Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 13/11/19

#CompradeMedicamentos

Gobierno anuncia ahorro de $600 millones por compra conjunta de medicamentos para la hemofilia

CompradeMedicamentos

BUENOS AIRES, noviembre 13: La Superintendencia de Servicios de Salud coordinó la adquisición de tratamientos para este mal, que fueron distribuidos para uso de pacientes del PAMI, IOMA y obras sociales. También se utilizaron en el sistema público.

#Opinión
Antivacunas: la mentira mortal que está causando miles de víctimas
ADJUNTO
BUENOS AIRES, febrero 21: José Manuel Valiñas, columnista de el Universal de México, hace este fuerte alegato a favor de las vacunas, y alerta que el rechazo ideológico “está causando ya cientos, quizá miles de muertes”.
#Opinión
Para tener en cuenta: guía de diferencias entre el ibuprofeno y el paracetamol
ADJUNTO
BUENOS AIRES, febrero 19: Irene Suarez, farmacéutica de los Servicios Técnicos del Consejo General de Farmacéuticos de España, escribe esta guía para conocer las diferencias de estos medicamentos, publicada por el diario La Nación.
L

a hemofilia es una enfermedad de la sangre, que hace que las personas que la padecen pueden sangrar durante un período más prolongado al habitual, ya que su sangre no contiene una cantidad suficiente de factor de coagulación que el resto de las personas. Esto trae como consecuencia que la repetición de sangrados daña en forma permanente las articulaciones, genera lesiones musculares y pone en riesgo la vida del paciente según el lugar donde se genera la hemorragia. Se estima que unas 3 mil personas padecen este problema de salud en la Argentina, para lo cual se utilizan medicamentos que tienen un alto costo por su complejidad. Desde el año 2018, el Estado comenzó una serie de compras conjuntas, junto a integrantes de la seguridad social, para buscar bajar el impacto financiero de estos productos. Según un reciente informe de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), la utilización de este mecanismo permitió ahorra unos 600 millones de pesos, garantizando la cobertura de la mayoría de los pacientes.

La Superintendencia coordina la compra conjunta, que realizan la secretaria de Salud nacional junto al PAMI, el IOMA y distintas obras sociales nacionales. El objetivo es “consolidara las necesidades de los organismos más importantes del sistema de salud”, respecto a la hemofilia. Los medicamentos utilizados son considerados de alta complejidad, y tienen un valor elevado, que impacta en la salud financiera de la seguridad social. La última compra se hizo para personas bajo tratamiento de hemofilia A severa, y se adquirieron fármacos para menores de 18 años que se encontraran en tratamiento de profilaxis. “El 70 por ciento de las partidas fueron destinadas a pacientes de las obras sociales nacionales o sindicales”, informó la SSS.

“Esta histórica compra fue un éxito absoluto que además, permitió un ahorro de inversión de más de 600 millones de pesos, siendo el anterior un hecho menor frente al impacto logrado en otras variables más importante y difíciles de lograr en el sistema de salud argentino, debido a la ya conocida fragmentación del mismo”, destacó la dependencia de salud, que dirige Sebastián Neuspiller. “El hito de la compra conjunta consolidada, aun frente a las adversidades propias del sistema fue todo un éxito, en donde la equidad al acceso del tratamiento, la optimización y la coordinación entre los distintos organismos fue un hecho que aventura un futuro promisorio para la salud de los argentinos más allá de las complejidades existentes y del lugar geográfico donde el paciente se encuentre”, agregó la entidad mediante un comunicado de prensa. Para la Superintendencia, “queda una excelente experiencia en el acceso a tratamientos con equidad y optimización de recursos trabajada en equipo y coordinación que vencieron todas las barreras reales o infundadas que existían al momento de su realización”.

La hemofilia se divide en dos clases, según el factor de coagulación faltante o insuficiente. Por un lado, se encuentra la hemofilia A, que es la más común (Factor VIII), mientras que por otro está la hemofilia B, menos frecuente (Factor IX). "Los pacientes con hemofilia A severa reciben tratamiento de profilaxis continua destinado a disminuir la incidencia de sangrados articulares. En el caso de los pacientes con hemofilia A que desarrollan inhibidores, los tratamientos disponibles son la inmunotolerancia, que consiste en administrar FVIII con el fin de intentar erradicar el inhibidor, y agentes bypasseantes para el manejo de los eventos hemorrágicos y para profilaxis", señaló Daniela Neme, directora de la Fundación de la Hemofilia. En general, es inusual que una mujer padezca hemofilia, aunque puede pasar si el padre tiene la enfermedad y la madre es portadora del gen de la hemofilia. Por el contrario, por la combinación cromosómica del varón, las probabilidades de que tenga la enfermedad se multiplican.