Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 17/10/19
Aborto

#Aborto

El uso del misoprostol bajó en Santa Fe las internaciones por abortos incompletos

ADJUNTO
Aborto

SANTA FE, octubre 17: Según datos de la salud de esa provincia, desde que se usa este tratamiento en el sistema sanitario bajaron un 98 por ciento de las internaciones por abortos clandestinos. Además, bajó la mortalidad en mujeres que se hacen una intervención. La versión pública permite además bajar el valor que se paga.

#COFA
Unidad en la COFA: se eligieron las autoridades para el período 2019-2022
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 14: María Isabel Reinoso seguirá presidiendo la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), según lo determinó la asamblea anual realizada esta semana.
#AccesoalosMedicamentos
Alertan sobre los problemas de acceso a los medicamentos de buena parte de los jubilados
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 14: Distintos estudios afirman que los trabajadores pasivos son los más afectados por la crisis que genera el desplome de la venta de tratamientos.

En todo el planeta, el misoprostol se popularizó para realizar abortos seguros. Por el trabajo de las organizaciones feministas, desde el año pasado el tratamiento fue incluido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su lista de medicamentos esenciales, otro respaldo para interrumpir embarazos hasta la semana 12. En el país, el fármaco fue autorizado para su venta en farmacias bajo receta, y se comenzó a producir una versión nacional (del Laboratorio Domínguez) y una estatal (del LIF de Santa Fe). Esta última iniciativa se cristalizó en septiembre pasado, y permite la distribución en el sistema público de esa provincia. Los primeros resultados del uso de este medicamento generan entusiasmo entre los funcionarios y especialista. Es que según se difundió, en territorio santafecino bajó casi un 100 por ciento las internaciones por abortos incompletos. Además, se bajó la mortalidad de las mujeres por este tipo de intervenciones clandestinas.

El uso del misoprostol producido por el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) comenzó el mes pasado, y busca bajar el valor que se paga por el medicamento. Pero el sistema estatal usa el tratamiento de antes, y hasta el momento dio buenos resultados. Según publican medios locales, la incorporación del misoporstol significó “un descenso de 98 por ciento de las internaciones por complicaciones ligadas a abortos”. Hasta 2012, agrega la información, las mujeres llegaban los hospitales con abortos incompletos y “tenían un 80 por ciento de posibilidades de morir”. “Desde que recetan misoprostol no hubo más muertes por abortos clandestinos. El medicamento bajó los riesgos, los costos de internación y llevó a la mortalidad cero”, informó el portal El Ciudadano.

El LIF es el primer laboratorio público de Argentina que fabrica misoprostol. El resto de la producción está en manos de los privados Beta y Domínguez. Beta hace el Oxaprost que está combinado con diclofenac y no está indicado para interrumpir el embarazo, sino para problemas gástricos. La caja vale más de 6.700 pesos. A mediados de 2018 Domínguez fue autorizado a hacer el Misop y por primera vez la Anmat reconoció el uso ginecológico. A diferencia del Oxaprost, el Misop es misoprostol puro y vale 4.200 pesos. En tanto, la distribución es gratuita y el costo de fabricación de la versión estatal representa un 35 por ciento del valor de los productos comerciales de laboratorios privados. Por ahora, estará disponible en la salud pública de Santa Fe pero podrá llegar a otras provincias si obtiene una autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). Este medicamento abarca los formatos oral y vaginal. Fabricar los primeros 2 lotes tuvo un costo de 73 pesos por comprimido, un 80 por ciento menos del valor de los productos comerciales de laboratorios privados.

Entre los métodos para abortar, el misoprostol es considerado uno de los más seguros porque permite hacer la práctica de manera ambulatoria. Significa que no es necesaria la internación y que la persona gestante puede elegir el momento y el lugar sin pasar por un quirófano como pasa con el raspaje, un método que requiere anestesia total y que la OMS recomienda no usar desde 2002. En Argentina muchos médicos y médicas aún lo usan. El otro método seguro es la Aspiración Manual Endouterina (Ameu), que tampoco necesita internación y se hace con anestesia local.