Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 7/6/19
Regulaciones

#Regulaciones

Farmacias españolas se endurecen en la dispensa de ciertos medicamentos

ADJUNTO
Regulaciones

MADRID, junio 7: Desde hace un tiempo comenzaron a pedir la receta de manera tajante, como indica una norma del 2010. el faltante de algunos medicamentos y un intento de fomentar el uso racional de los medicamentos, las explicaciones de este cambio

#Sarampión
Crearán un “escudo sanitario” en la triple frontera para evitar la propagación del sarampión
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 16: El país, junto a Brasil y Paraguay, iniciarán hoy una campaña de vacunación para frenar la posible circulación viral en la zona. También aplicarán dosis contra fiebre amarilla. El fin de semana se confirmaron tres nuevos casos, y ya son 10 los registrados este año.
#Sarampión
Por los casos confirmados de sarampión, adelantan la vacunación en la zona metropolitana
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 18: Un comité decidió que los bebés residentes en Capital Federal y el norte del conurbano bonaerense reciban una “dosis cero” de la vacuna entre los 6 y 11 meses, ante los contagios que se produjeron en los últimos días.

A la falta de medicamentos que se ha producido en los últimos meses en España obliga a tomar medidas para evitar un uso irracional de los tratamientos. Por eso, las farmacias de ese país están empezando a pedir receta para medicamentos tan comunes como el ibuprofeno, cuando antes mucho no lo hacían. La respuesta de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) es clara. "No ha cambiado nada". Frente a la idea generalizada de que no es necesaria prescripción médica, el Real Decreto 1718/2010 establece que es obligatoria la receta para medicamentos como el ibuprofeno de 600 mg, el paracetamol de 1 gramo o el omeprazol, aseguran fuentes de la entidad.

Además, confirman que en los últimos meses se están incrementando los esfuerzos para fomentar el uso racional de medicamentos y controlar las dosis por paciente a partir de una reciente campaña puesta en marcha por los colegios profesionales de farmacéuticos, médicos, odontólogos y fisioterapeutas en base al listado de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Tal como muestra un documento, el Colegio Oficial de Farmacéuticos envió a finales de abril un comunicado sobre el procedimiento de notificación de incidencias de prescripción de medicamentos. En la comunicación se incide en que se han puesto en marcha una serie de acciones con el objetivo de que se cumpla la normativa sobre los medicamentos sujetos a prescripción y se haga una campaña de información a la población para prevenir la automedicación.

"Es una medida motivada por la banalización de los medicamentos que vivimos en España. Se trata principalmente de un tema de seguridad para los pacientes. Si notan que les duele algo deben consultar siempre a un médico en vez de seguir la ‘receta del carnicero. Todos debemos hacer un esfuerzo, médicos, farmacéuticos y pacientes para hacer un uso responsable de los medicamentos, porque esto no ocurre en otros países de Europa", según explica Óscar López, vocal de titulares de Oficina de Farmacia del COFM.

En este sentido, desde hace años la Agencia Española de Medicamentos viene alertando sobre los riesgos para la salud y los efectos adversos de la automedicación en relación con fármacos de uso tan común como el ibuprofeno, metamizol o vitamina D, muy consumidos por los mayores, sin supervisión de un profesional sanitario adecuado.

Esta campaña se ha iniciado ahora, según sus impulsores, motivada además por la entrada en vigor en febrero de 2019 de la nueva normativa europea contra la falsificación de medicamentos (Reglamento Delegado (UE) 2016/161) y el Sistema de Verificación de Medicamentos (SEVEM). Se trata de una iniciativa para aumentar la seguridad y trazabilidad de los medicamentos a través de dispositivos electrónicos. Su objetivo principal es que no se manipulen los envases, es decir, asegurar los cierres para que no se pueda acceder a los blísters y hacer un seguimiento de qué se vende en cada establecimiento.