Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 17/1/20

#Opinión

Los peligros de la automedicación: dependen del tipo de fármaco y la persona

Opinión

BUENOS AIRES, enero 17: El director del hospital Avellaneda de Tucumán Miguel Ferre Contreras advierte de los peligros de consumir medicamentos sin supervisión de un médico o un farmacéutico.

#Opinión
Salud sexual: el Implante subdérmico como anticonceptivo
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 27: Para María Carpineta, médica especialista en pediatría y en salud integral del adolescente del hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, este método anticonceptivo se vuelve cada vez más popular. Por eso, en esta columna escrita para el diario Página/12, explica su funcionamiento.
#Opinión
Salud mental: la demencia, una prioridad para la salud pública
ADJUNTO
BUENOS AIRES, junio 25: Mónica Aranda, profesora investigadora de la Licenciatura en Gestión de Salud de UADE, escribe esta columna de opinión en el portal Infobae donde pone de relieve la necesidad de un abordaje integral de las patologías vinculadas a la salud mental.
L

a Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más de la mitad de los medicamentos a nivel mundial se prescriben, dispensan o venden de manera inapropiada y que el 50 por ciento de los pacientes no toma sus medicamentos correctamente. Se define a la automedicación como la selección y el uso de los medicamentos por parte de las personas, con el propósito de prevenir, aliviar o tratar síntomas o enfermedades leves que ellas mismas puedan identificar. Es recomendable siempre consultar con un profesional antes de consumir cualquier producto medicinal. Las consecuencias de la automedicación tienen que ver con el tipo de medicamentos que se consume y con la persona que lo consume. No es lo mismo un remedio que se lo administra a un niño o a un adulto particularmente porque las dosis que se usan son diferentes.

Si un adulto toma una dosis de ibuprofeno que usa habitualmente para un dolor de cabeza y se la administra a un niño pequeño está ocasionando una sobredosificación, lo que puede generar un cuadro de intoxicación. Además hay una serie de reacciones adversas inherentes a cada fármaco, por ejemplo los antiinflamatorios, que no son corticoides, pueden dar gastritis o incluso generar un cuadro de hemorragia digestiva alta. La otra consecuencia se da con los antibióticos ya que al usar indiscriminadamente se genera resistencia bacteriana, es decir que una bacteria que hoy en día se puede matar con un antibiótico, que está en el mercado y es barato, genera cambios a nivel de su estructura que hace que sea resistente a él y por lo tanto no se lo puede usar y hay que pasar a otros más caros o que están reservados para bacterias más resistentes.

Cuando en la comunidad empiezan a aparecer ciertas resistencias a causa de la medicación hay dos consecuencias importantes: la económica porque el medicamento que se tendrá que usar será el más caro, y la otra es médica ya que son remedios más fuertes que deberían estar reservados para determinado tipo de cuadro o de bacteria.