Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 26/7/19
Vacunación

#Vacunación

Salud en crisis: por el faltante de dosis, bajó la inmunización de varias vacunas

ADJUNTO
Vacunación

BUENOS AIRES, julio 26: Un trabajo afirma que la cobertura de varias vacunas del Calendario Oficial cayó el porcentaje de aplicación en 2016 y 2017, por debajo de lo recomendado por la OMS. Este año, nación giró otra menos dosis de las necesarias. Otro informe denuncia “incumplimientos y falencias” en la provisión de vacunas.

#Debates
Amenaza pandemias: ¿está la Argentina preparada para hacer frente a un escenario de crisis?
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 20: Un informe de la OMS y el Banco Mundial dice que el planeta puede afrontar una catástrofe sanitaria, con 50 a 80 millones de muertes. Los especialistas argentinos debaten si estamos listos para afrontarlo, y destacan la capacidad de país para vacunar como una clave para este tipo de eventos.
#AccesoalosMedicamentos
Provincias alertan que los botiquines de la CUS llegan con varios faltantes de medicamentos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 19: El programa nacional dejó de entregar sin previo aviso varios tratamientos esenciales. La situación se vive en Salta, Tucumán y Santa Fe. Además, ya se avisó que este año no se volverán a entregar. Críticas a la “falta de previsión” de Nación en materia sanitaria.

“La introducción en los tres años de nuevas vacunas sitúa al calendario vacunal de Argentina como uno de los más completos y avanzados de la región”. Las palabras con de 2012, y las envió la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Mirta Roses, para felicitar al entonces Ministerio de Salud nacional por la incorporación de una nueva vacuna. En 2003, el país sólo tenía ocho vacunas, pero ahora incluye 22 (se cuentan algunas parciales, como la vacuna contra el cólera, que se aplica sólo al personal e las Fueras Armadas). Pero en los últimos años los problemas de abastecimiento de varias vacunas hicieron que se pasara de la ejemplaridad a la preocupación. El caso emblemático es el de la vacuna que previene la meningitis, que llega a “cuenta gotas” a las provincias, además de haber eliminado la dosis para los chicos de 11 años. Pero no es el único caso, ya que los datos muestran que el país compró menos vacunas en el último tiempo. El resultado no puede ser más alarmante: un informe denuncia que bajo el porcentaje de inmunización de varias vacunas, por debajo de las recomendaciones internacionales. Otro informe cuestiona la forma en que el Estado adquiere las dosis.

Según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una inmunización del 95 por ciento de las poblaciones a vacunar es lo ideal para lograr una prevención efectiva. Por debajo de ese número, dependiendo de la patología que corresponda, se abre la puerta a problemas de brotes y hasta de epidemias. Un trabajo de la Fundación Soberanía Sanitaria alerta de esta situación. Con datos de la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, la entidad afirmó que “durante 2016 y 2017 disminuyeron las coberturas de algunas vacunas”. “En el caso de la Sabin (dosis a los 6 meses), contra la poliomielitis, pasó de un 93 por ciento en 2015 a un 85 por ciento en 2017; la quíntuple (dosis de los 6 meses) que protege contra la difteria, el tétanos, la tos convulsa, la Haemophilus influenzae tipo b y la hepatitis B, pasó de una cobertura del 94 por ciento en 2015 a una del 88 por ciento en 2017”, describió el informe, al que tuvo acceso MIRADA PROFESIONAL En cuanto a la vacuna contra la hepatitis A, el trabajo asegura que “pasó de un 90 por ciento de cobertura en 2015 a un 87 por ciento en 2017”. Finalmente, la vacuna neumococo conjugada 13-valente que previene la meningitis y neumonía por neumococo “ha pasado de un 82 por ciento de cobertura en 2015 a un 78 por ciento en 2017”. Soberanía Sanitaria destacó que las tres primeras se mantenían por encima del 90 por ciento de cobertura desde 2009.

