Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 17/10/19
Sarampión

#Sarampión

Vuelve la puja de las provincias con Nación por las vacunas: faltan dosis de la triple viral

ADJUNTO
Sarampión

BUENOS AIRES, octubre 17: Algunos funcionarios provinciales apuntaron a la falta de previsión de la secretaría de Salud nacional para la compra la vacuna que previene el sarampión, en medio del peor brote de la enfermedad en dos décadas.

#SeguridadSocial
El gobierno establece más controles para prepagas que pierden afiliados
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 7: Una resolución de la Superintendencia de Servicios de Salud obliga a las empresas a notificar cada cuatrimestre sobre la baja o merma de sus afiliados.
#Vacunación
Alerta sarampión: siguen apareciendo casos y hay temor por la baja en la vacunación
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 12: El último reporte oficial habla de 48 casos, una cifra que podría aumentar en la temporada de vacaciones. La baja en los porcentajes de inmunización preocupa a los especialistas.

La secretaría de Salud nacional confirmó que ya son 35 los casos de sarampión en el país, convirtiendo al brote en el más importante de las últimas dos décadas. Ante esta situación, los funcionarios tomaron algunas medidas para fomentar la vacunación de la población, la forma más efectiva de prevenir la enfermedad. En medio de esta situación, en algunas provincias volvió el fantasma del faltante de las dosis, algo que enfrentó fuertemente a Nación con los gobiernos provinciales. Hace unas semanas, al menos 15 provincias firmaron un duro documento donde acusaron al gobierno nacional de falta de previsión en el suministro de las vacunas que forman parte del Calendario Oficial. Ahora, apuntaron a la compra de la triple viral, que inmuniza contra el sarampión. La denuncia puso en alerta a los especialistas, que vienen remarcando que la inmunización está por debajo de los porcentajes recomendados.

La primera denuncia por faltante de la triple viral la realizó el Ministerio de Salud de Salta, que apuntó a la falta de previsión en la compra de las dosis. En este sentido, en declaraciones a la prensa local, el titular de la cartera sanitaria Roque Mascarello dijo que este problema ya se había advertido, y responsabilizó al gobierno nacional por la demora en el envío de vacunas. “Por ley está la obligatoriedad del Estado nacional de cumplir con el calendario de vacunación que es modelo en el mundo. Existen 20 vacunas en carácter de obligatorias por parte del Estado nacional que tiene la responsabilidad por cuenta y orden de cada una de las provincias de enviar las vacunas”, sostuvo. El funcionario aclaró que esto no es un regalo que hace la Nación sino que luego se lo descuenta a cada provincia según la cantidad enviada.

Sobre el aumento de casos de sarampión, Mascarello dijo que “el resultado de la demoras en la compras de dosis se ve ahora. Se demoraron en la provisión de las vacunas y se perdieron esquemas de vacunación”. Recordó que las consecuencias en la desinversión en algo tan básico como la vacunación fue advertida tanto por él como por sus pares de otras provincias a la Nación, en reiteradas oportunidades. “El resultado está a la vista para que quede claro quien decía la verdad. La Argentina estuvo diez años y a punto de certificar como país libre de sarampión y lamentablemente por esta actitud displicente o el término que le quieran poder se demoraron en enviar las vacunas. También apuntó a la moda irresponsable de gente que decide no vacunar a sus hijos, pero insistió en que la responsabilidad mayor de los casos de sarampión que volvieron a aparecer es del gobierno nacional. “El sarampión no es una enfermedad banal, puede llevar a la muerte. La gente tiene que tomar conciencia que las vacunas son un elemento imprescindible en el proceso de prevención de la aparición de enfermedades”, advirtió Mascarello.

La denuncia del funcionario salteño coincidió con la aparición de nuevos casos, vinculados a la falta de vacunación. En este sentido, en Santa Fe el Ministerio de Salud provincial detectó cada vez con mayores objeciones en vacunatorios y consultorios. Si bien la tendencia es difícil de cuantificar, “con diferentes argumentos, la prevalencia de estas actitudes es cada vez más mayor”, admitió la coordinadora de vacunación de la región sur de la provincia, Soledad Guerrero. La resistencia no es sólo de los pacientes, sino incluso de profesionales. “La inoculación es una herramienta fundamental para evitar la reintroducción de una enfermedad a una región”, señaló la especialista y puso como claro ejemplo el actual brote de sarampión.

Es más, la ministra de Salud, Andrea Uboldi, recordó que “en 2010, luego de brote de gripe A, no alcanzaban las vacunas”; sin embargo, desde entonces el número de personas que se colocan la dosis cada temporada descendió drásticamente, incluso entre quienes la tienen indicada por ser población de riesgo. “Cuando disminuye el miedo, cae la vacunación”, aseguró Uboldi. La información en redes sociales, posturas filosóficas y religiosas, argumentos poco científicos, efectos adversos, el querer “evitar elementos extraños al organismo” y el pensar que “vivir en un ambiente saludable” es suficiente, son algunas de las posturas que tanto Guerrero como Uboldi admitieron que se escuchan cada vez más, incluso cuando se trata de dosis del calendario oficial y por tanto, obligatorias. La ministra aclaró que “Argentina no tiene, como sucede en Europa, fuertes movimientos antivacunas, grupos muy fundamentalistas y generalmente de un alto nivel educativo y socioeconómico”, y rescató “el vínculo de confianza que hay en la población que se relaciona con los centros de salud”.