Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 3/9/19
SaludPública

#SaludPública

A un año de su eliminación, expertos y entidades piden por la vuelta del Ministerio de Salud

ADJUNTO
SaludPública

BUENOS AIRES, septiembre 3: Con un abrazo simbólico, volverán a reclamar por la restitución del rango ministerial de la cartera sanitaria, degradado a secretaría por el acuerdo con el FMI. Tanto el oficialismo como la oposición prometen este paso después de las elecciones.

#Aborto
El uso del misoprostol bajó en Santa Fe las internaciones por abortos incompletos
ADJUNTO
SANTA FE, octubre 17: Según datos de la salud de esa provincia, desde que se usa este tratamiento en el sistema sanitario bajaron un 98 por ciento de las internaciones por abortos clandestinos. Además, bajó la mortalidad en mujeres que se hacen una intervención. La versión pública permite además bajar el valor que se paga.
#Sarampión
Alerta sarampión: la “dosis cero” ya alcanzó a la mitad de los bebés de la Capital Federal
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 23: Se trata del refuerzo de la vacuna triple viral que se aplica a bebés de seis a 11 meses, que residen en Capital Federal y tres regiones sanitarias de la Provincia, que todavía no tienen datos concretos. La medida se tomó para evitar la propagación del brote.

Hace exactamente un año, luego de confirmar un nuevo acuerdo con el FMI, el gobierno de Mauricio Macri decidió reestructurar el organigrama estatal, eliminando varios ministerios, entre ellos el de salud. La decisión fue muy criticada por entidades sanitarias y especialistas, que se quejaron de las consecuencias de esta medida. En este tiempo, la flamante secretaría de Salud debió enfrentar duros cuestionamientos, ya que existen varios problemas que arrastra y no encuentra solución, como la falta de medicamentos o el suministro de vacunas para completar el Calendario Oficial. Para recordar esto, hoy martes habrá una marcha a la ex sede de la cartera sanitara, donde se insistirá con el pedido para recuperar el status ministerial de la salud. Pensando en el futuro, tanto el oficialismo como la oposición confían que el año que viene, pasadas las elecciones, se puede revertir la actual situación.

La decisión de degradar al rango de secretaría el Ministerio de salud cumple un año, y despierta las mismas críticas. Bajo el argumento de una “reestructuración”, el gobierno nacional acordó con el FMI esta serie de cambios, que involucró además del área de Salud a Trabajo, Ciencia y Tecnología, Cultura, Energía, Agroindustria, Turismo, Ambiente y Modernización, que pasaron a ser secretarías. Con el objetivo de “reducir el gasto público”, el DNU que llevó l firma del presidente Macri hizo que el país dejara de tener Ministerio de Salud luego de unos 70 años, ya que esta entidad se creó en 1949, año en el que el general Juan Domingo Perón decidió ponerlo en marcha tras advertir que “no puede ser que tengamos un ministerio para las vacas y no tengamos uno para atender la salud de la gente”. El primer ministro de salud de la historia argentina fue el sanitarista Ramón Carrillo.

Para insistir con el reclamo, hoy martes 3 de septiembre distintas entidades realizarán una protesta frente a la vieja sede de ministerio, sobre la avenida 9 de Julio. Con un abrazo simbólico a partir de las 12 horas, se pedirá por la restitución del Ministerio de Salud, y a continuación realizaremos una conferencia de prensa para denunciar los faltantes de medicamentos para los tratamientos de las personas con VIH que se vienen dando desde el mes de mayo. Esta convocatoria será a nivel federal, ya que en todas las provincias argentinas, integrntes de distintas entidades nucleadas en el Frente Nacional por la Salud de las Personas con VIH estarán llevando adelante diferentes acciones para visibilizar la problemática del faltante de medicamentos.

Pensando en el futuro, en un reciente encuentro especialistas sanitarios de la oposición prometieron devolver el rango ministerial a salud, ante el propio secretario actual, Adolfo Rubinstein, quien sorpresivamente cree que el macrismo hará lo mismo si gana las elecciones de octubre. “La degradación a secretaría no es algo que haya recibido con beneplácito, respondía a un momento muy particular el año pasado, pero confío en que va a volver a ser Ministerio”, dijo Rubinstein aen el marco del debate "El futuro de la salud", organizado por la Red Argentina de Periodismo Científico, del que participaron también referentes sanitarios de la salud, como el ex ministro Daniel Gollan y la ex titular de Salud bonaerense Zulma Ortiz. En este sentido, al enumerar las prioridades en políticas de salud para los próximos cuatro años, Gollan –trabaja en los equipos sanitarios del Frente de Todos –habló de “reabrir el ministerio” en primer lugar. “El ministerio va a volver a ser ministerio si la ciudadanía nos bendice con su voto”, afirmó. No obstante, descartó rotundamente que vaya a ser él quien esté al frente de esa cartera en caso de que la fórmula encabezada por Alberto Fernández resulte ganadora en octubre. En su exposición, el ex funcionario y médico sanitarista subrayó también la importancia de “corregir rápidamente el problema de acceso a medicamentos y vacunas”. En la actualidad, dijo, “está cortada la cadena de pagos, no hay insumos para los hospitales, ni para el sector privado ni para el sector público”, lo que está “condicionando severamente el acceso a la atención y el acceso con equidad”.

A mediano plazo planteó “volver a poner en marcha programas de prevención (el de salud sexual y procreación responsable y Remediar, entre otros). Todo lo que se fue debilitando hay que volver a ponerlo”. En su listado figura también el “fortalecimiento del PAMI, reorganizar el sistema de salud (“no podemos atacar solamente la gestión cotidiana con todos los problemas que hay y posdatar el inicio de un proceso de reorganización, reestructuración y reordenamiento”), encauzar la problemática tremenda de los recursos humanos que estamos teniendo, desarrollar una política de salud con perspectiva de género, y atender el drama central de la salud mental en el marco de la nueva ley”.

En este punto, Rubinstein rechazó que durante la actual gestión se hayan cerrado programas. “Los programas nacionales no están para nada desarmados y se mantienen”, afirmó, al tiempo que aclaró que algunos sólo han cambiado de nombre. En segunda instancia habló de la profundización de la política de medicamentos: “Nosotros hemos recurrido a instrumentos nuevos: compras conjuntas y consolidadas del sector público para aumentar el poder de negociación con la industria y fijar reglas claras (precios máximos, licitaciones transparentes, demanda agregada) y hemos conseguido enormes beneficios”. Apuntó que la asignatura pendiente sigue siendo al creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (que está en discusión en el Senado y con otros sectores).