Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 14/10/19
SeguridadSocial

#SeguridadSocial

Obras sociales provinciales alertan que “está quebrado” el sistema de salud actual

ADJUNTO
SeguridadSocial

BUENOS AIRES, octubre 14: Lo dijo el secretario del Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA), Fernando Cañete. Uno de los temas que más preocupa es el precio de los medicamentos, que suben por encima de la inflación.

#SaludenCrisis
Crisis en la secretaría de Salud: Rubinstein se fue defendiendo el protocolo de abortos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 22: Este viernes le envió una carta al presidente donde confirmó su alejamiento, luego una jornada de especulaciones. Para el ahora ex funcionario, el protocolo “le daba a esta actualización le entidad jurídica y normativa que varias provincias reclamaban”. El propio presidente lo criticó por la decisión.
#LuchacontraelCancer
Llega al país un medicamento que mejora la tasa de sobrevida en pacientes con cáncer de próstata
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 19: Las autoridades sanitarias aprobaron el uso de apalutamida en hombres con ese tumor que no responden al tratamiento hormonal convencional.

La crisis económica afecta a todos los sectores del país, pero tiene especial incidencia en el sistema sanitario. Desde hace un tiempo que los distintos actores de la seguridad social alertan que por la suba de insumos y la falta de recursos se vive una situación compleja, que puede colapsar en cualquier momento. Las obras sociales provinciales fueron más allá y hablan de un “sistema quebrado”, lo que podría dejar sin atención sanitaria a millones de agentes estatales en todo el país. Así lo dijo Fernando Cañete, secretario del Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA) y titular del Directorio del IOSPER, la entidad estatal de Entre Ríos. “El sistema de salud actual está quebrado y si no cambiamos las reglas del juego, seguirá así. El costo de la crisis actual impacta en la calidad del servicio y esto lo paga la gente, sea por el aumento en el gasto de bolsillo o por la baja calidad de las prestaciones”, sostuvo durante el fin de semana.

“Esta situación es inadmisible y limita, cuando no priva, el acceso a la salud de la población”, aseveró, por lo que consideró que “es fundamental desarrollar un sistema integrado y federal basado en acuerdos, diálogo y consenso”. Cañete, que integra el consejo de COSSPRA en representación de IOSPER, aseguró que “la problemática que hoy enfrentan las obras sociales provinciales (OSP) es de larga data; pero en este contexto se agudizó como consecuencia de la situación económica nacional y de la inflación, ya que afecta la posibilidad de compra que tenemos las obras sociales provinciales (OSP) y las prestaciones”.

“Sumado a eso, una de las variables que las OSP no podemos controlar es el precio de los medicamentos. No solo los de alto precio, sino también los ambulatorios, que han sufrido -de acuerdo con algunas marcas y moléculas- aumentos que superan a la inflación y que no se justifican por la devaluación del dólar. Todo lo dolarizado se ha disparado a precios que no podemos seguir pagando, por lo que buscamos estrategias para hacerle frente a esta realidad”. El secretario de COSSPRA agregó que “desde las OSP venimos trabajando en los últimos años para tener información acerca del costo que las obras sociales tenemos respecto a la cobertura en medicamentos y de patologías de alto precio -ya sea en medicamentos, prácticas o insumos específicos-”.

La entidad que reúne a las obras sociales provinciales avanzó en propuestas para tener un organismo que controle o regule los precios de los medicamentos en el país, rol que escapa a las OSP. “Consideramos que debe ser una unidad o una agencia quien lo lleve adelante, y que nos permita tener una idea sobre los precios de medicamentos a nivel local y saber que éste es acorde al que paga toda la región”. La entidad que nuclea a las obras sociales provinciales del país admitió que “es un camino a construir, más allá de lo que podamos hacer o las regulaciones que alcancemos en conjunto, que hoy son insuficiente frente a las necesidades reales. Es fundamental desarrollar un sistema integrado y federal basado en acuerdos, diálogo y consenso. El control de precios de insumos y la regulación de los mismos, la revisión de la legislación, la evaluación de tecnología y el seguro de alto costo deben ser elementos clave para transformar y consolidar el sistema de salud que la Argentina necesita”.

Ante la crisis que se vive en el sector aludo, la semana pasada el gobierno nacional decidió realizar beneficios para dos sectores: las obras sociales y las clínicas. A las primeras les giró los prometidos recursos del llamado Fondo Solidario de Redistribución, que entrega recursos a las entidades. Además, confirmó beneficios impositivos para sanatorios y otros integrantes del sector privado, luego que la entidad que nuclea a los prestadores alertaron de un inminente colapso de la atención por la falta de pago de la seguridad social, y la suba de los insumos, la mayoría importados.