Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 31/1/20

#SeguridadSocial

Ministro de Salud cargó contra el precio de algunos medicamentos de alta complejidad

SeguridadSocial

BUENOS AIRES, enero 31: Ginés González García sostuvo que los tratamientos biológicos “son casi impagables” para el Estado, y su valor es “casi una extorsión”. Por eso, insiste que se debe aprobar la nueva agencia de tecnología médica que limite los amparos que obligan a la seguridad social a cubrir estos fármacos, que el gobierno nacional buscará aprobar. Además, la emergencia sanitaria permite dar de bajar patentes en algunos casos excepcionales.

#SeguridadSocial
Con cambios, la nueva agencia de tecnología médica será discutida por el futuro gobierno
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 9: Desde el Frente de Todos adelantaron que no descartarán el proyecto de ley que crea la denominada Agencia Nacional de Tecnologías de la Salud (AGNET), pero buscará ampliar el debate, incluyendo nuevos sectores involucrados.
#SeguridadSocial
PAMI superpoblado: denuncian una “estructura paralela” dentro de la obra social
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 2: Según la ex interventora de la entidad Graciela Ocaña, mediante dos resoluciones el organismo creo nuevos cargos, que son destinados a “militantes del oficialismo”. En contraposición, hay problemas graves de atención, además de los históricos atrasos en los pagos, comenzando con las farmacias. De 2007 a este año se duplicaron los empleados del PAMI.
L

os medicamentos biológicos son, dicen los especialistas, son el futuro de la medicina. Estos tratamientos a base de organismos vivos crecieron notablemente en los últimos años, y son parte del grupo denominado “de alta complejidad”, ya que están protegidos por patentes y tienen un alto valor. En la Argentina, estos productos importados, y suelen ser una carga importante en la seguridad social o el Estado. Para el ministro de salud nacional Ginés González García, estos tratamientos “son absolutamente imposibles de ser pagados”, y alerta que su incorporación vía amparos y otros reclamos judiciales está poniendo al borde del colapso el sistema de atención. “Yo digo que es una verdadera extorsión sobre el Estado, porque no hay ningún sistema de financiación que lo pueda pagar”, remarcó el funcionario, que adelantó que buscará aprobar la agencia que regule su cobertura en el país.

El titular del Ministerio de Salud nacional le dio una entrevista al diario página/12, donde habló de la situación del sistema sanitario argentino, en especial vinculado a los medicamentos. En este sentido, confirmó que esta semana se pagaron ocho amparos de estos tratamientos, lo que generaron una erogación de 300 millones de pesos. “Tienen precios increíbles”, dijo González García, que apuntó contra esta realidad. “Son para enfermedades raras, enfermedades que no tienen terapéutica, algunos de ellos no tienen probada ninguna efectividad. Algunos de ellos no cambian la historia de la enfermedad, pero como siempre van a través de un abogado que hace un pedido de amparo a un juez, y un juez que concede sin preguntarnos a nosotros, termina siendo así”, se quejó el funcionario. Para el ministro, esta realidad “está fundiendo el sistema de salud”. “No estoy exagerando. Están atentando contra la posibilidad de que el sistema continúe atendiendo a todos. Lo hace para atender a poquitos y sin ningún criterio de clínica ni médica en muchos casos”, agregó.

Para frenar esto, ya desde el gobierno anterior se busca aprobar la denominada Agencia Nacional de Tecnologías de la Salud (AGNET), un proyecto que no logra consensos desde el 2016 cuando llegó al Congreso, y busca limitar los amparos que hacen que la seguridad social deba cubrir estos tratamientos. González García adelantó que en su gestión mantendrán, con algunos cambios, la iniciativa. “Vamos a hacer una agencia de tecnología rápidamente que determine más cosas que las que determina, un grupo fuerte dentro del ministerio que opine respecto de lo que los jueces puedan consultar y sepan cuándo hay evidencia, cuándo no hay evidencia, cuándo corresponde, cuándo no corresponde, más una estrategia con las empresas multinacionales de ponernos firmes como Estado y decir no pueden venir con ese precio”, adelantó el ministro. Sobre las patentes, recordó que la ley de emergencia sanitaria tiene una cláusula denominada “licencia obligatoria”. “¿Qué significaba licencia obligatoria? Que en determinadas condiciones, que en algunos casos se están dando, nosotros podemos ejecutar esa cláusula y que no valga más la patente”, concluyó.