Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 1/8/19
LuchacontraelSida

#LuchacontraelSida

Pese a la desmentida de Salud, entidades ratifican faltante de medicamentos contra el Sida

LuchacontraelSida

BUENOS AIRES, agosto 1º: Fundación Huésped confirmó los problemas de abastecimiento de algunos de los tratamientos para personas con HIV, y cuestionó el sistema de compras del gobierno. Por su parte, Fundación GEP criticó el comunicado de la cartera sanitaria, e insistió con su denuncia.

#LuchacontraelSida
Estudio afirma que creció en el país la resistencia de un medicamento para tratar el HIV
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 12: Se trata del efavirenz, uno de los más usados por los argentinos que viven con Sida. Según un informe de la OMS, en el país hay más casos de resistencia que el promedio mundial. la interrupción del tratamiento, una de las razones de la aparición de estos casos.
#LuchacontraelSida
Vuelve al Congreso nacional la ley que amplía los beneficios para personas con Sida
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 5: La denomina Ley de VIH, Hepatitis virales e ITS será presentada nuevamente este jueves en la legislatura, luego de perder estado parlamentario. La misma actualiza los parámetros de atención contra estos males, incluyendo la entrega gratuita de medicamentos.

La denuncia de la Fundación GE sobre el faltante de tres medicamentos para tratar el Sida generó una enérgica desmentida de la secretaría de Salud, que si bien rechazó los dichos de la entidad admitió que una combinación de drogas está con problemas de abastecimientos que se resolverá la semana próxima. Pero las entidades que trabajan con pacientes con HIV ratificaron las quejas, que incluye problemas en el futuro próximo con otros 15 tratamientos. Desde la Fundación Huésped, pioneros en la defensa de los derechos de estos pacientes, se advirtió que la situación se “ha repetido durante el gobierno de Mauricio Macri”, por lo cual cuestionaron las políticas oficiales y reclamaron que estas dificultades “no deberían suceder”. En tanto, desde la Fundación GEP ratificó su denuncia: “cualquier actualización de los tratamientos, si se hace con la diligencia suficiente, no debería ser una justificación de la falta de provisión de medicamentos”.

Mediante su cuenta de Twitter (@FundHuesped), la Fundación Huésped habló de la denuncia por faltante de medicamentos contra el Sida. “De acuerdo a la información con la que contamos, hay faltantes en la provisión de Darunavir/r, una de las drogas que se utilizan para tratar el VIH, para los pacientes que se atienden en el sistema público de salud”, sostuvo. En este sentido, la entidad se hizo eco de los distintos reclamos y publicaron un comunicado con la información que manejan sobre el tema. En cuanto a la triple combinación de EFV/TDF/FTC “está siendo entregada en dos comprimidos (EFV + TDF/FTC) hasta que se regularice la entrega por parte de la OPS, que se estima para septiembre. Esta introducción nos parece importante para llevar tranquilidad a las personas con VIH”.

No obstante esa información, publicada “para llevar tranquilidad a las personas con VIH”, desde el organismo cuestionaron la situación actual: “El faltante ocasional de medicamentos para el VIH es una situación que se ha repetido durante esta gestión de Gobierno y pone en evidencia dificultades internas en los procesos de logística de compra que no deberían suceder”. “En nuestro país la epidemia de VIH es estable, lo que permite anticipar la compra de tratamientos con tiempo suficiente para evitar faltantes. Del mismo modo, la provisión de vacunas y de métodos anticonceptivos también puede y debe ser anticipada. Estas insuficiencias no hacen más que entorpecer la adherencia a los tratamientos y dificultar el acceso al derecho a la salud de la población”, indicaron. Desde el organismo también explicaron que se está realizando un seguimiento sobre los tiempos y procesos licitatorios respecto a la respectiva medicación para poder tener más información sobre los “posibles cuellos de botella” y así lograr “alertar a tiempo a las autoridades y la población en general de manera de evitar faltantes de insumos producto de demoras administrativas”.