Esta caída de la cobertura tiene para Soberanía Sanitaria una explicación política. “Se trata, cuanto menos, de un grave problema de gestión de recursos cruciales para la salud. Pero es más grave aún, que detrás de ese problema de gestión se esconde una clara decisión política de no garantizar el derecho a la inmunización”, concluyó en su trabajo. Además, el retraso en la entrega de dosis, con la que previene la meningitis como emblema, es parte de este problema. En este sentido, la entidad repasó los números en la provincia de Buenos Aires, donde el año pasado sólo tres vacunas del Calendario Obligatorio llegaron completas, es decir, la totalidad del 100 por ciento de la demanda de dosis. “Del total de vacunas incluidas en el Calendario Nacional, sólo en 3 casos recibió el 100 por ciento de las dosis requeridas: la vacuna contra la difteria y el tétanos (doble bacteriana), la vacuna contra la difteria, tos convulsa y tétanos (triple bacteriana) y la vacuna pediátrica contra gripe. Para el resto de las vacunas, las dosis enviadas por el (ex) Ministerio de Salud de la Nación estuvieron muy por debajo de los requerimientos de la provincia”, destacó el trabajo. En algunos municipios, la situación de la caída de la entrega de vacunas ex extrema: “Un municipio del conurbano bonaerense (la entidad dijo que no quiso ser nombrado) ha recibido solo el 20 por ciento de las dosis requeridas por año de la vacuna antimeningocóccica, 24 por ciento de la BCG y 26 por ciento de la quíntuple”, denunció el informe. En el caso de los materiales descartables para aplicar las vacunas, “la situación es aún más crítica donde, por ejemplo, se entregó solo el 5 por ciento de las agujas intramusculares 22G que se requieren”. “Estos faltantes redundan en la disminución de la coberturas de vacunación. Es decir, en menos chicas y chicos bonaerenses vacunados y protegidos contra enfermedades”, se quejó Soberanía Sanitaria.

Además, otro informe puso la lupa en los por qué de los faltantes. El análisis de la Auditoría General de la Nación (AGN) afirmó que existe “incumplimientos y falencias en la gestión” del sistema de vacunación a nivel nacional, lo que “representa un riesgo epidémico para la población”. Entre las principales fallas se detectaron “demoras para consolidar información sobre las mismas, lo que dificulta la definición de políticas públicas, falta de capacitación para registrar los datos, en los vacunatorios y centros de carga, así como problemas de infraestructura y repartición insuficiente de dosis según provincias”.“El Ministerio de Salud ha implementado de manera parcial e incompleta el NOMIVAC (Sistema federal de vacunación nominalizado), lo que genera demoras y la necesidad de consolidar información de diversos sistemas provinciales. Esto limita el uso de esa herramienta como insumo para la definición de políticas públicas”, dice el informe de la AGN, que difundió el portal El Destape. Por otro lado, señalaron que se detectaron “necesidades en infraestructura y conectividad en los vacunatorios/efectores de las jurisdicciones locales, sin perjuicio del cumplimiento del plan de vacunación”. En este punto, hay necesidad de refacciones o falta de conexión a Internet y servicio eléctrico, lo que impide la carga y transmisión de datos. “

Por último, este relevamiento reveló que hay “menor distribución en algunas vacunas a nivel nacional respecto de la planificación acordada con las jurisdicciones”. “Por ejemplo, la vacuna Antirrábica se cumplió en un 62 por ciento respecto de su planificación; contra la Hepatitis A para adultos fue del 20 por ciento en 2016, la Neumococcica 23 tuvo un cumplimiento del 67 por ciento y la Sabin Multi X10 llegó al 53 por ciento. Todas en 2016. Al año siguiente, estas cuatro registraron las siguientes faltas: la Antirrábica tuvo un cumplimiento del 29 por ciento; contra la Hepatitis A para adultos del 22 por ciento en 2017, la Neumococica 23 subió al 88 por ciento y la Sabin Multi X10 no tiene registro.