Edición y Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov

VER STAFF
VIENDO 7/2/20

#LuchacontraelSida

Entidades locales cruzaron al presidente de Brasil por sus dichos sobre las personas con HIV

BUENOS AIRES, febrero 7: Desde la Fundación GEP criticaron los dichos de Jair Bolsonaro, que sostuvo esta semana que un paciente con HIV “es un gasto”. Recordaron que el país vecino “es un ejemplo” en políticas de acceso a los medicamentos para estos pacientes, y alertaron sobre violaciones a los derechos con la nueva política que se implementa. “Brasil está dentro de los primeros que producen medicamentos genéricos”, dijeron.

0
#Sarampión
Luego del primer caso fatal en décadas, la Argentina podría perder su status de “país libre de sarampión”
ADJUNTO
BUENOS AIRES, febrero 26: Lo alertan expertos de distintas entidades. El título fue certificado por la OPS en 2016, y ahora podría caerse por el actual brote. Desde el Ministerio de Salud nacional niegan que falten vacunas para prevenir el mal.
0
#FarmaciaenCrisis
En Córdoba, acusan a cadenas de farmacias de pagarle de forma irregular a sus empleados
ADJUNTO
CORDOBA, marzo 10: Desde la Asociación Sindical de Trabajadores de Farmacia acusaron a dos grandes cadeneras de no pagar el bono extraordinario para los trabajadores privados para enero y febrero, que otorgó el gobierno nacional mediante un decreto. Esta semana hubo manifestaciones frente a los locales y no descartan realizar una medida de fuerza mayor si no logran una respuesta en una próxima audiencia.
LuchacontraelSida

C
on su habitual verborragia, el presidente de Brasil Jair Bolsonaro volvió a ser noticia esta semana por su ataque a las personas que viven con HIV en su país. “Son un gasto” sostuvo el polémico mandatario, un homofóbico declarado, que busca limitar las leyes de asistencia de su país para quienes tienen Sida. Desde la Argentina, entidades de pacientes salieron al cruce de los dichos, y criticaron la actitud del mandatario, a quien le recordaron que el país vecino tiene una larga tradición de políticas de lucha contra la enfermedad, tanto en el acceso a los medicamentos como en materia de derechos sociales y laborales. “Una vez más, las declaraciones de Bolsonaro están cargadas de odio, violan los derechos humanos y defienden los intereses de la derecha latinoamericana y el capital financiero internacional”, sostuvo la Fundación GEP mediante un comunicado. En Brasil, se estima que hay un millón de personas que viven con HIV, y además de unas 135 mil que desconocen su condición.

Bolsonaro volvió a generar polémica por sus dichos sobre los pacientes con Sida. “Una persona con VIH, además del grave problema para ellos, es un gasto para todos en Brasil”, sostuvo el mandatario. Para la Fundación GEP de la Argentina, las declaraciones “refuerzan el estigma, la discriminación y cosifica a las personas con VIH en el país”. Además, “desconoce las políticas públicas que el Estado brasileño lleva adelante hace más de dos décadas en pos de defender el derecho humano a la salud. Brasil es una referencia en materia de políticas públicas para la salud para todos los países de América Latina”. En este sentido, recordaron que la política nacional de medicamentos brasileña impulsada en 1998 “garantiza, desde hace más de veinte años, el acceso a medicamentos a toda la población con una política de promoción y cuidado”. “Desde 1999 existe una política nacional de medicamentos genéricos que, además, busca fortalecer la producción nacional haciendo frente al poder de los monopolios de las farmacéuticas transnacionales. Lograron discutir precios sin prescindir calidad y garantizando el acceso para todos, con aportes de producción local. Brasil está dentro de los primeros diez países del mundo que producen medicamentos genéricos”, dijo Lorena Di Giano, Directora Ejecutiva de Fundación GEP.

El ataque del presidente Bolsonaro a los pacientes con HIV no es nuevo, y es parte de su política contra las minorías. En estos días, grandes empresarios brasileños presentaron ante el Tribunal Federal Supremo para revocar la norma laboral que prohíbe el despido de las personas con VIH de sus fuentes de trabajo. “Es probable que en dos días el presidente intente nuevamente ‘despreciar’ a esta nación, destilando odio e ignorancia contra la causa negra, indígena o feminista. Bolsonaro ha liderado un gobierno que ignora diariamente los derechos humanos fundamentales de todas las personas y ahora ataca a las personas con VIH/Sida sin considerar que la respuesta a la epidemia solo ha tenido éxito en la medida en que ha producido solidaridad y justicia social”, denunció la Asociación Brasilera Interdisciplinar de Sida y el Grupo de Trabajo sobre Propiedad Intelectual (ABIA/GTPI) en un comunicado de repudio.

comentarios