Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 23/10/19
Hantavirus

#Hantavirus

Luego del brote fatal, en Epuyén piden medidas para evitar nuevos casos de hantavirus

Hantavirus

BUENOS AIRES, octubre 23: En esa localidad de la provincia de Chubut aseguran que no existen protocolos para atender casos de esta enfermedad, que el verano pasado se cobró la vida de 11 personas y mantuvo a una parte de la población en “cuarentena sanitaria”. Desde el Ministerio de Salud provincial dicen que trabajan en las medidas preventivas.

#Hantavirus
El uso de un medicamento antiviral en pacientes con hantavirus mostró buenos resultados
ADJUNTO
BUENOS AIRES, marzo 11: Cuatro pacientes durante el brote del sur del país fueron tratados con ribavirina, y mostraron signos de recuperación sin necesidad de recurrir a la terapia intensiva ni a respiración asistida.
#Hantavirus
Alerta en Provincia por un posible brote de Hantavirus
ADJUNTO
LA PLATA, febrero 26: Se confirmaron al menos 17 casos en el interior bonaerense, incluyendo un caso fatal. Las autoridades sanitarias descartan una epidemia, pero admiten aumento de casos.

Con 11 muertos y una treintena de contagios, el brote de hantavirus que azotó al sur del país a fines del año pasado fue uno de los más importantes de la enfermedad. La situación generó una “cuarentena sanitaria”, un aislamiento que buscó frenar el contagio interhumano, una de las novedades de la situación vivida. Con epicentro en la localidad de Epuyén, en Chubut, el brote mantuvo en vilo a la zona patagónica por casi tres meses, y generó cruces entre Nación y las provincias por las medidas preventivas y de contención tomadas. Casi un año después, y con la temporada alta en materia de circulación viral de la enfermedad, los habitantes de la región aseguran que no existen protocolos para evitar un nuevo brote, ni medidas sanitarias para que otra vez no se sufra una situación de crisis.

El reclamo de los vecinos Epuyén, en la provincia de Chubut, apunta a la falta de medidas concretas a casi un año del brote de hantavirus. Según sus testimonios, no existe un plan de contingencia, ni medidas previas a la aparición del mal, que contagian los roedores y que tiene gran incidencia en las zonas rurales de esa provincia y las vecinas, como Río Negro. "Nos estamos acercando a la fecha donde puede haber casos de hantavirus y en el hospital aún no hay un protocolo formal de cómo se debe atender a un paciente febril, más allá del uso de barbijo que fue como una práctica que surgió como investigación de los vecinos pero no está instalado como una obligación", dijo Patricia Dambielle, docente, pobladora de Epuyén. "Queremos que Salud se haga responsable de lo que pasó y de cómo van a seguir para adelante", resaltó.

Otra docente, Fabiola Salerno Schmuck, sostuvo que “el dolor es inmenso, algunos estamos aquí en esta Mesa organizándonos ante la indiferencia del gobierno provincial". La mujer se contagió hantavirus por contacto interpersonal y tras 40 días en terapia intensiva lo superó. "Muchos vecinos tratan de recuperarse de sus pérdidas, sus familiares y amigos fallecidos y otros, todos en realidad, están afectados por las cuestiones económicas de un pueblo que mueve gran parte de su economía del turismo", dijo Schmuck. "Gracias a Dios, nadie de mi familia adquirió el virus, mi hija de 8 años que vive conmigo, no lo adquirió", dijo la docente, que desarrolló un proyecto para que se instale la mesa interinstitucional que funcione con participación de todas las fuerzas vivas del municipio para poder conformar los protocolos de actuación para cada institución y lograr que esos protocolos puedan ser llevados adelante a través de la bajada de recursos.

El brote de hantavirus comenzó a fines de noviembre del 2018, en una zona rural de Epuyén. Allí, una familia festejó un cumpleaños en un galpón, punto de inicio del drama que costó 11 vidas y un aislamiento de una parte del pueblo. Además, la psicosis se extendió a toda la región, suspendiendo festivales y mermando el flujo turístico. Sobre las medidas tomadas este año, Teresa Strella, de la dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud de la provincia del Chubut, sostuvo que desde fines de agosto se encuentran en proceso de organización los circuitos de admisión, abordaje y derivación de los casos potenciales de hantavirus, con reuniones coordinadas con los hospitales de la Comarca. "También se avanzó en conversaciones con el nivel nacional para la concreción de la instalación del diagnóstico de PCR en el laboratorio del Hospital Zonal Esquel", indicó Strella. La profesional informó que en las próximas semanas se concretará la capacitación para el uso de las camillas de aislamiento adquiridas en el contexto del brote, y la distribución de equipos de filtros para las habitaciones eventualmente destinadas a aislamiento, a vez que se planifica una campaña comunicacional para informar a la comunidad. "Lo importante es destacar que el trabajo fundamental para evitar la ocurrencia de nuevos brotes o de casos de hantavirus de transmisión interhumana es poner todo el esfuerzo en evitar los casos de exposición ambiental", manifestó Strella.

Loreley Valle fue una de las víctimas fatales de aquel brote. Facundo Quiroga, su compañero, remarca que al día de hoy “la situación del sistema de salud está peor que hace un año y el ministerio de Salud no ha establecido protocolos de acción y prevención por el contagio interpersonal". "Lamentablemente el sistema nos falló, por negligencia, por falta de insumos, porque nos mintieron, por la temporada turística, por lo que sea", enfatizó. Valle se contagió el virus cuando acompañó a su padre en la terapia intensiva del Hospital Zonal de Esquel. "La verdad que no es fácil seguir, particularmente en mi familia se lo vive como un vacío, una ausencia muy grande", manifestó Mailen Valle quien estuvo 40 días en aislamiento, perdió a su padre y a dos hermanas en menos de un mes. Hace unas semanas se pusieron placas en memoria de las víctimas y árboles frutales para recordarlos. "Cuesta seguir, van acercándose las fechas y el temor de revivir todo lo que pasó está presente", concluyó la pobladora.