Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 25/10/19
EnfermedadesTrasmisibles

#EnfermedadesTrasmisibles

Brasil, una amenaza sanitaria para las provincias del litoral

EnfermedadesTrasmisibles

BUENOS AIRES, octubre 25: El brote de fiebre amarilla en ese país se extiende desde 2016, por lo que Corrientes cree inevitable que haya casos en su territorio. En tanto, en Misiones crece la preocupación porque del otro lado de la frontera ya se dieron los primeros casos autóctonos del virus zika, enfermedad que comparte mosquito trasmisor con el dengue.

Con sus playas caribeñas y su espíritu de carnaval, Brasil suele ser sinónimo de vacaciones y diversión para los argentinos. Pero en el litoral, en los últimos tiempos también significa alerta y preocupación. Es que el país vecino es mucho más que su costa. En la zona fronteriza con el país, los reiterados brotes de enfermedades trasmisibles se volvieron un foco de alarma sanitaria, que con los años fue empeorando. Como ejemplo, en suelo brasilero se da el peor brote de sarampión de la región, con números incluso superior a la Venezuela en crisis. Además, desde hace un tiempo la fiebre amarilla circula de manera regular, y las enfermedades trasmitidas por el mosquito Aedes, como el dengue, tiene grandes brotes en especial en verano. Por esto, provincias como Corrientes y Misiones trabajan para realizar “barreras sanitarias” en sus fronteras, y evitar que los males lleguen a nuestro país, una tarea nada sencilla.

La preocupación por los brotes de enfermedades en Brasil son tema prioritario en la agenda de las provincias del litoral. En Corrientes, por ejemplo, aseguran que los brotes de sarampión y fiebre amarilla que se registran en el país vecino son una amenaza para los habitantes de esa provincia. “Estamos trabajando en actividades de prevención no sólo en capital, también en el interior, sobre todo en la frontera. Las tareas más informativas se están dando en las escuelas y además nos hemos acercado a clubes deportivos”, indicó el jefe del Programa Provincial de Control de Enfermedades Vectoriales de Salud de Corrientes, Luis Insaurralde. En este sentido, sostuvo que “estamos en alerta por los casos de fiebre amarilla, por los últimos reportes en Brasil. Creemos que a principios del año próximo se estarían reportando los primeros casos en el país. Hay en el estado de Santa Catalina por eso nuestra estimación”, expresó. Frente a este contexto, dijo que la mejor prevención es la vacunación y que es aún más aconsejable en personas que van a viajar en estas vacaciones de verano a Brasil. “La mejor forma de evitar casos o que sean menos de lo estimado es con la aplicación de la dosis antiamarílica sobre todo en las personas que van a viajar a los estados endémicos”, indicó Insaurralde al diario local El Litoral.

En la zona, Nación y las provincias comenzaron a diagramar un “escudo sanitario” para frenar la llegada del sarampión y la fiebre amarilla, vacunando a la población potencialmente en riesgo. En este sentido, el funcionario correntino remarcó que “a partir del año pueden vacunarse contra la fiebre amarilla y hasta los 60 años, quienes estén fuera de este grupo deben aplicarse si presentan prescripción médica que lo indique. La vacuna está disponible todo el año y en los centros de salud de la provincia”. En el litoral, esta inmunización es parte del Calendario Oficial. Según Insaurralde, el mayor riesgo de contagio se da por la picadura de un mosquito infectado en zonas de transmisión activa, mayoritariamente por incursión del hombre en zonas selváticas. “La vacunación es necesaria para todas las personas que acudan a zonas de riesgo con las restricciones específicas para embarazadas y niños recién nacidos; los programas de control de mosquitos en zonas selváticas no son factibles; el riesgo de transmisión en zonas urbanas se ha reducido con el control del Aedes aegypti, pero el riesgo se mantiene”, dijo.

En tanto, Misiones también trabaja para evitar que los males brasileros traspasen la frontera, en especial cuando se acaban de confirmar los tres primeros casos autóctonos del virus zika, un “primo” del dengue que se trasmite por el mismo mosquito. Según informan autoridades sanitarias de esa provincia en Foz de Iguazú, al límite con la ciudad misionera de Puerto Iguazú, ya se registraron casos de este mal. Desde el Ministerio de Salud Pública de la provincia dijeron estar al tanto de los cuadros, pero los calificaron como “casos puntuales” y agregaron que “todo Brasil tiene caso de zika y circulación viral”. Asimismo, señalaron que por el momento no lanzarán ningún tipo de alerta. Los casos fueron registrados el mes pasado pero confirmados recién esta semana mediante los análisis de laboratorio, y publicados en el Boletín Oficial del Control Epidemiológico sobre Enfermedades Transmitidas por el Mosquito Aedes aegypti, de la Secretaría de Salud (Sesa) de Brasil.

Los tres pacientes fueron medicados, tratados y ya gozan de buena salud, según indicaron los profesionales de la salud del vecino país. Los afectados son dos adultos hombres y una mujer no gestante residentes de Foz de Iguazú, que tuvieron síntomas de fiebre y dolores en el cuerpo durante dos días, pero después de tomar la medicación correspondiente se recuperaron. “El gobierno del estado de Paraná ha capacitado profesionales para el manejo clínico del dengue, chikungunya y zika con los 22 departamentos regionales de salud y salud municipal. Nuestro objetivo es que el diagnóstico y el tratamiento sean seguros y eficientes. Pero es necesaria la colaboración de todo Paraná en la adopción de medidas preventivas para combatir el Aedes aegypti. Necesitamos eliminar los viveros que se forman en contenedores que acumulan agua estancada en patios traseros, negocios y terrenos vacíos”, sostuvo Beto Preto, secretario de Salud de Paraná.