Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 24/6/19
ProducciónPública

#ProducciónPública

Producirán los dos antibióticos más utilizados en el sistema público

ADJUNTO
ProducciónPública

BUENOS AIRES, junio 24: Se trata de la amoxicilina y la cefalexina, que tendrán una versión pública producida por el Laboratorio Industrial Farmacéutico de Santa Fe (LIF). Esta es una nueva etapa de la planta, que busca mejorar el acceso a los tratamientos en la provincia y el país. Los fármacos son utilizados para tratar diversas infecciones bacterianas.

#Opinión
Día Mundial de la Seguridad del Paciente: el valor de la farmacovigilancia
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 17: En el marco de la jornada que se conmemora hoy en todo el planeta, la farmacéutica Boehringer Ingelheim hace hincapié en esta columna de opinión sobre la seguridad en materia de medicamentos.
#SaludenCrisis
Clínicas y sanatorios del país, en “alerta” por los efectos de la crisis
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 17: Las siete cámaras del sector afirman que los prestadores médicos “están al borde del colapso”, y le pidieron al gobierno que intervenga. Afirman que si no reciben ayuda comenzarán los “preventivos de crisis masivos”, que terminarán con el cierre e establecimientos y el despido de personal, además de una caída en la calidad de la atención en el sistema médico.

La amoxicilina y la cefalexcina son dos de los antibióticos más populares, de amplio uso en la lucha contra infecciones. En la Argentina, son los medicamentos más usados en el sistema público, ya que puede usarse para diversas patologías. Esta semana, uno de los principales laboratorios públicos del país confirmó que comenzará a producir versiones estatales de ambos medicamentos, y distintas variedades. La idea es en una primera etapa usarlos en el sistema de atención de Santa Fe, y luego, si son requeridos por otras provincias, introducirlos si es necesario, ya que la planta cuenta con la autorización de las autoridades nacionales. La amoxicilina se usa para tratar algunas infecciones provocadas por bacterias como la neumonía, mientras la cefalexina pertenece a una clase de medicamentos llamados antibióticos de cefalosporina.

El proyecto del Laboratorio Industrial Farmacéuticos de Santa Fe (LIF) busca terminar el proceso para producir antibióticos betalactámicos amoxicilina y cefalexina, con el objetivo de “garantizar la cobertura a todos los santafesinos hasta mayo de 2020”. “Estos antibióticos son esenciales para los centros de salud, donde se resuelven cerca del 80 por ciento de las problemáticas sanitarias”, destacaron los responsables del proyecto. Paralelamente, se continúa avanzando en el diseño y ejecución de un proyecto completo para una planta unificada de Sólidos Betalactámicos + Clavulánico. “Esto no sería viable, si no se contara con un área de planificación, que permite coordinar todos los procesos de elaboración, control y almacenamiento adecuado“, destacaron desde el Directorio del laboratorio estatal santafesino, el más importante en su tipo de Argentina.

La amoxicilina se usa para tratar algunas infecciones provocadas por bacterias como la neumonía; la bronquitis (infección de las vías respiratorias que van a los pulmones); e infecciones de los oídos, nariz, garganta, del tracto urinario y la piel. También se usa en combinación con otros medicamentos para eliminar el H. pylori, unas bacterias que causan úlceras. La amoxicilina se encuentra en una clase de medicamentos llamados antibióticos parecidos a la penicilina. Su acción consiste en detener el crecimiento de las bacterias. La cefalexina se usa para tratar algunas infecciones provocadas por bacterias como neumonía y otras infecciones del tracto respiratorio; e infecciones de los huesos, piel, oídos, genitales, y del tracto urinario. La cefalexina pertenece a una clase de medicamentos llamados antibióticos de cefalosporina. Funciona matando las bacterias. Los antibióticos como la cefalexina y la amoxicilina, no funcionan para combatir resfriados, influenza u otras infecciones virales. Usar antibióticos cuando no son necesarios aumenta su riesgo de contraer una infección más adelante, que se resista al tratamiento con antibiótico.

Durante el período comprendido entre los años 2008-2019 el Laboratorio Industrial Farmacéutico de la provincia de Santa Fe ha experimentado la etapa de modernización más importante en su historia. El LIF provee el 70 por ciento de las unidades farmacológicas que el sistema aporta desde el nivel central para cubrir el 95 por ciento de las patologías más comunes que afectan a la mayoría de la población que acude a la Salud Pública. Además de producir 44 especialidades medicinales en su planta de la ciudad de Santa Fe. De esta manera, la intervención del Estado en áreas estratégicas permite fijar precios testigo que eviten la cartelización, y el desarrollo de especialidades que no son rentables para el mercado, pero si necesarias para la población.