Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 5/6/19
SaludPública

#SaludPública

Especialistas alertan que llega la temporada de mayores problemas cardiovascularesADJUNTO

SaludPública

BUENOS AIRES, junio 5: El frió y los cambios bruscos de temperatura son una prueba para el corazón, remarcan distintos expertos. Piden cuidarse de los climas extremos.

#VentaIlegal
Proponen aumentar las penas para el ejercicio ilegal de la farmacia y otras profesiones
ADJUNTO
LA PLATA, julio 17: Lo proponen Colegios de Profesionales de la provincia de Buenos Aires, que se reunieron esta semana para discutir reformas en el código penal para subir las penas que se imponen por estos delitos.
#Opinión
Sarampión y rubéola: enfermedades infecciosas que resisten a su ocaso
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 19: “Hay enfermedades para las que es necesario vacunarse, aunque ya no están presentes en la Argentina”, sostiene Osvaldo Teglia, profesor de Enfermedades Infecciosas en la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral, respecto de la necesidad de inmunizarse contra estos dos males en la actualidad.

A semanas de la llegada del invierno, en la Argentina llega la temporada de cambios de temperaturas, que según los especialistas ponen a prueba el cuerpo, forzando a varios de sus sistemas, especialmente el sistema cardiovascular. Entre los esfuerzos adaptativos del organismo se encuentra el aumento de la frecuencia cardíaca, la pérdida de líquidos por dilatación periférica de vasos menores y capilares, y el aumento de la frecuencia respiratoria. "De alguna forma, es como si el corazón tuviera que soportar una prueba de esfuerzo. Los cambios de estación, especialmente en épocas de frío, pueden influir en la actividad corporal modificando el tono simpático, la viscosidad sanguínea, la tensión arterial y la frecuencia cardiaca, que tienden a aumentar, incrementando a su vez la demanda de oxígeno del organismo", aseguró Sandra Swieszkowski, coordinadora de Unidad Coronaria del servicio de Cardiología del Sanatorio Otamendi.

Estas dificultades tienen especial impacto en pacientes con antecedentes de enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y respiratorias. Por este motivo, deben ser tenidas en cuenta algunas pautas que ayudarán a mantenerse saludable. Como medida general, hay que tener en cuenta que no es conveniente exponerse a bajas temperaturas. También es fundamental hidratarse en cantidad suficiente para evitar riesgo cardiovascular. El alcohol no es recomendable durante los momentos de bajas temperaturas: además de no ser un buen rehidratante, no aumenta la temperatura corporal. Swieszkowski explica que "la ingesta excesiva y brusca de bebidas alcohólicas puede provocar trastornos en el ritmo cardíaco y un cierto grado de insuficiencia contráctil".

Un aspecto muchas veces soslayado en el manejo del frío para el organismo, es que descansar la cantidad necesaria de horas es fundamental. Según Swieszkowski: "La falta de sueño aumenta los niveles en sangre de las hormonas del estrés: durante estos meses las personas suelen estar más preocupadas, lo que incrementa la tensión arterial y la frecuencia cardiaca. Esta es de las temporadas con mayor número de infartos". Otra variable importante a observar es el uso de indumentaria adecuada para la realización de actividad física. Utilizar abrigo apropiado y suficiente de tal forma que se mantenga una exigencia cardíaca adecuada respecto de la regulación de la temperatura corporal.