Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 2/12/19
Cannabis

#Cannabis

Cannabis medicinal: cada vez más municipios desafían la ley y buscan crear sus propios cultivos

Cannabis

BUENOS AIRES, diciembre 2: La norma nacional prohíbe el autocultivo y sólo autoriza la producción estatal en Jujuy. Pero comunas como Goya (corrientes) y Río Grande (Tierra del Fuego), aprobaron recientemente proyectos locales para crear sus plantaciones, y mejorar el acceso de los pacientes con diversas patologías.

#Cannabis
La importancia de la consulta profesional y la evidencia, vital en el uso del cannabis medicinal
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 26: fue una concusión de una charla organizada el viernes que viene, donde las especialistas Viviana Sala y Mariela Morante y el investigador Sebastián Basalo dieron distintos puntos de vista del uso de este producto, y sus implicancias médicas y sociales.
#Cannabis
Cannabis medicinal: el Reino Unido aprueba dos nuevos medicamentos
ADJUNTO
LONDRES, noviembre 12: Los fármacos Epidyolex y Sativex comenzarán a ser parte del vademécum del Servicio Nacional de Salud (NHS). Se los usa para tratar pacientes con epilepsia severa y esclerosis múltiple.

Potenciada por entidades de pacientes y especialistas en su uso, la ley de cannabis medicinal lleva un tiempo vigente en todo el país, con varias deudas pendientes. El autocultuvo, prohibido por la norma, es el punto más cuestionado en estos momentos, ya que potencia el mercado negro del tratamiento y limita el acceso de las personas que no padecen epilepsia refractaria, la única que figura en la letra de la reglamentación. Pese a esto, cada vez hay más distritos y provincias que aprueban sus propias leyes, que incluye la posibilidad de la producción estatal. La semana pasada, en la provincia de Corrientes una localidad inició su propio proyecto. Se trata de Goya, que pretende cultivar el cannabis para desarrollar el aceite medicinal de cannabis, comenzando con la plantación experimental en la zona. Goya, según explicaron los responsables del proyecto, tiene muchas ventajas comparativas para el desarrollo de la iniciativa, “ya que hay tierra arenosa, el clima es adecuado y se tiene la experiencia del cultivo de tabaco que se hace en condiciones similares”. De mismo modo, los profesionales a cargo aclararon que hay varios tipos de plantas de cannabis, con distintas propiedades medicinales y efectos distintos, y que la variedad que ellos buscan desarrollar para la fabricación de aceite medicinal no tiene efectos alucinógenos y es la recomendada para afecciones propias de la tercera edad, detallando algunas de las mismas. Como en este caso, muchas iniciativas “saltan” las limitaciones de la ley, y proponen mejorar el acceso de las personas.

Como Goya, el Concejo Deliberante de la municipalidad fueguina de Río Grande aprobó la semana pasada la creación de un banco de cultivo para tratamientos científicos y médicos. La norma establece un Programa Municipal para el estudio, la investigación y el tratamiento del uso medicinal de la planta de Cannabis y sus derivados. La edil impulsora del proyecto, Miriam Mora, explicó que no se trata solo de cultivo, sino de la producción del aceite de cannabis y sus derivados. “Permite realizar registros de usuarios y capacitar a todos los profesionales. Entendemos que con esto ganaríamos mayor soberanía científica y medicinal”, sostuvo en declaraciones periodísticas. Además, a poco menos de tres años de aprobada la ley de uso medicinal, asoma en el Alto Valle de Río Negro el primer proyecto enteramente público para cultivar marihuana en terrenos del Estado, con el fin de desarrollar y conocer mejor las capacidades de la planta, sus aplicaciones y de abastecer a los usuarios medicinales de la zona. Se trata de una idea que se presentó en septiembre a las autoridades nacionales y ya está en marcha. Tiene como protagonista al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) del Alto Valle, que trabajará -en otro hecho inédito- con la ONG cannábica Ciencia Sativa, conformada por científicos y cultivadores expertos de la Patagonia norte.

En el país el único proyecto de cultivo estatal se aprobó en Jujuy, mientras que el que pretende llevar adelante Santa Fe, a través de su laboratorio estatal, sigue esperando autorización. En la provincia del norte argentino, la empresa avanza con el plan piloto de cultivo de cannabis para uso medicinal y tras lograr las primeras germinaciones culminó el montado de nueve invernaderos en los que se podrán propagar hasta 15 mil plantas. En los invernaderos se llevará adelante la producción de plantas madre, la reproducción por medio de esquejes y el crecimiento vegetativo de entre 13 y 15 mil plantas, números que representan la capacidad de esos espacios aunque “aún no hay esa cantidad” de semillas germinadas. Como parte de las obras para el funcionamiento de los invernaderos, se instaló también un sistema de riego e infraestructura eléctrica que complementará a la luz solar. Las críticas de la iniciativa, que son extensivas hasta la propia ley, es que se autoriza el cultivo industrial pero no el personal. Natalia Morales, diputada provincial de Jujuy (FIT), recordó que “luego de dos años de sancionada la ley de cannabis para uso medicinal los familiares siguen reclamando que se legalice el autocultivo, sin embargo el gobierno nacional hace oídos sordos, y sólo avanzó en la reglamentación del cultivo de cannabis para aceite medicinal, necesario para legitimar la producción industrial en Jujuy impulsado por el estado provincial a través de la empresa estatal Cannabis avatara S.E., y garantizar así importantes ganancias a empresas extranjeras que lucran con la salud de quienes más lo necesitan”.