Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 5/2/20
Regulaciones

#Regulaciones

Según un fallo, farmacéuticos de España pueden tener objeción de conciencia

Regulaciones

MADRID, febrero 5: Una sentencia permite a los profesionales de la comunidad de Aragón a dejar de dispensar algunos medicamentos por cuestiones religiosas, como la píldora del día después o los anticonceptivos.

#Regulaciones
Farmacias españolas se endurecen en la dispensa de ciertos medicamentos
ADJUNTO
MADRID, junio 7: Desde hace un tiempo comenzaron a pedir la receta de manera tajante, como indica una norma del 2010. el faltante de algunos medicamentos y un intento de fomentar el uso racional de los medicamentos, las explicaciones de este cambio
#Regulaciones
Piden que la ANMAT realice controles en lugares donde se hacen tatuajes y piercings
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 25: Es una iniciativa presentada en el Concejo Deliberante de Bahía Blanca. La idea es que la agencia reguladora controles los esterilizadores y todos los aspectos sanitarios de los locales. El proyecto recuerda que los desechos de esta actividad son considerados por una ley provincial “residuos patógenos” y necesitan un tratamiento especial.

Los farmacéuticos de la comunidad de Aragón, en España, tienen derecho a la “objeción de conciencia” y, por lo tanto, a dejar de vender determinados medicamentos. Una sentencia del Tribunal Constitucional de 2015 avala el derecho de los profesionales a acogerse a esta condición a título individual. Hay profesionales que podrían mostrar algunas reticencias, por ejemplo, a dispensar fármacos como la píldora del día después o las pastillas anticonceptivas. Como en el resto de España, en la comunidad aragonesa, los colegios profesionales reconocen la posibilidad de que los farmacéuticos puedan se objetores de conciencia, si bien entienden que “el ejercicio de este derecho no debe limitar o condicionar el que garantiza la salud de las personas”.

Por ello, desde el órgano colegial insisten en la necesidad de que estos profesionales comuniquen esta circunstancia para que se garantice la prestación y “se articulen los mecanismos necesarios para evitar menoscabo en el derecho a la salud de la población y los derechos de las personas establecidos por la legislación”. En ese sentido, las mismas fuentes no precisaron si había algún farmacéutico aragonés que se haya acogido a esta posibilidad, ya que subrayaron que deben garantizar la confidencialidad y ofrecer información vulneraría sus derechos. “La organización colegial siempre ha sido respetuosa con la pluralidad ideológica, política y confesional, tratando los asuntos exclusivamente desde una óptica sanitaria. De cualquier forma, se velará por garantizar la distribución de los medicamentos”, aseguraron.

En Aragón, hay 735 farmacias, de las que más de 500 están en Zaragoza. Precisamente, desde el Colegio de Farmacéuticos de esta provincia se aseguró que no han recibido quejas de usuarios por problemas en la dispensación de algún fármaco.Tras años de polémica y cierta confusión sobre el tema, la objeción de conciencia de los profesionales farmacéuticos quedó respaldada por una sentencia del Tribunal Constitucional en la que se reconoció el derecho de un farmacéutico de Sevilla a no vender la píldora del día después. Este fue sancionado por la Junta de Andalucía. El fallo señala que la sanción impuesta al demandante vulneró su derecho a la objeción de conciencia como manifestación de la libertad ideológica y religiosa, que la Constitución reconoce en su art. 16.1. Por otra parte, el Colegio de Farmacéuticos aclara que la objeción de conciencia es diferente a la libertad que tienen los farmacéuticos para elegir vender o no determinados productos de parafarmacia, como los preservativos. La decisión de no disponer de este artículo puede deberse a una cuestión ideológica, pero también –precisan– a una decisión comercial por la propia saturación del mercado o al escaso margen de beneficio que se obtiene.