Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 18/7/19
Vacunación

#Vacunación

En el país, sólo la mitad de los adolescentes se vacunó contra el virus del papiloma humano

ADJUNTO
Vacunación

BUENOS AIRES, julio 18: La vacuna está incluida en el calendario oficial, para niños y niñas de 11 años. Pero por el momento el porcentaje de inmunizaciones es bajo. Especialistas destacan la necesidad de fomentar la aplicación, ya que los estudios dicen que ayuda a prevenir diversos tipos de tumores.

#Sarampión
Por los casos confirmados de sarampión, adelantan la vacunación en la zona metropolitana
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 18: Un comité decidió que los bebés residentes en Capital Federal y el norte del conurbano bonaerense reciban una “dosis cero” de la vacuna entre los 6 y 11 meses, ante los contagios que se produjeron en los últimos días.
#Opinión
Día Mundial de la Seguridad del Paciente: el valor de la farmacovigilancia
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 17: En el marco de la jornada que se conmemora hoy en todo el planeta, la farmacéutica Boehringer Ingelheim hace hincapié en esta columna de opinión sobre la seguridad en materia de medicamentos.

Un reciente estudio realizado por investigadores de la Université Laval y el Centro de Investigación CHU de Québec-Université Laval, en Canadá, determinó que la vacunación contra el virus del papiloma humano (HPV) podría eliminar el cáncer cervical en un par de décadas. A través del análisis de miles de datos, los científicos aseguraron que la vacuna “redujo en un 83 por ciento las infecciones por HPV en niñas de 15 a 19 años”, entre otros beneficios. En la Argentina, desde el 2000 se inmuniza a niñas de 11 años, mientras que hace unos años se incorporó a los varones al esquema preventivo. Pese a esto, muchos mitos respecto de la seguridad de la vacuna hacen que los padres decidan no permitir la aplicación. Incuso en algunos casos se incluyen argumentos religiosos para esquivar la aplicación de la dosis. Esto hace que por el momento en el país la inmunización sea baja, lo que preocupa a los especialistas, que piden más campañas informativas y destacan los beneficios de la vacuna.

Según datos oficiales, en la Argentina sólo el 50 por ciento de los adolescentes realiza la vacunación completa, que consta de dos dosis separadas por seis meses. En el país, debido a que forma parte del calendario obligatorio de vacunación, se realiza en el ámbito escolar, a las niñas y niños que tienen 11 años. El VPH se transmite por vía sexual. Hay más de 200 tipos diferentes, pero se sabe que la infección persistente por algunos de ellos causan ciertos tipos de cáncer, principalmente de cuello de útero, pero también de pene, anal y orofaríngeo, entre otros. Otros tipos de VPH de bajo riesgo son responsables de las verrugas genitales. La mayoría de los hombres y mujeres sexualmente activos adquirirán al menos un tipo de VPH en algún momento de su vida, de ahí la importancia de su prevención.

El bajo porcentaje de vacunación preocupa a los especialistas. En el marco de la Jornada “Patología del Tracto Genital Inferior” organizada por la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y la Asociación de Obstetricia y Ginecología de Santa Fe, se volvió a hacer hincapié en la seguridad de la vacuna, que fue cuestionada por diversos grupos, entre ellos religiosos. “A lo largo de los 14 años de vida que tiene la vacuna, esta dio suficientes evidencias de que estos cuestionamientos eran infundados. Eran razonables al principio de una nueva vacuna, pero ahora han perdido totalmente fundamento dado que la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC) han dicho que esta es eficaz, es segura y han promovido la vacunación”, sostuvo en ese encuentro Silvio Tatti, especialista en el tema.

Desde su puesta en circulación e incorporación al Calendario Nacional de Vacunación en la Argentina, la vacuna del HPV ha sido cuestionada y ha generado la propagación de mitos en redes sociales y sitios web, lo que ha desalentado en muchos casos su aplicación. “De hecho, en Estados Unidos, donde la legislación es realmente severa en este aspecto, la nueva vacuna -hay una segunda generación nonavalente que va a llegar a la Argentina en los próximos dos años- ha ampliado su aplicación hasta los 45 años. Entiendo que en nuestro país la gente está medianamente informada porque solamente tenemos una cobertura vacunal del 50 por ciento, lo que significa que solo la mitad se vacuna a pesar de poder hacerlo de forma gratuita”, agregó Tatti. Además, el especialista explica que el casi 82 por ciento de los 5 mil casos de cáncer de cuello de útero y las 25 mil lesiones precancerosas que se dan por año en Argentina pueden ser prevenidas simplemente vacunando a las niñas a los 11 años con dos dosis inyectables que se aplican en forma gratuita en los centros de salud.

Los mitos sobre la vacuna y los prejuicios hacen que muchos padres no dejen que se apliquen las dosis. En Mendoza, en lagunas localidades, no mandan a los hijos cuando hay vacunación. Esto sucedió en zonas donde las comunidades religiosas son muy fuertes. Ante la circulación de mensajes contrarios a la vacuna, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) difundió un estudio que concluyó que las vacunas “tienen un alto perfil de seguridad, con un balance riesgo/beneficio muy positivo a favor del beneficio”. “La vacuna contra el HPV es un instrumento de prevención primaria, pero no elimina la necesidad de realizar controles para la detección de cambios precancerosos en las células del cuello uterino”, agregó el informe final. La ANMAT destacó que la utilización de esta vacuna cuenta con el respaldo de las sociedades científicas nacionales e internacionales, “con elevada evidencia científica de ser muy segura y eficaz”.

“El 5 por ciento de los argentinos y el 4 por ciento de las argentinas van a tener verrugas genitales a lo largo de su vida, así como también se presentan lesiones precancerosas del ano, de la vulva y de la vagina. Todas estas son protegidas por la vacuna. En Australia, donde hay una cobertura vacunal del 80 por ciento, ya se eliminaron las verrugas en un 90 por ciento. El virus papiloma humano puede ser prevenido absolutamente en cuanto a las enfermedades que produce”, enfatizó Tatti. El especialista aclara también que hay grupos de riesgo con mayor posibilidad de contraer cáncer cervical. Entre ellos se incluyen: las pacientes transplantadas, HIV positivas, que sufren cualquier tipo de inmunosupresión (por ejemplo, que padecen una enfermedad autoinmune), que toman corticoides en forma sistemática, y aquellas que padecen lupus o artritis autoinmune. Estas mujeres deben vacunarse y realizarse en forma anual los controles antes mencionados.