Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 27/6/19
CientíficosArgentinos

#CientíficosArgentinos

Científicos alertan por la demora en la entrega de fondos para el desarrollo de nuevos medicamentosADJUNTO

CientíficosArgentinos

BUENOS AIRES, junio 27: Un grupo de investigadores que busca desarrollar nanosistemas para crear fármacos inteligentes denuncia que la falta de financiamiento pone en riesgo su trabajo.

#SeguridadSocial
Farmacias de San Juan piden acortar los tiempos de pago de la seguridad social
ADJUNTO
SAN JUAN, agosto 15: En medio de la crisis por la suba del dólar, los farmacéuticos de esa provincia quieren que la Obra Social Provincia (OSP) y el PAMI acorten los plazos en que paga los medicamentos dispensados, para evitar baches en la cadena de pago. Si no se cambian estos tiempos, se podría pasar a un sistema de reintegro, porque no pueden financiar ese plazo.
#ProfesiónFarmacéutica
Farmacias de Inglaterra realizarán pruebas para detectar infecciones urinarias
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 13 Un plan piloto en unos 40 mostradores tendrán tiras reactivas para detectar a través de la orina si mujeres tienen esta patología

Desde el 2016, científicos y becarios del CONICET vienen denunciando el recorte de fondos para el desarrollo de su actividad. Los recortes en el área de ciencia y tecnología van de la mano de restricciones en las becas y límites en el ingreso a la carrera de investigador, que hacen que el principal organismo de ciencia del país esté en una situación compleja. Lo mismo pasa con las investigaciones que se hacen en las universidades, que sufren el mismo problema. Al punto llega el retraso en los fondos, que un grupo de científicos afirman que peligra el desarrollo de nuevos medicamentos, en el marco de una investigación sobre nanosistemas. Los expertos aseguran que la devaluación hace que la llegada de fondos no alcance para completar las necesidades de sus laboratorios. Además, analizaron rol de la industria farmacéutica en el financiamiento de este tipo de proyectos.

Un grupo de científicos de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) viene trabajando en el desarrollo de nanosistemas para crear “medicamentos inteligentes”. En su carrera, lograron atacar a las células dañadas que provocan el cáncer de piel, lo que promete dar paso a nuevas formas de tratamiento contra la enfermedad. Pero los problemas en la llegada de fondos hacen que su investigación corra peligro. “El recorte es clarísimo y ocurrió apenas empezó el cambio de gobierno. Comenzamos a sentirlo cuando se liberó el valor del dólar y no nos actualizaron los subsidios. Quedamos en una situación muy desventajosa, porque todo lo que compra un laboratorio que hace ciencia en una mesada se vende en dólares. Todo se produce afuera”, sostuvo en una entrevista con Página/12 Jorge Montanari licenciado en Biotecnología e investigador del CONICET, a cargo del equipo. Como ejemplo remarcó que “la plata que a mí me deben del subsidio eran, en su momento, 11 mil dólares. Como no lo actualizan y lo van a pagar en pesos, la cifra va a ser mucho menor. Hoy son unos 2.100 dólares. Perdí cinco veces la capacidad de compra”.

Por el momento, la investigación no inició los ensayos en animales. “Para eso deberíamos recibir la totalidad de subsidios que nos están adeudando. Si viniera toda la plata, tendríamos trabajo para dos años más”, agregó Montanari. “Las investigaciones con nanosistemas de salud aún son temas de vanguardia en todas las universidades. La UNQ sostiene varios programas de investigación que a la vez son nuestro sustento, porque la plata de CONICET llega muy contadamente”, remarcó. Este trabajo arrancó hace cinco años, insistió, “pero todavía no nos mandaron la plata del segundo año, entonces nos cuesta avanzar”. “Nosotros tenemos un programa de investigación en la UNQ y dentro de él aplicamos a proyectos específicos. Uno de ellos es el proyecto de tres años para desarrollar un tipo de droga que puede llegar a tener beneficios en terapias contra tumores cutáneos, pero también puede combatir otro tipo de enfermedades parasitarias como la leishmaniasis, que afecta a un grupo reducido de personas, que generalmente son de recursos bajos. Ahí está la importancia de desarrollar una cura desde un organismo estatal”, explicó.

En este esquema, en muchos países se usa la financiación privada como forma de afrontar estos gastos. Aquí, el rol de los laboratorios puede ser controversial. “Existen mitos sin sentido con respecto a las farmacéuticas dichos por personas que no saben cómo funcionan. Como cuando dijeron que diseñaron el virus del Sida en un laboratorio para soltarlo y así vender los medicamentos sin largar una cura. Todas esas teorías conspiranóicas no tienen sustento, porque cualquier desarrollo sería recontra redituable para las farmacéuticas. Tampoco existe la posibilidad de encontrar una fórmula mágica que cure todos los tipos de cáncer, porque cada uno tiene muy distintos orígenes con procesos completamente distintos en un tipo de células y en otras”, remarcó el investigador. En este sentido, Montanari destaco que “lo que las farmacéuticas no van a hacer es poner 10 años a trabajar a gente propia en una enfermedad que sufra algún tipo de población escasa y con menos recursos. Es importante que esos temas sean impulsados en el CONICET y las universidades”.