Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 12/8/19
LuchacontraelSida

#LuchacontraelSida

Estudio afirma que creció en el país la resistencia de un medicamento para tratar el HIVADJUNTO

LuchacontraelSida

BUENOS AIRES, agosto 12: Se trata del efavirenz, uno de los más usados por los argentinos que viven con Sida. Según un informe de la OMS, en el país hay más casos de resistencia que el promedio mundial. la interrupción del tratamiento, una de las razones de la aparición de estos casos.

#faltantes
Faltante de medicamentos: ahora apuntan a problemas con los oncológicos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 12: Desde Santa Fe, la ministra de Salud provincial dijo que el gobierno nacional no envía los fondos para hacer frente a la compra de al menos dos tratamientos contra el cáncer. Los tratamientos llegan a través de un Banco de Drogas, que por el momento tienen retrasos en el giro de los fondos necesarios para su compra.
#Opinión
Sin neuropsiquiátricos no es posible lograr una acertada política de salud mental
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 13: La semana pasada, se firmó un acuerdo para que en Capital Federal se mantengan abiertos los hospitales neuropsiquiátricos Borda y Moyano, pese a lo que dice la ley nacional de Salud Mental El titular de la Asociación de Médicos Municipales (AMM), Jorge Gilardi, defiende esta medida en esta columna de opinión.

Hace unos días, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre el aumento de la resistencia a los medicamentos para combatir el HIV. Según la entidad, en los últimos cuatro años 12 países de Asia, África y América han superado los niveles aceptables de resistencia de dos tratamientos que constituyen la columna vertebral del tratamiento contra el VIH: efavirenz y nevirapina. La Argentina es parte de este preocupante grupo, en especial por la primera droga, consumida por el 60 por ciento de los pacientes que viven con Sida. Una de las razones de esta situación se da cuando el tratamiento no se puede sostener, ya que fomenta la aparición de cepas resistentes del virus, en otras palabras, los medicamentos dejan de funcionar. El informe se conoce en medio de las protestas por desabastecimiento de al menos tres drogas que debe entregar el gobierno nacional.

Un artículo publicado en la revista Nature, basado en el informe de la OMS, dice que los hallazgos se soportan en encuestas realizadas entre el 2014 y el 2018 en clínicas seleccionadas al azar en 18 países, en las que se examinó la efectividad de los medicamentos utilizados durante este periodo. Lo que se halló fue que en 12 países existían niveles de inefectividad a la terapia antirretroviral promovida por la resistencia por encima de los umbrales tolerables, por lo que los investigadores consideraron que no era seguro seguir recetando estos fármacos al resto de la población porque la resistencia podría aumentar. Entre los países está la Argentina, que registró niveles de resistencia al efavirenz. “Y cerca del 60 % de las personas que viven con VIH en la Argentina -especialmente las que reciben su tratamiento en el sistema público- usan efavirenz”, indicó Gustavo Costilla Campero, jefe de Infectología del hospital Padilla y vicepresidente de la Sociedad Argentina de Infectología. El especialista afirmó que “eso no quiere decir que efavirenz no funcione”. “En las personas con buena respuesta y que mantienen la adherencia es muy buen tratamiento. El problema suele producirse cuando este se interrumpe y hay que empezar de nuevo. Entonces aparece riesgo de resistencia”, dijo.

Entre 2014 y 2018 la OMS halló que más del 10 por ciento de los adultos con el virus habían desarrollado resistencia a ciertas drogas. Y no es sólo un problema individual: superado ese umbral, no se considera seguro recetarlas al resto de la población, dado que se corre el riesgo de que la resistencia general aumente. “Creo que hemos cruzado la línea”, advirtió Massimo Ghidinelli, infectólogo de la Organización Panamericana de la Salud. “Era una tendencia que veníamos observando -agregó Sued-, y las nuevas cifras de la OMS indican que habrá que pensar mucho si iniciamos tratamientos de primera línea con efavirenz”.

Una de las causas son los problemas de adherencia, que pueden ser causados por muchos motivos. Pero la situación denunciada por las ONG de personas que viven con el virus es grave: si las drogas no llegan a quienes las necesitan porque el Estado no licita y no las compra, o no las distribuye como corresponde, o por el motivo logístico que sea, el propio sistema de salud favorece la resistencia del VIH. “La epidemia en Argentina es básicamente estable; no hay justificativos para las improvisaciones- señaló Omar Sued, director de Investigaciones Clínicas de Fundación Huésped-. Hace falta mejor planificación de compras, de logística, de distribución”.

El estudio de la OMS mostró que, en promedio, la prevalencia de resistencia en las personas que reiniciaron efavirenz después de interrumpir el tratamiento fue mucho mayor (21 por ciento) que en las que lo usaron por primera vez (8 por ciento). Pero mostró también que en la Argentina esa resistencia primaria supera el 12 por ciento. “Por eso, empezar un tratamiento de primera línea con efavirenz sabiendo que hay riesgo de más del 10 por ciento de que no funcione no es buena opción -agregó Sued-, especialmente cundo tenemos otra droga (dolutegravir) más barata, más potente y efectiva y menos resistente”.