Mediante un informe, Fundación GEP alertó sobre el desabastecimiento de al menos tres tratamientos para personas con HIV. Con datos oficiales, la entidad aseguró que “existen actualmente faltantes de medicamentos que integran los esquemas antirretrovirales utilizados por las 86.338 personas con VIH que se encuentran en tratamiento antirretroviral en la Argentina”. El análisis, al que tuvo acceso MIRADA PROFESIONAL, denunció sobre “la inexistencia de stock de efavirenz y de las combinaciones darunavir/ritonavir y tenofovir/emtricitabina/efavirenz desde el mes de junio de 2019”. Además, la entidad constató que a partir de agosto “no habrá disponibilidad de otros 15 medicamentos antirretrovirales”. Por su parte, la secretaría de Salud nacional aseguró que esos tratamientos “están garantizados”, y explicó la situación de las tres formulaciones. En este sentido, se dijo que en la actualidad “9 mil personas se encuentran bajo tratamiento con la asociación de drogas Darunavir 800/Ritonavir 100 mg. El consumo de dichas drogas se ha incrementado considerablemente en estas últimas semanas en relación a nuevas recomendaciones nacionales e internacionales. Debido al aumento de la demanda, se registró una disminución del stock en algunas jurisdicciones. A partir del próximo lunes se distribuirá esa combinación de drogas, se confirmó. La asociación de Tenofovir 300 mg/Emtricitabina 200 mg/Efavirenz 600 mg (se trata de un coformulado de tres drogas que se toman en un solo comprimido), actualmente está siendo cubierto con un comprimido de Tenofovir 300 mg/Emtricitabina 200 mg y un comprimido de Efavirenz 600 mg. Es decir, “el paciente pasa de tomar un comprimido a dos comprimidos sin presentarse interrupciones de tratamiento. Se encuentra en curso, a través del Fondo Estratégico de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) una compra del coformulado que estaría ingresando al país los primeros días de agosto”. La droga Efavirenz 600 mgm finalizó Salud, “se está distribuyendo con normalidad y con el stock actual se cubre hasta junio de 2020”.

Pese a la desmentida, la Fundación GEP ratificó sus críticas. “La incorporación de nuevas drogas al vademécum de medicamentos y la actualización de las guías de tratamiento es una tarea que, históricamente, y de forma habitual ha llevado adelante la DNSYETS. Parte del trabajo asociado a la implementación de las guías es prever, antes de aprobarlas, que haya un stock suficiente de medicamentos para ponerlas en marcha. Cualquier actualización de los tratamientos, si se hace con la diligencia suficiente, no debería ser una justificación de la falta de provisión de medicamentos. Por lo tanto, la explicación que brinda la dirección no hace más que poner en evidencia la negligencia en la gestión de su administración”, se quejaron. Además, agregaron que “la marcada falta de planificación en materia de compras en estos últimos años, han llevado a -prácticamente- abandonar el mecanismo de las licitaciones públicas que debe ser utilizado”. En contraposición, “aumentaron exponencialmente las compras directas en detrimento de la óptima utilización de los escasos presupuestos públicos”. Esto genera que “aumenten de precios que el Estado paga por los medicamentos”.

“Las constantes denuncias de faltantes de medicamentos y la renuncia de los últimos tres directores nacionales también dan cuenta del estado de las políticas públicas en materia de salud. Entre septiembre y diciembre de 2018 la Dirección estuvo acéfala: luego del decreto que eliminó el Ministerio de Salud de la Nación y lo transformó en secretaría, durante cuatro meses no hubo responsables de la DNSYETS por lo tanto de las políticas públicas en materia de VIH, Tuberculosis y ETS a nivel nacional. La respuesta que publicó la Secretaría está llena de giros narrativos que intentan confundir: toma como excusa el aumento de demanda, niega los faltantes de medicamentos y la falta stock, desconoce los reclamos y las denuncias por faltantes, el fraccionamiento en la provisión y el cambio compulsivo de esquemas de tratamiento”, concluyó la Fundación.