Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 11/9/19
NuevosTratamientos

#NuevosTratamientos

Expertos destacan los resultados de un nuevo medicamento contra la esclerosis múltiple

ADJUNTO
NuevosTratamientos

BUENOS AIRES, septiembre 11: Desde hace cerca de un año se usa en el país un medicamento a base de la droga cladribina, aconsejado para pacientes adultos. En un encuentro resaltados los buenos resultados de esta terapia oral.

#DolordeCabeza
Migrañas y cefaleas, males que crecen y afectan a millones de argentinos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 10: La migraña afecta a una de cada 7 personas en todo el mundo, pero sigue siendo una enfermedad sobre la que hay mucho desconocimiento. En cuanto a las cefaleas, el 53 por ciento de los argentinos dicen padecerlas de manera frecuentes.
#Vacunación
Inauguran en Chaco un centro para almacenar y distribuir vacunas
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 11: El denominado Centro de Almacenamiento Masivo de Vacunas es parte de un nuevo sistema integrado en el país para el manejo de las dosis que nación entrega a las provincias.

En Rosario, provincia de Santa Fe, especialistas de todo el país se reunieron para debatir sobre la actualidad de la lucha contra la esclerosis múltiple, enfermedad degenerativa y crónica del sistema nervioso que afecta a unos 15 mil argentinos. Uno de los ejes de la discusión fue el uso de un nuevo medicamento, aprobado hace cerca de un año, que permite tratar a adultos con versiones muy activas del mal. Según los expertos, el balance del uso de esta terapia oral es muy positivo, con un muy buen perfil de seguridad. El fármaco, cladribina 10 mg comprimidos, ya se usa desde al menos el 2015 en varios países, lo que llevó a las autoridades sanitarias locales a darle el visto bueno.

El encuentro de especialistas realizado en Rosario contó con la presencia de médicos y de pacientes, que dieron testimonio de la última terapia oral aprobada en el país. Se trata de cladribina 10 mg comprimidos, primer oral de corta duración, que posee un esquema de administración simplificado en el que se indica sólo por un máximo de 10 días por año durante 2 años. “Es un medicamento altamente eficaz, se utiliza en casos de que fallen otros de primera línea, es para formas muy activas de la enfermedad que ponen en riesgo al paciente de una discapacidad. Lo que tiene este tratamiento es un perfil de seguridad y muy amigable para el paciente”, afirmó Geraldine Luetic, neuróloga, Jefe del Departamento de Enfermedades Desmielinizantes del Instituto de Neurociencias de Rosario.

Se estima que entre de 9 y 12 mil argentinos padecen esclerosis múltiple, una enfermedad crónica e inflamatoria del sistema nervioso central, que pertenece a la categoría de las Enfermedades Poco Frecuentes (EPoF) por presentar una incidencia inferior a 1 caso por cada 2 mil habitantes. En su forma más frecuente, EM Remitente Recurrente (80 por ciento de los casos) se manifiesta a través de ‘brotes’ o recaídas transitorias con síntomas como visión borrosa, visión doble, entumecimiento u hormigueo en brazos o piernas y trastornos motrices o de coordinación, entre otros síntomas, episodios que potencialmente pueden ir dejando secuelas permanentes.

La aprobación del nuevo tratamiento llegó hace un año por parte de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), que autorizó el uso en el país de cladribina luego de sus recientes buenos resultados en Europa, Canadá, Australia e Israel. "Esta es una terapia de reconstitución inmuno-selectiva que simplifica la administración del tratamiento, ya que se trata de dos cursos anuales cortos de comprimidos con un máximo de 20 días de tratamiento durante dos años, lo que proporciona un beneficio duradero de la terapia por hasta cuatro años. Este fármaco funciona mediante la acción dirigida sobre los linfocitos B y T, seguida de un patrón definido de reconstitución de linfocitos, sin supresión continua del sistema inmune.

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad crónica e inflamatoria del sistema nervioso central. Es la enfermedad neurológica discapacitante no traumática más común en adultos jóvenes. Se estima que aproximadamente 2,3 millones de personas sufren EM en el mundo y solamente en la Argentina afecta a entre 9 mil y 12 mil pacientes. Aunque los síntomas de esta enfermedad pueden variar, los más comunes son visión borrosa, entumecimiento u hormigueo en las extremidades y problemas de control de fuerza y de coordinación. “No se trata de una enfermedad hereditaria, no es contagiosa el riesgo de dejarlo a su libre evolución lleva a que el paciente tenga una discapacidad a largo plazo”, explico la neuróloga.

Fisiológicamente se origina por la pérdida de mielina (la cubierta de grasa y proteínas que poseen las estructuras nerviosas) que se produce por una reacción autoinmune, que es aquella en la que los glóbulos blancos no reconocen la mielina como propia y la atacan y destruyen. Esto condiciona que las estructuras nerviosas conduzcan la información a una velocidad mucho menor de la que se requiere, o bien por una vía anómala. Como consecuencia de este proceso, el paciente puede presentar diversos síntomas neurológicos dependiendo de dónde se produzca la lesión, los más frecuentes son disminución de la agudeza visual, trastornos de equilibrio, pérdida de fuerza en piernas o brazos y trastornos en los esfínteres.