Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 21/11/19

#LuchacontraelSida

Denuncian que perderá estado parlamentario el proyecto que actualiza la ley de Sida

LuchacontraelSida

BUENOS AIRES, noviembre 21: Por falta de tratamiento, volverá a caerse la iniciativa, presentada por organizaciones de pacientes y especialistas de distintas organizaciones. La idea es aumentar la cobertura de medicamentos y otros insumos, tanto para personas con HIV como con hepatitis virales.

#SaludenCrisis
Duro diagnóstico de la titular del PAMI sobre el estado de la obra social nacional: “todo anda mal”
ADJUNTO
BUENOS AIRES, febrero 3: Luana Volnovich habló de la realidad de la entidad, una de las más castigada por el ajuste de la anterior gestión. La dramática situación golpea a las farmacias, que reclaman una millonaria deuda.
#PAMI
Crisis en las farmacias: provincias sin atención de medicamentos de PAMI
ADJUNTO
BUENOS AIRES, enero 10: Es por la deuda que mantiene la obra social. Muchos farmacéuticos decidieron limitar o cortar el servicio, hasta que reciban respuesta a sus reclamos. Se estima que la deuda asciende a más de 600 millones de pesos.
E

l expediente 3550-D-2018, presentado en julio de 2018, busca mejorar la cobertura de medicamentos e insumos para pacientes con HIV y hepatitis virales. Fruto de un largo trabajo de organizaciones de pacientes, este es el segundo intento de actualizar la Ley Nacional de Sida, que fue aprobada a comienzos de los 90, y no contempla avances que se fueron dando tanto en el sector farmacológico como en otras áreas que fueron apareciendo con el tiempo. La norma no fue tratada ni el año pasado ni el actual, y el fracaso de llevarlo al reciento en estos días hace que vuelva a perder estado parlamentario. Sus promotores apuntaron al actual oficialismo, y dijeron que es “lamentable” que no se pueda tratar la ley, producto del “ajuste en salud”.

La nueva ley de VIH, Hepatitis virales e ITS es un proyecto de organizaciones de la sociedad civil, que reclaman una actualización de la norma que rige desde los 90. Por falta de tratamiento, volverá a perder estado parlamentario, a pesar de que el proyecto de ley fue presentado en dos oportunidades consecutivas y que logró el dictamen favorable de la Comisión de Salud. Ambos proyectos plantearon la actualización de la Ley Nacional de SIDA actualmente vigente, que fuera sancionada en 1990. “La población afectada necesita de nuevos instrumentos legales que desde una perspectiva integral y de Derechos Humanos de respuesta efectiva a sus necesidades”, reclamaron los promotores de la iniciativa. “Desde Fundación GEP repudiamos la decisión política del gobierno de no tratar ni aprobar el proyecto, decisión ejecutada por el presidente de la Comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky, que a pesar de verse obligado a ponerlo en tratamiento nunca permitió que se tratara. Es parte de la política de desfinanciamiento a la salud pública y la quita de derechos de estos últimos cuatro años”, sostuvo José María Di Bello, Presidente de Fundación GEP.

La aprobación de una nueva Ley de VIH es una “demanda popular histórica” y así surgió el primer proyecto trabajado en 2015 desde una construcción plural participativa entre las redes de personas con VIH, la sociedad civil, sociedades académicas y científicas, la Dirección de Sida dependiente del Ministerio de Salud de la Nación y contó con el asesoramiento de agencias de Naciones Unidas (ONUSIDA y OPS). Ese primer proyecto fue presentado en 2016 por el Diputado Nacional Jorge Barreto (Frente para la Victoria), y había conseguido un dictamen favorable por la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. “Sin embargo la falta de voluntad política de Cambiemos llevó a la pérdida de estado parlamentario”, dijeron desde Fundación GEP.

Ante tal situación, más de 60 organizaciones integrantes del Frente Nacional por la Salud de las Personas con VIH insistimos en presentar un nuevo proyecto en 2018 que contó con el apoyo de 14 Diputados Nacionales, y que fué impulsado por Fernanda Raverta (FPV), Eduardo Bucca (FPV) y Daniel Arroyo (FR) y que siguió la misma suerte del proyecto anterior. La presidencia de las Comisiones de la Cámara ejercida por los diputados de Cambiemos desoyeron las urgentes demandas sociales y se negaron a dar tratamiento al proyecto de ley. “Hicimos todo lo necesario para que el proyecto de ley avance en su tratamiento: basándonos en el reglamento del Congreso de la Nación, conseguimos que tres diputadxs de cada comisión exigieran el tratamiento inmediato del proyecto de ley. El artículo 109 del reglamento dice expresamente que si hay un proyecto que debe ser tratado por una comisión y su presidente no habilita el espacio, con la firma de tres diputadxs, la comisión tiene la obligación de tratarlo. Sin embargo, los presidentes de las dos comisiones, Daniel Lipovetzky y Luciano Laspina decidieron ignorar una demanda popular”, agregó Di Bello.

“El proyecto daba cuenta del trabajo colectivo de las organizaciones de la sociedad civil, de la articulación y el debate, la respuesta a demandas históricas de los colectivos de personas con VIH y Hepatitis Virales. El proyecto genera políticas públicas específicas para niños, niñas y adolescentes que nacieron con VIH, personas migrantes, usuarixs de drogas, pueblos originarios y hacia a personas que viven en contextos de encierro. Al mismo tiempo, busca que se reconozca un régimen especial de jubilaciones y pensiones para personas con VIH. Busca dar respuesta a los determinantes sociales de la Salud y a las vulnerabilidades crónicas o temporarias de las personas afectadas”, explicó Lorena Di Giano, Directora Ejecutiva de Fundación GEP.

DESCARGA: Documento de la Fundación GEP que explica la importancia de la actualización de la Ley Nacional de Sida.