Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 7/10/19
DEHoy

#DEHoy

Se suma un proyecto que busca de declarar al medicamento como “bien público de acceso social”

ADJUNTO
DEHoy

BUENOS AIRES, octubre 7: La iniciativa del bloque del Frente para la Victoria-PJ se suma a las iniciativas legislativas que buscan poner un freno a la suba de tratamientos y el creciente problema de acceso que genera.

#SaludenCrisis
Crisis en la secretaría de Salud: Rubinstein se fue defendiendo el protocolo de abortos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 22: Este viernes le envió una carta al presidente donde confirmó su alejamiento, luego una jornada de especulaciones. Para el ahora ex funcionario, el protocolo “le daba a esta actualización le entidad jurídica y normativa que varias provincias reclamaban”. El propio presidente lo criticó por la decisión.
#ResistenciaBacteriana
Informe conjunto de la OPS y entidades del país sobre resistencia bacteriana
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 22: En el marco de las actividades por la semana de lucha contra el abuso de antibióticos, la oficina local de la entidad internacional realizó una jornada de análisis respecto de la problemática. Destacaron el acuerdo con el Reino Unido para potenciar las tareas en el sector animal y humano para hacer uso responsable de los antibióticos.

Desde que la “mega devaluación” disparó el precio de los medicamentos, las farmacias argentinas alertan sobre un grave problema de acceso a los tratamientos por parte de la población. Por esto, se viene reclamando que se declare al país en “emergencia farmacológica”, y se instrumenten mecanismos para garantizar que los tratamientos lleguen a todos. Uno de los elementos que se baraja es congelar el precio de una canasta de fármacos esenciales por 180, pero las negociaciones con los laboratorios fracasaron, por lo cual por el momento no hay posibilidades de ponerlo en marcha, al menos en breve. Otra alternativa es que se declare como “bien social” a los productos, como busca hacer un nuevo proyecto que llegó al Congreso de la mano del bloque del Frente para la Victoria. El mismo profundiza la segunda medida, y declara bien público de acceso social” a los tratamientos esenciales. Los precios por le momento siguen por encima de la inflación.

El proyecto para garantizar el acceso a los medicamentos los presentaron los diputados Agustín Rossi, Carlos Castagneto, Guillermo Carmona, Nanaluz Carol y Jorge Romero del Frente para la Victoria-PJ y Racaeli Ferreyra del movimiento Evita. Además, es firmante Julio Solanas, quien ya había presentado una iniciativa similar por su cuenta. El mismo pide declarar “el medicamento como bien público, y de esta manera llamar “la emergencia farmacológica”. Para esto, se reconoce “a los medicamentos, a partir del principio de derecho a la salud y a la vida, la naturaleza de bien público y de acceso social”. “El Estado Nacional deberá garantizar a la población el acceso a los bienes y servicios básicos para la conservación de la salud, a cuyo efecto deberá asegurar la disponibilidad de medicamentos en todo momento, en las formas y cantidades necesarias y a precios asequibles”, insiste el artículo 2° de la propuesta.

Según la iniciativa, el Poder Ejecutivo nacional “deberá garantizar el acceso a los beneficiarios del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados y del Sistema Nacional del Seguro de Salud, de las prestaciones médica esenciales y medicamentos, disponiéndose la suspensión de toda disposición por la cual que imponga alguna restricción para su acceso”. Además, se incluye en el plan “los sectores más vulnerables de la sociedad, en especial a los niños, niñas y adolescentes y l los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo para Protección Social”. Esto, genera la declaración de la “emergencia farmacológica y de medicamentos en todo el territorio nacional por el plazo de un año a partir de la entrada en vigencia de la presente ley, el cual podrá ser prorrogado por la autoridad de aplicación”. En ese plazo, se suspenderán los aumentos de los tratamientos esenciales.

“El Poder Ejecutivo nacional determinará la autoridad de aplicación, la cual deberá impulsar todas las medidas y acciones necesarias a fin de dar cumplimiento al objeto de la presente. La autoridad de aplicación deberá elaborar de una lista nacional de medicamentos esenciales, seleccionados en función de su relevancia en salud pública, basado sobre evidencias de eficacia y seguridad y respaldado por estudios comparativos de costo-efectividad”, finaliza el proyecto.

Declarar por ley la “emergencia farmacológica” es una alternativa ante el fracaso de las negociaciones que intentó el gobierno nacional para frenar la suba de precios. Durante el fin de semana se confirmó que al final no habrá congelamiento de precios de los medicamentos, ya que desde la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA) hablaron de la imposibilidad de tomar esta medida. “Es imposible congelar precios, cuando el dólar tuvo un salto del 27 por ciento, se disparó la inflación, y hay tasas de interés por las nubes, entre varias situaciones”, destacaron fuentes de la cámara empresarial que nuclea a las empresas de bandera nacional, citadas por BAE Negocios.

Paralelo con esto, el precio de los medicamentos se mantiene en alza, incluso por encima de los índices de inflación, generando un problema de acceso. “El incremento de precios por sobre el avance en el nivel de ingresos determinó que el poder de compra de una canasta representativa de medicamentos cayera un 36,6 por ciento en relación al salario mínimo y 14,7 por ciento respecto a la jubilación mínima”, señaló el informe de la Universidad nacional de Avellaneda (UNDAV). Además, tras 4 años de aumentos, la cuota de la medicina prepaga representa el 72,1 por ciento de una jubilación media y el 30,4 por ciento de un salario promedio. Los precios de los remedios subieron más de 100 puntos porcentuales por encima de la inflación general. Entre noviembre de 2015 y septiembre de 2019, el IPC acumuló un alza de 260,1 por ciento, mientras que los precios de los medicamentos sufrieron una suba del 360,9 por ciento.