Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 4/10/19
SeguridadSocial

#SeguridadSocial

Quejas en las farmacias rionegrinas por nuevo sistema de dispensa de medicamentos

ADJUNTO
SeguridadSocial

VIEDMA, octubre 3: La nueva forma de autorización del Instituto Provincial del Seguro de Salud (IPROSS) tuvo varios obstáculos en sus primeros días de funcionamiento. Muchas recetas eran rechazadas por el sistema, por no estar acorde a los nuevos formatos. Además, muchos medicamentos ya recetados no son parte del vademécum, y no se pueden dispensar con descuento.

#SeguridadSocial
Obra social de Tierra del Fuego admite deuda con farmacias y prestadores
ADJUNTO
USHUAIA, marzo 6: Desde el Instituto Provincial Atuárquico Unificado De Seguridad Social Tierra Del Fuego (IPAUSS) confirmaron que deben unos 25 millones de pesos a diversos prestadores, como farmacias.
#SeguridadSocial
Pacientes santacruceños con diabetes piden que más farmacias dispensen tratamientos
ADJUNTO
SANTA CRUZ, noviembre 29: Denuncian que en esa provincia sólo en tres localidades hay mostradores que entregan los insumos a afiliados de la Caja de Servicios Sociales, la obra social estatal. Dicen que el cambio es reciente, y limita el acceso a los tratamientos. La ley nacional garantiza la entrega de esos productos en todo el país.

El martes pasado debutó el nuevo sistema de dispensa de medicamentos de la obra social de Río Negro, que busca mayor control y transparencia en materia de cobertura de tratamientos, a partir de algunas irregularidades detectadas hace un tiempo. Los primeros días no fueron los mejores, según marcan las noticias que se vienen dando en los medios locales. Es que los cambios en la autorización de los tratamientos fueron un obstáculo en las farmacias, ya que faltó información para los afiliados, farmacéuticos y empleados de las delegaciones, lo que generó estos problemas. Uno de los temas que más se vio es que las recetas hechas por los médicos no eran aceptadas en los mostradores, ya que estaban confeccionadas de forma que no las aceptaba el nuevo sistema. Pese a esto, desde la entidad confiaron que se superarán en breve, y respaldaron la iniciativa

El nuevo sistema de dispensa del Instituto Provincial del Seguro de Salud (IPROSS) tuvo un debut complicado. En las delegaciones, por ejemplo, se observó que los afiliados llegaban desde las farmacias con rechazos de las solicitudes dado de que las recetas contenían especialidades medicinales que ya no forman parte del vademécum actualizado. Además, los responsables de las farmacias de expendio se veían forzados a salir a buscar marcas alternativas para poder dispensar los remedios. Asimismo, informan los medios locales, otro de los motivos que obligaba a los afiliados a pasar por las oficinas de la obra social es que algunos medicamentos no se vendían por contener drogas combinadas –que si bien están autorizadas– dentro del listado oficial se encuentra separadas, con lo cual los pacientes tenían que volver a pedir un turno médico para se le cambien las recetas, según se supo de los reclamos que recibían los agentes de la obra social provincial.

En tanto, los empleados de la obra social les comunicaban a los afiliados que “en las farmacias tienen que aprender a leer las recetas y no rechazarlas” tomando en cuenta que se trata de una transición hacia un nuevo sistema. También se puso a prueba el validador de recetas del instituto, que ahora autorizará directamente con su sistema informático en línea con las farmacias. Hasta ahora, esa autorización la concentraba el Colegio de Farmacéutico de Río Negro. Actualmente, figuran unos 20 mil afiliados registrados como “crónicos”. Esa nómina no es suya entonces la obra social provincial dispuso un empadronamiento y, por eso, esos enfermos –mayormente– tienen que cumplir con ese trámite en las delegaciones si quieren mantener la actual cobertura.

Desde la obra social, pese a estos problemas festejaron la puesta en marcha del nuevo programa. En este sentido, el presidente del IPROSS, Claudio Di Tella, se mostró satisfecho con los primeros resultados pero reconoció que “siempre hay cosas para mejorar. Hubo desconocimiento por parte de algunos farmacéuticos”. El funcionario agregó que esas dificultades “ya no son problemas nuestros sino del Colegio Farmacéutico que no transmitió (el instructivo) o alguien no quiso leer”. A su entender, el sistema informático “funcionó” a la vez que admitió que “los médicos, pacientes y farmacéuticos tendrán que ir adaptándose”. Calificó a los inconvenientes de “minúsculos”. El apuntado programa representa un gran avance, porque actualiza el listado de medicamentos cubiertos por la obra social y modifica la forma de acceso a medicamentos en farmacias, permitiendo a los afiliados elegir las opciones de cobertura que mejor se ajusten a su economía.

El programa en marcha desde la víspera introduce la cobertura por un monto fijo, basado en garantizar el 50 por ciento y, según la elección del medicamento, la obra social puede cubrir un porcentaje mayor. Salvo los subprogramas de cobertura 100 por ciento, el valor de reconocimiento por parte del Ipross será su valor fijo por medicamento, el cual, surgirá de promediar las marcas comerciales de cada genérico. Ante tantas complicaciones, hubo gente que optó por abonar el medicamento sin el descuento por la obra social y solucionar así la urgencia del momento.