Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 6/9/19
ResistenciaBacteriana

#ResistenciaBacteriana

SENASA renueva su recomendación para el uso prudente de antibióticos en personas y animales

ADJUNTO
ResistenciaBacteriana

BUENOS AIRES, septiembre 6: El Servicio de sanidad animal lanzó nuevas medidas para frenar este flagelo, que se volvió una amenaza global para la salud humana y animal. Insistió con “el uso prudente y responsable de estos medicamentos”.

#SaludenCrisis
Salud más cara: desde el 2016, las prepagas subieron sus cuotas por encima de la inflación
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 5: Según un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), en los últimos tres años las cuotas se incrementaron un 330 por ciento, al menos 13 puntos por encima de la suba general de precios del IPC.
#FormulaciónMagistral
Desabastecimiento: farmacéuticos de España vuelven a la formulación magistral
ADJUNTO
MADRID, noviembre 11: En la región de Murcia se creó un protocolo pionero en el país para que los productos que faltan en los mostradores puedan ser elaborados en el lugar.

Desde su creación, la llamada la Comisión Nacional contra la Resistencia Antimicrobiana (Co.Na.CRA).coordina acciones contra ese flagelo, que se volvió en los últimos años en una amenaza de salud pública global. Una de las tareas a las que apuntan las autoridades es al consumo responsable del los antibióticos, origen de la problemática. Esto no sólo apunta a los humanos, sino al uso de estos medicamentos en animales, que pueden trasladar la resistencia a las personas. Por eso, esta semana el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) lanzó nuevas advertencias sobre el consumo abusivo de los tratamientos, y la forma de evitar que esto profundice la presencia de bacterias resistentes en el ganado. La entidad, que debe garantizar la calidad de productos del campo, recordó la necesidad del “uso prudente y responsable de estos medicamentos por parte de las personas y de los profesionales que los prescriben”.

SENASA recordó que “sin antimicrobianos eficaces para prevenir y tratar infecciones, las intervenciones quirúrgicas y los tratamientos como el trasplante de órganos o la quimioterapia se convertirían en procedimientos de muy alto riesgo”. Si se considera que el 60 por ciento de las enfermedades humanas infecciosas conocidas tiene origen en los animales, la resistencia supone “una amenaza cada vez mayor para la salud pública mundial y requiere de la concientización por parte de todos”. Las principales recomendaciones para las personas se relacionan con mantener hábitos de higiene –como lavarse bien las manos–, preparar los alimentos en condiciones higiénicas y de manera segura, y usar antimicrobianos únicamente por indicación de un profesional y a través de un diagnóstico adecuado.

“Al utilizar antibióticos sin prescripción, tanto en medicina humana como veterinaria, contribuimos a que la resistencia microbiana siga perpetuándose. Por eso, es importante seguir las indicaciones para la toma de medicamentos, respetando la cantidad de días, la dosis y la frecuencia. Es decir, aunque los síntomas disminuyan, no debe suspenderse ni modificarse la modalidad de la toma”, remarcó el SENASA. Por eso, el servicio recomienda “visitar regularmente al veterinario para que vacune y desparasite a las mascotas, y no utilizar medicamentos sin indicación”. “El uso de productos veterinarios en animales de producción y de compañía debe realizarse de manera responsable, racional y únicamente bajo supervisión veterinaria. Los productos deben estar aprobados para su uso por el SENASA y su utilización debe quedar asentada. Además, los antibióticos no deben aplicarse para estimular el crecimiento ni para prevenir enfermedades en animales sanos”, destacó la entidad.

Algunas opciones alternativas al uso de antibióticos para prevenir enfermedades en animales son la mejora de la higiene, un mejor uso de la vacunación y la introducción de cambios en las prácticas de estabulación y cría de animales. Antes de administrarse un producto veterinario, se debe verificar su fecha de vencimiento y que las condiciones de su almacenamiento y empaque hayan sido las adecuadas. “Es muy importante seguir las indicaciones especificadas en la etiqueta o el prospecto de cada producto veterinario, respetando dosis, duración del tratamiento, uso de instrumental adecuado para su aplicación y período de retiro antes de vender o enviar un animal a su sacrificio para consumo (de lo contrario, debe informarse al comprador su condición y detalles del tratamiento)”, concluyó.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la resistencia a los antibióticos podría matar más personas en el año 2050 que el cáncer, por lo que viene trabajando junto a sus países miembros en planes para un uso correcto de los antibióticos. En la Argentina, la secretaría de Salud lanzó hace un tiempo un espacio de discusión y debate sobre la problemática. En el país, la Co.Na.CRA se está trabajando en materia de legislación, concientización y difusión del problema con médicos, productores de alimentos y también con la población. Los ejes centrales sobre los que se desarrollan las estrategias de la comisión son la prevención de infecciones, el uso responsable de antibióticos y la inversión en vigilancia, sistemas de información e investigación en antimicrobianos.