Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 6/11/19
ResistenciaBacteriana

#ResistenciaBacteriana

Científicos argentinos alertan que la mitad de los antibióticos “se emplea de manera errónea”

ResistenciaBacteriana

BUENOS AIRES, noviembre 6: Una investigación de tres argentinos determinó cómo una proteína lea permite a las bacterias evitar el accionar de los antibióticos, y así volverse resistente. Alertan sobre el uso indebido de estos medicamentos.

#ResistenciaBacteriana
“Impulsamos una iniciativa para financiar la investigación de nuevos antibióticos”
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 8: Lo dijo el Secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azar, que visitó el país en el marco de la cumbre sanitaria dentro del G20.
#ResistenciaBacteriana
Resistencia microbiana: múltiples actividades en el país para fomentar el uso racional de antibióticos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 22: En el marco de la denominada la Semana Mundial de Concientización sobre el Uso de los Antibióticos las provincias realizan actividades para frenar este flagelo, que según la OMS será la principal causa de muerte en el año 2050.

Hace unos días, la revista Nature Communications publicó un trabajo de tres científicos argentinos que analizan como una proteína ayuda a las bacterias a “esquivar” el accionar de los antibióticos, lo que las hace resistentes. El flagelo de estas “súper bacterias” genera que cada vez más infecciones se vuelvan mortales, al punto que en el año 2050 serán la causa principal de muerte en el planeta. Pero el descubrimiento de Alejandro Vila, Carolina López y Lisandro González abre la puerta a un nuevo abordaje contra esta problemática. En este contexto, los investigadores aseguran que la mitad de estos medicamentos se emplea de manera errónea”, lo que fomenta la resistencia. En una entrevista con el diario Página/12, Vil sostuvo que “el 60 por ciento de los antibióticos en el mundo se utilizan en ganadería y del 40 restante que están destinados a la salud humana”. Además, reveló los detalles de la investigación inédita que realizaron y que puede ser una solución a la resistencia.

Los tres investigadores del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR) y el CONICET dieron detalles al matutino porteño sobre su hallazgo. “Nosotros trabajamos para entender cómo actúa NDM (la Metalo-beta-lactamasa de Nueva Delhi), una proteína que se ha diseminado en todo tipo de bacterias patógenas y oportunistas y se ha vuelto capaz de resistir a cualquier antibiótico de última generación”, sostuvo Vila. Esta enzima, afirma, “se descubrió cuando una persona escandinava viajó a India a hacerse una cirugía estética de bajo costo. Cuando regresó a su país tuvo una infección bacteriana y murió”. El hecho sucedió en 2008 y en tan solo tres años se diseminó en más de 100 países; incluso, en Pakistán no solo la hallaron en bacterias patógenas sino también en agua potable.

“La mitad se emplea de manera errónea para afecciones virales. Esta situación no hace más que seleccionar a las mejores y abrir paso a las ‘súper bacterias’”, alertó Vila. “Antes de las guerras mundiales la principal causa de muerte eran las infecciones bacterianas. Estamos volviendo a la era pre-antibiótica. Cuando, a principios del siglo XXI, mejoró la calidad de vida, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer dominaron el podio. Sin embargo, de acuerdo a los últimos informes de la Organización Mundial de la Salud(OMS), estamos volviendo al pasado”, agregó el investigador. Desde el punto de vista de la ciencia básica, insistió, “lo que podemos hacer es tratar de entender sus mecanismos de diseminación para que las estrategias terapéuticas tengan mejores resultados. Pertenecemos, actualmente, a un consorcio internacional que diseña inhibidores que procuran frenar las acciones de NDM. Todavía estamos en una fase de laboratorio (preclínica) pero existen muy buenas perspectivas”

-¿Y cómo ingresa la política en todo esto?, preguntó Página/12. -Las políticas públicas no solo son necesarias sino que son fundamentales. Debe haber un control en el uso de antibióticos en ganadería porque se emplean, en muchos casos, de manera preventiva y para favorecer el crecimiento de los animales. Diseminar antibióticos en el ambiente, lo único que hace es seleccionar bacterias más resistentes. Por otro lado, debe existir una regulación en la venta libre que realizan las farmacias; es antipático que diga esto y lo sé pero nadie debería poder comprarlos sin recetas. No es correcto automedicarse, al tiempo que es obligatorio respetar las dosis y los tiempos que los profesionales de la salud estipulan. Por último, y conectado con ello, sería muy importante tener más conciencia ciudadana, esto es, tratar de conocer un poco más lo que los médicos nos recetan porque en muchos casos, no faltan aquellos que “nos dan antibióticos por las dudas” cuando no los necesitamos. En definitiva, también precisamos un cambio en la concepción cultural del asunto.