#Cannabis: Gracias a un convenio, las farmacias de Bahía Blanca gestionarán cannabis medicinal
Edición y Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov

VER STAFF
Hace 1 año

Gracias a un convenio, las farmacias de Bahía Blanca gestionarán cannabis medicinal

Adjunto #Cannabis

Ofrecerán el aceite utilizado para tratar la epilepsia refractaria, y que la ley nacional autoriza para su uso en el país. Las personas podrían ir con la receta y adquirir el producto en la red de mostradores locales.

Hace 1 año
Buenos resultados en un ensayo para frenar uno de los tumores más mortíferos
ADJUNTO
#NuevosTratamientos
Un estudio esperanza a los científicos de la farmacéutica Amgen porque detiene una mutación del cáncer de páncreas, responsable del 90 por ciento de los cuadros de este mal.
Hace 5 meses
¿Dónde están los $19.000 millones que el PAMI les debe a sus prestadores?
ADJUNTO
#SaludenCrisis
En medio de las amenazas de corte de las farmacias, la pregunta se vuelve necesaria. Parte de la respuesta puede estar es noticias como el préstamo de 18.700 millones de pesos a la cerealera Vicentín. El parecido de las cifras es una metáfora perfecta de una costumbre argentina en materia de manejo de los recursos. Mientras se discute, las farmacias sufren las consecuencias de estos manejos, que vienen desde hace tiempo.
A
partir de la ley 27,350, en la Argentina es legal utilizar el aceite derivado del cannabis medicinal para tratar la epilepsia refractaria. Este producto se debe importar, para lo cual hay que tener una receta e inscribirse en un registro de pacientes. Ahora, las personas de la localidad bonaerense de Bahía Blanca verán simplificado este proceso, ya que las farmacias locales podrán dispensar el tratamiento. Gracias a un acuerdo con una droguería y la Aduana, el cannabis llegará a los pacientes mediante la red de mostradores locales. Así lo confirmó la titular del Colegio de Farmacéuticos, Silvia Godoy, quien destacó el convenio que permite este beneficio. De esta manera, se busca limitar la circulación de productos en el mercado negro, que según encuestas recientes llegan a los pacientes in supervisión profesional y sin que nadie garantice su calidad.

Según comenzó Godoy a medios locales, el Colegio de Farmacéuticos aprovechará “la red de las farmacias para ayudar a la accesibilidad para los pacientes con epilepsia refractaria”, ya que se facilitarán las formas de comprar el producto. "Los pacientes que lleguen de forma particular, pagarán el medicamento en la farmacia como cualquier otro" afirmó. “Se hace el trámite ante la aduana y la AFIP y después hicimos un convenio con una droguería nacional para que cualquier paciente pueda llegar a acceder a la medicación directo de las farmacias”, señaló Godoy. En tanto que la idea es que lo trabajen todas las farmacias de la ciudad. Godoy también señaló que la mayoría de los pacientes llegan al pedido por recursos de amparo. “Un tratamiento para 60 días cuesta cerca de 60 mil pesos. De esta forma se harían cargo las obras sociales cuando llegan por recursos de amparo”, cerró.

Hasta el momento, la ley de cannabis nacional permite legalmente acceder al tratamiento –conocido como aceite de Charlotte –en pacientes con epilepsia refractaria. Pero existe una gran cantidad de personas que lo usan, para la cual recurren a un incipiente mercado negro. “Cualquier paciente con epilepsia refractaria y que no puede hacer el trámite, contaría con esta nueva modalidad, sin tomar contacto ni siquiera con la importadora, llegando el producto final a la puerta de su casa", agregó la farmacñeutica Godoy. El paciente oncológico, explicó, “no puede esperar una ley o que algo se reglamente. La gente del CONICET aún no tiene los estándares. En la Universidad Nacional de La Plata tuvieron que echar mano a sus propias cepas porque no se encontró respuestas del Estado y brinda provisión a un hospital de cuidados paliativos”.

El boom del cannabis medicinal hizo que muchas personas busquen acceder a los tratamientos por canales no oficiales, lo que hace que muchos lo consuman sin supervisión profesional. Una reciente encuesta realizada en el servicio de oncología del hospital Centro de Salud Zenón Santillán de la provincia de Tucumán, estableció el “deficiente control de calidad del producto”, lo que “sumado a la automedicación, la falta de evidencia científica sólida para el tratamiento de síntomas y las potenciales interacciones medicamentosas, es causa de alarma para los investigadores”. Los datos de la encuesta, realizada a más de 450 pacientes de ese nosocomio, estableció que el 94 por ciento de quienes consumen cannabis medicinal durante su tratamiento oncológico lo hacen sin consultar al médico, es decir, se automedican con el producto. De este universo, el 81 por ciento accedió al tratamiento por compra particular, el 17 por ciento por donación y sólo el 2 por ciento lo compró en una farmacia.

“El aceite de cannabis es para cuestiones muy puntuales, muy específicas y como todo remedio, tiene efectos indeseables. Se está llegando a la conclusión que ha sido útil en cierta problemáticas crónicas y sobre todo dolores”, aseguró por su parte médico psiquiatra Jorge Guareschi. El especialista apuntó a la cuestión legal y ponderó que “hoy el tema del aceite se maneja caso a caso, no hay en las farmacias para que vos consigas gotitas de cannabis, por eso esperamos ese fallo liberador para facilitar su uso”.
Compartí esta noticia e invitá a tus seguidores a dejar su opinión.