Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 12/11/19
Cannabis

#Cannabis

Cannabis medicinal: el Reino Unido aprueba dos nuevos medicamentos

Cannabis

LONDRES, noviembre 12: Los fármacos Epidyolex y Sativex comenzarán a ser parte del vademécum del Servicio Nacional de Salud (NHS). Se los usa para tratar pacientes con epilepsia severa y esclerosis múltiple.

#Cannabis
Autoridades correntinas destacan la suba de la demanda del cannabis medicinal
ADJUNTO
CORRIENTES, septiembre 3: En la actualidad el Ministerio de Salud Pública de esa provincia atiende la demanda de unos 30 pacientes, que reciben el aceite para tratar epilepsia refractaria y que no cuentan con obra social que se lo cubra. Además, hay consultas para el uso en otras patologías que no están incluidas en la ley, pero que en muchos casos se usan sin supervisión profesional.
#Cannabis
Piden que Nación autorice importación de cannabis para uso medicinal
ADJUNTO
SANTA FE, julio 25: Un legislador pidió al ministro Rubinstein que destrabe la llegada de la droga para producir aceite en el laboratorio provincial.

El Servicio Nacional de Salud (NHS) en el Reino Unido aprobó el uso de dos medicamentos a base de cannabis para ser utilizados en casos de epilepsia severa y esclerosis múltiple (EM), una enfermedad del sistema nervioso que afecta al cerebro y a la médula espinal. Los fármacos Epidyolex y Sativex fueron desarrollados totalmente en el país europeo y recibieron el visto de The National Institute for Health and Care Excellence (NICE), encargado de ofrecer orientación y asesoramiento para mejorar la atención social y de salud en Reino Unido.

Con su aprobación oficial los médicos de todo Reino Unido (Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte) podrán recetar Epidyolex a niños con dos tipos de epilepsia severa: los síndromes de Lennox Gastaut y de Dravet, que suelen provocar múltiples convulsiones al día. Ensayos clínicos realizados al Epidyolex demostraron que la solución oral, que contiene cannabidiol (CBD), el segundo ingrediente activo más frecuente de la marihuana, podría reducir la cantidad de convulsiones hasta en 40.0 por ciento en algunos niños.

Epidyolex, aprobado para su uso en Europa en septiembre, fue rechazado inicialmente por el NICE por considerar que había gran disparidad entre calidad-precio pues tenía un costo de entre cinco mil y 10 mil euros por paciente cada año, aunque el fabricante acordó un precio más bajo con el NHS. Se estima que tan sólo en Inglaterra hay tres mil pacientes con síndrome de Dravet (SD), una epilepsia hereditaria que generalmente deriva en discapacidad motora y cognitiva, y cinco mil con el de Lennox Gastaut, una epilepsia criptogénica o sintomática compleja, rara y grave que se presenta en niños de tres a cinco años, aunque puede persistir hasta la edad adulta.

El segundo medicamento, Sativex, es un spray bucal que contiene una mezcla de tetrahidrocannabinol (THC), uno de los 113 cannabinoides identificados en la cannabis y principal componente psicoactivo, y cannabidiol (CBD), componente esencial de la marihuana medicinal. Sativex ha sido aprobado para tratar la rigidez muscular y los espasmos, conocidos como espasticidad, en casos de esclerosis múltiple (EM), aunque los médicos británicos también podrán recetar para tratar casos de extremo dolor. El fármaco fue el primero a base de cannabis que obtuvo licencia en el Reino Unido, después de ensayos clínicos y de haber estado disponible en la región de Gales desde 2014 con un costo de unos dos mil euros al año por paciente.

La aprobación de los dos medicamentos a base de cannabis se logró gracias a la modificación de una ley en noviembre de 2018 que permite a médicos especialistas recetar medicamentos a base de cannabis, en ciertos casos, incluidas ciertas epilepsias y EM. De acuerdo con la Secretaría de Salud, la epilepsia afecta a por lo menos dos millones de personas en México, la mayoría niños y adultos mayores de 60 años, mientras que la EM, una enfermedad neurodegenerativa progresiva del sistema nervioso central que causa pérdida de la motricidad y de las habilidades cognitivas, la padecen unas 20 mil personas.