Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 21/8/19
LuchacontraelSida

#LuchacontraelSida

Llega al país un medicamento de toma diaria para controlar el HIV que combina cuatro drogas

LuchacontraelSida

BUENOS AIRES, agosto 21: La alternativa terapéutica es producida por el laboratorio Janssen y fue autorizada para su comercialización en el país. Los estudios afirman que el uso de los cuatro componentes (darunavir, el cobicistat, la emtricitabina y el tenofovir alafenamida” mejora la adhesión al tratamiento.

#LuchacontraelSida
Rosario: alertan por la falta de antirretrovirales que debe enviar Nación
ADJUNTO
SANTA FE, noviembre 28: El Concejo Deliberante aprobó un pedido de informes para que la Municipalidad local reclame al Estado nacional el faltante de medicamentos para personas con Sida, que faltan por problemas de abastecimiento. Piden que los gobiernos locales compren los fármacos para evitar que las personas interrumpan su tratamiento.
#LuchacontraelSida
Expertos argentinos creen que la eliminación del HIV en ratones “nos arrima” a una cura
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 5: Distintos especialistas analizaron el reciente avance anunciado en estados Unidos, donde a través de edición genética se logró eliminar el genoma del virus en ratones vivos. “Supone un paso trascendental hacia el desarrollo de una posible cura”, afirman. La estrategia es parte de la nueva tendencia en la lucha contra el Sida.

En los primeros tiempos en la lucha contra el Sida, los tratamientos antirretrovirales combinaban varias drogas, que se tomaban en conjunto en distintos momentos del día. Estos verdaderos cócteles de drogas dificultaban la adhesión, ya que en algunos casos las personas olvidaban tomar alguna de las pastillas, o la hacían de forma errónea. Por en los últimos años la industria farmacéutica comenzó a ofrecer terapias combinadas, que incluso en una sola píldora concentra tres tratamientos. Esta semana, llegó al país el primer medicamento que combina cuatro drogas para controlar el HIV. Se trata de un fármaco del laboratorio Janssen, que se administra una vez al día y combina el darunavir, el cobicistat, la emtricitabina y el tenofovir alafenamida, mejorando la adherencia de los pacientes. En la Argentina se estima que unas 129 mil personas viven con VIH, se diagnostican anualmente 5.800 nuevos casos y se estima que aun un 20 por ciento de los pacientes desconoce su situación.

El nuevo medicamento de la farmacéutica Janssen fue autorizado para su uso en el país, gracias a los estudios y ensayos clínicos presentados por el laboratorio productor. Según explicó Pedro Cahn, director de la Fundación Huésped, este nuevo tratamiento “combina el darunavir, que es un inhibidor de la proteasa, el cobicistat, un potenciador -cuya función es potenciar en este caso la eficacia del darunavir-, junto con la emtricitabina y el tenofovir alafenamida (TAF), cuya función es bloquear una enzima del VIH llamada transcriptasa inversa”. "La adherencia es un tema muy importante no solo en el tratamiento del VIH sino en muchas otras enfermedades, especialmente aquellas que son crónicas. Vemos que los nuevos medicamentos buscan la reducción de tomas o la acción a largo plazo. En el caso específico del VIH pasamos de los llamados cócteles a tratamientos mucho más simplificados, incluso en pocas o un solo comprimido y que son muy seguros y efectivos” agregó Cahn.

Los estudios clínicos realizados, tanto con pacientes sin tratamiento previo como en aquellos que ya se encontraban en tratamiento y que tenían una carga viral indetectable (incluidos pacientes con historiales de tratamiento más complejos o fallas virológicas previas), han demostrado que este tratamiento es eficaz y bien tolerado, logrando o manteniendo la supresión virológica en un 95 por ciento de los casos (ARN del VIH-1 <50 c/ml). El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) continúa siendo en la actualidad uno de los mayores desafíos mundiales de salud de nuestro tiempo. En Argentina se estima que unas 129 mil personas viven con VIH, se diagnostican anualmente 5.800 nuevos casos y se estima que aun un 20% de los pacientes desconoce su situación. En el mundo las personas que viven con el virus ascienden a unos 36,9 millones de personas y cada año se detectan al menos 1,8 millones de nuevos casos.

“Estamos comprometidos desde hace más de 25 años con la investigación y el desarrollo de tratamientos innovadores, más efectivos, más simples para el paciente y que puedan resolver los problemas de adherencia y resistencia. Los avances de la ciencia han permitido que esta enfermedad devastadora hoy sea una condición crónica y que los pacientes alcancen buenos niveles de calidad de vida” comentó el doctor Luis Pliego, director médico y regulatorio del Janssen Latinoamérica Sur y concluyó “nuestro compromiso es seguir trabajando para avanzar en el tratamiento de esta terrible enfermedad”.

Por su parte, Isabel Casetti, directora Médica de helios Salud, sostuvo que el tenofovir alafenamida, denominado TAF, “es un compuesto que tiene la ventaja de contar con menor concentración en la sangre y más dentro de la célula, lo que se traduce en una menor toxicidad en el riñón y en el hueso”. “El darunavir por su parte tiene la característica de contar con una alta barrera genética, esto significa, que es muy activo frente a virus que pueden hacerse resistentes. Su combinación con el potenciador cobicistat y la emtricitabina en un sólo comprimido facilita la adherencia al tratamiento, ya que no sólo se simplifica la toma sino que además es una combinación que se tolera muy bien”, remarcó Casetti. “El momento que estamos viviendo hoy definitivamente no es igual al que vivimos años atrás, donde los pacientes tenían que tomar una gran cantidad de comprimidos por día y que a su vez tenían poca tolerancia y eficacia. En la actualidad, y gracias a la investigación permanente, podemos decir que los esquemas actuales logran una eficacia de más del 90 por ciento en alcanzar cargas virales no detectables. Lo que se busca es que sean drogas menos tóxicas, más fáciles de tomar y que tiendan a mejorar cada vez más la calidad de vida. Es decir, que esta sea igual a la de una persona que no tiene VIH. El futuro para mí es muy promisorio”, concluyó Casetti.