Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 9/8/19
SaludenCrisis

#SaludenCrisis

Los números de la salud: cayó más del 30% la cobertura de medicamentos del IOMA

ADJUNTO
SaludenCrisis

BUENOS AIRES, agosto 8: Un informe de la Fundación Soberanía Sanitaria denunció que en los últimos tres años la cobertura promedio de tratamientos pasó del 67,06 por ciento al 33,58 por ciento. Esto hace que los afiliados deban pagar más sus fármacos. Además, se concluye que esta situación está impidiendo el normal acceso a los medicamentos por parte de los afiliados.

#SaludPública
Ya son cuatro los candidatos a asumir el maneo de la salud nacional en 2019
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 14: El Frente de Todos tiene al menos cuatro candidatos a asumir en lugar de Adolfo Rubinstein, para re-jerarquizar la actual secretaria sanitaria: Ginés González Grcía, Daniel Gollan, Alejandro Costa y Arnaldo Medina.
#Vacunación
La justicia quiere saber la cantidad de dosis disponibles de la vacuna contra la meningitis
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 11: Un nuevo fallo judicial pide al Ministerio de Desarrollo social que informe sobre la disponibilidad de la vacuna, en especial para niños de 11 años, suspendida por problemas de abastecimiento. Hace unos días, desde el gobierno adelantaron que “en breve” se volverá a inmunizar a esa franja etaria.

Todos los días, en todo el país, las farmacias son testigos de cómo la suba de precios y la crisis general impacta en el acceso a los medicamentos. El desplome de ventas de tratamientos, que en julio alcanzó el preocupante 14 por ciento, obliga a la seguridad social a tomar medidas para evitar que los afiliados de obras sociales se queden sin sus fármacos. Algunas entidades, como PAMI, cubren un porcentaje, que se mueve de la mano de los incrementos. Pero otras entidades, como el IOMA, cubren un momento fijo, que si no se actualiza va quedando chico a medida que crece el precio de venta. Esta es la principal explicación por la cual la obra social de la provincia de Buenos Aires experimentó en los últimos tres años una importante caída de la cobertura de medicamentos. Así lo afirma un informe presentado esta semana, que establece que en 2016 la cobertura promedio era de 67,06 por ciento, mientras que este año alcanza el 33,58 por ciento. Esta caída de más del 30 por ciento es parte de los números alarmantes de la salud bonaerense, que tiene en la entidad de la seguridad social uno de sus peores exponentes.

El trabajo de a Fundación Soberanía Sanitaria analizó los fríos números del IOMA, la obra social provincial que asiste a unos 2.640.000 afiliados, un universo formado por trabajadores estatales, policías y adherentes voluntarios. “IOMA tiene un sistema de cobertura de medicamentos distinto al del PAMI y las obras sociales nacionales (OSN) que cubren un porcentaje fijo del Precio de Venta al Público (PVP)”, explicó el informe, al que tuvo acceso MIRADA PROFESIONAL. Esto implica, dijo la entidad, que cuando aumenta el precio de un medicamento el reconocimiento por parte de estas entidades “aumenta de manera proporcional y automática”. El IOMA, en cambio, “cubre un monto fijo en pesos del PVP (no un porcentaje) y cuando éste aumenta el Instituto debe actualizar mediante resolución el monto de cobertura, algo que no está sucediendo”. Esto hace que el porcentaje que se cubre en los últimos años cae de manera constante, y hoy supera los 30 puntos.

Los datos son elocuentes. Según Soberanía Sanitaria, “la cobertura de medicamentos por parte del instituto disminuyó de un 67,06 por ciento promedio en 2016 a un 33,58 por ciento en 2019, quedando por debajo del 40 por ciento de cobertura promedio de las obras sociales nacionales”. Del mismo modo, “si tomamos algunos medicamentos de uso frecuente podemos observar como la cobertura de montos fijos de medicamentos de IOMA es en general menor que la de PAMI”. Además, la entidad explicó que un estudio publicado por el Grupo Argentino para el Uso Racional de los Medicamentos (GAPURMED) realizado a fines de 2018 analizó esta situación tomando diez medicamentos “cuyos PVP aumentaron siete veces mientras que la cobertura de IOMA bajó del 63 al 47 por ciento”. Además, en el periodo tomado por el estudio, “el gasto en medicamentos creció un 33 por ciento más que el salario para beneficiarios de IOMA”. Esto quiere decir que entre 2008 y 2018 “la relación entre gasto de bolsillo e ingresos fue desfavorable para el beneficiario de IOMA y favorable para el de PAMI, aunque con retroceso en ambos casos para el período 2016-2018”.

Que los afiliados del IOMA gasten más dinero en sus medicamentos es la consecuencia principal de esta caída en la cobertura que se ofrece. Eso, sumado al desplome de las ventas, hace que la situación se vuelva crítica. “Si tomamos en cuenta estas dos situaciones resulta lógico concluir que muchas personas están dejando de comprar medicamentos porque no pueden afrontar esos gastos”, dijo Soberanía Sanitaria, una afirmación que comparte la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), que alertó sobre el “grave problema de salud pública” que implica la baja de ventas en las farmacias. “Para complejizar aún más la delicada situación de las y los afiliados, en los últimos años el monto que deben abonar los afiliados en concepto de copago ha ido en aumento. Estos montos se fijan mediante resoluciones del Instituto. La normativa del Instituto establece que el importe devengado de la prestación de servicio será abonado por IOMA y por el afiliado de acuerdo a las reglamentaciones del directorio”, remarcó el informe.

Esta situación se genera en medio de los reclamos de proveedores y prestadores médicos, que piden que se mejoren los tiempos pagos, que en muchos casos llegan a los 90 o 120 días, como pasa con las farmacias. La semana pasada, desde el Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires reclamaron una deuda de 220 millones de pesos que el IOMA tiene por la dispensa de tratamientos a beneficiarios del plan Incluir Salud, que atiende las demandas sanitarias de personas que tienen pensiones no contributivas. Lo paradójico es que según los datos del informe de Soberanía Sanitaria, la obra social tiene un importante superávit. “Al revisar los últimos presupuestos y ejecuciones del IOMA se observa una situación que llama la atención: una importante subejecución de sus recursos, sobre todo en los años 2016 y 2017, de más de 1.900 millones y 1.147 millones respectivamente. Sumando, una subejecución superior a los 3 mil millones de pesos durante la gestión de María Eugenia Vidal”, remarcó el trabajo, que marca un importante contrapunto entre los números generales y las necesidades de las personas.

DESCARGA: Informe completo de Soberanía Sanitaria sobre la situación del IOMA.