octubre.

“En la reunión de ayer se acordó volver a reunirse la semana próxima para analizar los distintos reclamos sectoriales. Se descuenta que la Superintendencia insistirá en que las entidades ahorren por el lado de los gastos y costos”, informa en su edición de hoy el diario Clarín. Las prepagas dicen que el congelamiento de sus cuotas depende de que las clínicas y sanatorios y también los profesionales no modifiquen sus aranceles y honorarios. El sector de clínicas sostiene que el grueso de sus gastos son salarios y que no pueden no trasladar las subas salariales a los valores de los aranceles que pagan las prepagas, obras sociales o directamente los afiliados.