Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 19/8/19
FarmaciadelFuturo

#FarmaciadelFuturo

Farmacias de San Juan utilizan dos robots para dispensar medicamentos de manera automática

FarmaciadelFuturo

SAN JUAN, agosto 19: Dos locales de esa provincia ya utilizan un dispositivo que entrega en segundos los tratamientos que previamente se dispensan en el mostrador. Este tipo de aparatos ya se usan en varios países, y comienzan a llegar a la Argentina.

#FarmaciadelFuturo
Farmacia robótica: cuando el mercado se impone sobre la salud
ADJUNTO
BUENOS AIRES, mayo 9: Una empresa presentó en España un espacio que permite hacer consultas a distancias con médicos, que pueden atender y diagnosticar mediante video. Además, una farmacia automatizada entrega los medicamentos prescriptos por el “tele médico”. Así, se pierde la atención profesional, eje fundamental de la tareaa que se hace en las farmacias.
#FarmaciadelFuturo
Llega al mercado Pillo, el robot hogareño que dispensa medicamentos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, enero 23: El dispositivo está preparado para dispensar la dosis diaria de un tratamiento, y avisar al celular el momento de tomarla, y si se incumplió con la rutina.

En varios países del planeta, el uso de dispensadores automáticos de medicamentos están revolucionando las farmacias. En algunos casos, como España, los robots sirven para agilizar el trabajo del farmacéutico, y mejorar el control del stock en los depósitos. Este avance llegó a la Argentina, y si bien es un momento de crisis, algunos mostradores se animan a dar ese paso. En la actualidad, el dos farmacias de San Juan los pacientes pueden recibir sus tratamientos gracias a los dos brazos robóticos que forman el dispositivo recientemente adquirido, que en sólo 10 segundo entrega el pedido a la persona. La operación de entrega se hace cuando el farmacéutico procesa el pedido, es decir, realiza la dispensa, lo que mantiene la atención profesional tradicional.

Los dos robots funcionan en la Farmacia San Martín, en Rivadavia, y comenzará a funcionar en brece en el mostrador ubicado en Avenida Libertador y calle Salta. "Siempre tratamos de innovar pensando en mejorar nuestro servicio. Y la compra de los dos robots fue un gran acierto para lograrlo", dijo Jorge Coll, propietario de la primera de las farmacias. Estos dispositivos no se encargan de atender al público ni tienen forma de robot humanoide. Se trata de grandes contenedores, de hasta 9 metros de largo, provistos de dos brazos mecánicos que se encargan de cargar los medicamentos en su interior y de entregarlos una vez que se concretó su venta, una operación que hacen en tiempo récord.

"Antes, el empleado que atendía al cliente era quien iba a buscar el medicamento para entregarlo y la entrega se demoraba unos dos minutos y medio. Con el uso de los robots la entrega demora 10 segundos. Esta velocidad se debe a la programación que tienen estos dispositivos. Ni bien se emite el ticket de la venta, los robots inmediatamente saben qué medicamento deben entregar, lo sacan de su interior y proceden a la entrega", explicó Cristian Yornet, jefe del área Sistemas de Farmacia San Martín. El especialista agregó que los robots también están programados para almacenar los medicamentos en su interior de manera óptima y realizar los inventarios sin cometer errores. Dijo que almacenan los remedios teniendo en cuenta tres criterios. Los de mayor y menor venta, y las fechas de vencimiento. "De esta manera no hay problemas de stock ni se venden primero los medicamentos que tienen una fecha de vencimiento más amplia. A veces los empleados, en el apuro de atender a la gente toma el medicamento que está más a la mano y a lo mejor es uno que vence mucho tiempo después que otro. Ahora son los robots los que lo seleccionan. Además, el vendedor no tiene que perder tiempo yendo a ver si está en stock el producto solicitado por el cliente. Ahora sólo debe fijarse en el monitor, ya que los robots actualizan esa información de manera automática y permanente", dijo Yornet.

Por su parte, Coll agregó que la automatización de estas tareas no implicará la reducción de personal, sino su reubicación. Dijo que los empleados que estaban en depósito, por ejemplo, pasarán a los puestos de venta. Sostuvo que se tiene la expectativa de que cuando la gente ve que se demora menos de la mitad de tiempo en comprar su medicamento, aumentará la clientela y, por lo tanto, las ventas. "La gente siempre piensa que la tecnología viene a reemplazar la mano de obra, pero no es así. Sólo ayuda a optimizar el trabajo. Nuestro objetivo fue históricamente brindarle un mejor servicio a la gente y buscamos innovar para lograrlo", dijo Coll. El robot en el local de Farmacia San Martín, en Rivadavia, está a la vista de la gente. Y se ha transformado en un atractivo para los clientes que hasta filman cómo trabaja.

El robot que se encuentra en el local de Farmacia San Martín, en la esquina de Avenida Libertador y calle Salta, en Capital, no está a la vista de la gente, al menos por el momento. Jorge Coll, propietario de esta cadena de farmacias, dijo que dentro de poco se instalarán cámaras en el lugar donde está para que lo filmen mientras trabaja, y pantallas en el salón comercial de modo que los clientes puedan observarlo en plena acción.

El uso de esta tecnología se viene popularizando en varios países. En España, por ejemplo, Luis de la Fuente, de la empresa Mediform Plus, afirma que “podemos decir que el robotizar una farmacia se basa en sustituir las cajoneras o estanterías del punto de venta, por un robot que realiza la dispensación de los medicamentos mediante su petición por el sistema de gestión de la farmacia”. “No podemos negar que, al introducir esta tecnología en la farmacia, daremos un paso hacia una gestión más eficaz y eficiente, obteniendo un gran número de ventajas entre la que podemos resaltar las siguientes: Ahorrar tiempo de dispensación y reposición, invirtiendo este tiempo en la atención y el consejo al cliente”, agregó el especialista.