Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 4/12/19

#TerceraEdad

Las fracturas por osteoporosis generan más de $7 mil millones en gastos

TerceraEdad

BUENOS AIRES, diciembre 4: Lo afirma un informe, realizado en nuestro país, Brasil, México y Colombia. Las estimaciones afirman que para el año 2030, la incidencia de las lesiones óseas por el mal crecerá un 34 por ciento.

#TerceraEdad
Día de la Ancianidad: desafíos para cuidar el bienestar de los mayores
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 28: Hoy se conmemora el aniversario de los Derechos de la Ancianidad, incorporados por el primer peronismo en la reforma constitucional de 1949. En estos días, el acceso a los medicamentos y a los alimentos pone en jaque a los jubilados.
#TerceraEdad
Roberto Cabeza: “el cerebro del anciano no es pasivo”
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 22: El especialista en neurociencias, uno de los máximos referentes del estudio del envejecimiento del cerebro, estuvo de visita en el país, y habló de lo que sucede con el correr de los años en materia de calidad cognitiva. “Hay algunos ancianos que tienen memoria más alta que un joven de 30 años”, dijo.
L

a osteoporosis es una enfermedad esquelética en la que se produce una disminución de la densidad de masa ósea. Asociada a las mujeres, puede atacar a cualquier persona, y un reciente estudio determinó un aumento de las fracturas vinculadas al mal en el país y la región. Según los datos, en los próximos diez años en la Argentina la incidencia subirá un 34 por ciento (de 135 mil fracturas en 2015 fracturas a 181 mil en 2030). “Se estima que en nuestro país ocurren 90 fracturas de cadera por día, es decir, más de 34 mil fracturas de cadera por año”, explicó María Belén Zanchetta (M.N 106.937), médica endocrinóloga y especialista en osteología quien se desempeña como directora médica y académica de IDIM. “Es una enfermedad muy prevalente y de gran costo para la salud pública porque las fracturas generan internaciones, cirugías, colocación de prótesis, entre otros”, agregó. La carga en el sistema de salud es millonaria: unos 7 mil millones de pesos anuales sólo en nuestro país, según el estudio realizado además en México, Brasil y Colombia, y presentado en Buenos Aires en el marco de un encuentro de especialistas.

Según cifras del estudio "La carga económica de la osteoporosis en cuatro países latinoamericanos: Brasil, México, Colombia y Argentina", publicado en The Journal of Medical Economics, en nuestro país la carga económica total de la osteoporosis es de unos 7.300 millones de pesos. De acuerdo a esta investigación, 3 mil millones corresponden a costos quirúrgicos, 2.400 millones a costos hospitalarios y mil millones a los costos de pérdida de productividad. Otros costos corresponden a la venta de medicamentos prescriptivos (192 millones de pesos por año) y a la realización de exámenes complementarios (510 millones de pesos por año). “El problema que hay es en torno a las fracturas y al riesgo de las subsecuentes. Primero aparecen las fracturas de antebrazo, luego las vertebrales y finalmente las de cadera. Si nosotros analizáramos el costo de la fractura de cadera, éste es enormemente alto. Porque se trata de pacientes añosos con morbilidades y además incluye los días de hospitalización, el costo de las prótesis y otros costos asociados a las complicaciones que ocurren después de la cirugía. Por lo tanto, hay datos de que dan cuenta de que estas fracturas nos cuestan más que otras enfermedades crónicas,” reflexionó el especialista español. Según un estudio publicado, a nivel mundial, las fracturas por osteoporosis ocasionan más gastos por hospitalización anualmente que los ataques del corazón, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer de mama.

La osteoporosis afecta más a las mujeres que a los hombres, más aún en edad post menopáusica dado los cambios hormonales que el cuerpo atraviesa. Se estima en nuestro país que la osteoporosis afecta a 1 de cada 5 mujeres postmenopáusica y que una de cada dos mujeres mayores de 50 años sufrirá una fractura ósea a causa de la osteoporosis. La incidencia de estas fracturas – en particular las de cadera y columna- se incrementan con la edad, tanto en mujeres como en hombres. La International Osteoporosis Foundation estima que tras una fractura de cadera, uno de cada tres ancianos resulta totalmente dependiente de asistencia. “Si bien, por lo general, afecta a pacientes añosos, hay casos de osteoporosis secundarias que se pueden dar en personas de menor edad”, advirtió María Silvia Larroude (M.N 77.371), médica reumatóloga, osteóloga del Centro Rossi. “Estos casos pueden estar relacionados con otras enfermedades, como la celiaquía u otras que son raras como la enfermedad de Gaucher o Fabry. También puede estar relacionado con algún problema de tiroides que no haya estado bien tratado o con el consumo de determinados fármacos que pueden afectar la salud ósea, como algunos anticonvulsivantes y corticoides”, dijo.

“A la hora de tratar un paciente es clave analizar su vida diaria, sus consumos, cuál es su ingesta habitual de lácteos, el nivel de actividad física que realiza. El ejercicio es fundamental: los ideales para los pacientes con osteoporosis son aquellos en los que el paciente hace una actividad de marcha, en los que se pone en acción todo el aparato óseo. Lo ideal es que el paciente camine todos los días 30 minutos. Además, hay que tener mucho cuidado con algunos ejercicios de yoga o con aquellos de torsión y flexión anterior porque cuando el hueso está débil, ante una flexión rápida se puede fracturar una vértebra. Es recomendable el Tai Chi para mejorar el equilibrio,” concluyó Larroude.