#Pandemia: La pandemia sin control: con el aislamiento social sólo no alcanza
Edición y Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov

VER STAFF
Hace 1 mes

La pandemia sin control: con el aislamiento social sólo no alcanza

Adjunto #Pandemia

En pleno aumento de los casos, el país endurece la cuarentena, pero no termina de afinar el resto de las variables que permitieron en otros países bajar la curva de contagios. La “nueva normalidad” incluye cambios drásticos en los hábitos personales.

Hace 5 meses
Nace una esperanza contra el coronavirus: farmacéutica americana inicia prueba de una vacuna
ADJUNTO
#VirusDesconocido
Laboratorio Greffex aseguró que tiene listo un tratamiento para comenzar a probar en animales, en busca de una cura efectiva. Pese al entusiasmo, la vacuna puede estar lista a fin de año, como rápido. En Israel, también se anotan en la carrera por dar esta vacuna.
Hace 1 año
Farmacias bonaerenses sostienen que se mantiene la deuda del IOMA: “¿quién decidió que no se pague?”
ADJUNTO
#FarmaciaenCrisis
Desde el Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires reiteraron que se mantiene la falta de pago con el sector, pese a que hace dos semanas la entidad rechazó los dichos. El pedido corresponde a unos 400 millones de pesos de recetas de mayo.
E
ntre abril y mayo, la mortalidad del coronavirus en los Estados Unidos llegó a un pico del 8 por ciento de los contagios, generando 3 mil casos fatales diarios. Con el aumento de personas infectadas, este número sorpresivamente bajo, y se ubica por debajo del 5 por ciento en estos días. Las autoridades sanitarias de ese país explican este fenómeno –más casos, menos muertes –en tres cuestiones centrales: más testeos, mejor conocimiento de cómo atender los casos graves, y que más personas jóvenes se enferman. Así, cambió el perfil de la pandemia en el país del norte, que concentra la mayor cantidad de casos del mundo. Esta situación puede servir para sacar algunas conclusiones en nuestro país, que afronta el pico de casos con cierto desconcierto respecto de cómo se está comportando el virus, que circula en el AMBA pero que crece en presencia en otras zonas del país. Además, da pistas para entender cómo será la “nueva normalidad”, hasta que aparezca una vacuna masiva y efectiva.

Al principio de la pandemia, en Estados Unidos se hacían unos 100 mil testeos diarios, según una nota de The New York Times. Ahora ese número se multiplicó por seis: 600 mil análisis diarios. Esto disparó el número de casos, pero bajó la mortalidad. Según los expertos, la mejora en la forma de tratar a los pacientes críticos –incluyendo algunos medicamentos prometedores –ayudó a esta tendencia. Además, el perfil de contagio cambió, y los jóvenes son en general los que más se infectan (Arizona y Texas, epicentro de la pandemia en estos días, tienen la mitad de contagios en menores de 50 años). Si trasladamos este análisis al país, podemos notar que el aumento de casos no trajo las medidas necesarias para bajar la mortalidad. Según los datos difundidos por Martín Barrionuevo, senador provincial de Corrientes que viene haciendo cuadros muy rigurosos sobre la pandemia, la semana pasada se hicieron menos testeos en la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo. Pese a esto, se logró controlar los casos en barrios vulnerables, y se mejoró la tasa de duplicación. Sin embargo, la positividad permanece estable en valores elevadísimos: 44 por ciento.

La realidad porteña está lejos de ser la del país, que sigue retrasado en testeos y aislamiento. Además, aparecieron nuevos focos de contagios en el interior, desde Chaco que sigue sin poder controlar la circulación viral, hasta Neuquén y Río Negro. Hasta Catamarca registró casos, la última provincia libre del virus. La sensación es que se perdió el control de la pandemia, el virus circula y ni las limitaciones de circulación ni las medidas punitivas alcanzan para mantener el aislamiento. La estrategia a esta altura –más de 100 días de cuarentena –no puede basarse en “quedarse en casa”, debe complementarse con otras medidas. El distanciamiento debe ir acompañado del uso de barbijo y tapabocas, evitar las muchedumbres, proteger y expandir la capacidad hospitalaria y aumentar la cantidad de tests, para mejorar el aislamiento de casos sospechosos. Esta “nueva normalidad” es la que se espera hasta que haya una vacuna contra el Covid-19, que además de efectiva sea masiva. Mientras tanto, hará que transitar hacia una sociedad de autocontrol.

MAS INFORMACION: https://www.nytimes.com/2020/07/03/health/coronavirus-mortality-testing.html
Compartí esta noticia e invitá a tus seguidores a dejar su opinión.