Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 19/8/19
SaludenCrisis

#SaludenCrisis

Anticonceptivos y preservativos, otras víctima de la crisis sanitaria

ADJUNTO
SaludenCrisis

BUENOS AIRES, agosto 19: Según los datos, cayó la venta de ambos productos en las farmacias. Además, por la devaluación clínicas y sanatorios tiene problemas para abastecerse de insumos.

#FarmaciaenCrisis
Farmacias comunitarias de Estados Unidos, con más peligro de cierre
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 6: Según un estudio, los mostradores que realizan atención de poblaciones con bajos ingresos o seguros públicos tuvieron más riesgo de terminar bajando las persianas. Una de cada ocho estuvo en esa situación entre 2009 y 2015.
#NuevosTratamientos
El gobierno amplió el listado de medicamentos del PMO para pacientes con fibrosis quística
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 11: Mediante una resolución incluyó varios tratamientos al Programa Médico Obligatorio (PMO), todos dedicados a personas que padecen este mal. Los mismos deberán ser cubiertos al 100 por ciento por la seguridad social.

La crisis económica que atraviesa el país llevó a que en una gran variedad de rubros los precios suban y el consumo baje. A la hora de abastecerse de comida muchos optan por cambiar a las segundas marcas, pero cuando se trata de anticonceptivos orales o preservativos, la decisión parece por momentos ser una sola: dejar de comprar. Rubén Sajem, Presidente de la Sección de Farmacéuticos del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Ciudad de Buenos Aires, nos contó que si comparamos el primer trimestre de 2019 con el mismo período de tiempo de 2018 el consumo de pastillas anticonceptivas bajó un 7,7 por ciento. Es decir, se vendieron 500 mil unidades menos.

En los últimos tres años su precio aumentó un 350 por ciento, y un 45 por ciento de ese total fue durante los últimos 8 meses. En diciembre de 2015 la caja salía 128 pesos y hoy cuesta alrededor de 640 pesos. A la hora de hablar de una solución ante la subida de precios, Sajem explica que desde su perspectiva es necesaria la intervención del Estado, llamar a las empresas y cuestionar el aumento, como también trabajar para que haya una competencia real entre las marcas. “No hay una ley que regule esto y los laboratorios tienen libertad absoluta de fijar precios. Cuando sube los costos una empresa, el resto también lo hace para igualar. Los intereses son vistos desde un punto de vista comercial y no desde el punto de vista sanitario. Es importante que haya una política de regulación para prevenir embarazos no deseados”, concluyó.

Sobre los anticonceptivos masculinos aclaró que aún están en desarrollo pero no a la venta; están en un período de “ensayos clínicos” y eso lleva tiempo. Cuando hablamos de condones, Felipe Kopelowicz, CEO y miembro del directorio de Tulipán, nos confirmó que el consumo bajó un 8% y que hubo aumentos del 20 por ciento tras la devaluación de este año. Hoy en día, la caja de 3 unidades de Tulipán cuesta 90 pesos, mientras que Prime las vende a 140. “El consumo disminuyó por la crisis, pero nuestra marca creció por ser una marca posicionada en menor precio”, aclaró Kopelowicz. Sobre la reciente subida del dólar, el empresario agregó: “Cualquier movimiento de la divisa impacta directamente sobre el precio de los condones y por la baja en las ventas, las fábricas están aumentando sus precios, porque sino no llegan a cubrir los costos".

Clínicas y sanatorios

La fuerte suba del dólar, que impactó en los distintos rubros, encendió nuevamente la alarma en la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Entre Ríos (Acler), que ya desde hace tiempo advierte sobre la difícil situación que sufre el sector. Además de que la mayoría de los insumos que utilizan son en dólares y ya registran un importante aumento, se encuentran con la situación de que muchos laboratorios y proveedores no estén entregando sus productos, atento a las fluctuaciones de la divisa. En este marco, Silvia D’Agostino, vicepresidenta de Acler, señaló que “estas devaluaciones, cuando todos nuestros insumos son importados, nos afectan directamente. En la asociación estamos en sesión permanente, porque todos los sanatorios nos están comunicando que tienen el mismo problema. En este momento no nos entregan mercadería que estamos pidiendo, supuestamente por falta de stock. Y ahora nos llegó un aumento del 27 por ciento, y eso que teníamos una lista previa del 1° de agosto ya con nuevos precios”.

A su vez, evaluó: “Nosotros no podemos trasladar esto a las prestaciones. Es imposible en el corto plazo, porque el financiador también tiene problemas, ya que los salarios no han tenido incrementos y el aporte a la obra social no aumentó; entonces nos van a decir que no nos pueden pagar el aumento, o no en la magnitud que necesitaríamos para cubrir los costos”. Por otra parte, D’Agostino manifestó: “Cada laboratorio se maneja de forma independiente y algunos ni siquiera nos dan precios. Está comprometido todo lo que es material descartable, desde una jeringa, una aguja, una sutura; todo es importado, en Argentina no se produce. Y también pasa con algunos medicamentos”.

“Hasta ahora no tuvimos que restringir ningún servicio, pero me parece que se van a tener que tomar medidas en algunas especialidades porque el insumo es muy poco, el material descartable es caro y no nos están entregando, y tal vez tengamos que reservarnos para la emergencia y no para lo que está programado”, advirtió.