Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 29/5/19
AGNET

#AGNET

Entidades de pacientes piden participación en la nueva agencia de medicamentos

ADJUNTO
AGNET

BUENOS AIRES, mayo 29: Aseguran que en la creación del proyecto, todavía sin tratamiento en el senado, no fueron consultados los pacientes, que son “un actos fundamental” de la seguridad social. Pese a esto apoyan la iniciativa.

#AGNET
Negocian con los gremios fondos para obras sociales y la creación de la AGNET
ADJUNTO
BUENOS AIRES, mayo 13: Esta semana en una cumbre con líderes de la CGT puede quedar sellada la puesta en marcha de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías Sanitarias, uno de los anhelos sanitarios del gobierno. Además, el secretario de Salud nacional ratificó que su puesta en funcionamiento mejorará el acceso a los medicamentos.
#AGNET
Rubinstein ratificó su apoyo a la AGNET: “transparentará las políticas de coberturas de medicamentos”
ADJUNTO
BUENOS AIRES, marzo 18: el secretario de Salud nacional volvió a ponderar el rol que tendrá la nueva agencia de tecnología médica, que espera tratamiento en el Senado. Lo hizo en el marco de un encuentro organizado el fin de semana por la Fundación Libertad.

Luego de varios intentos por aprobarla en el Senado, la nueva agencia de medicamentos sigue trabada y sin tratamiento. Pese al acuerdo de los gremios y el gobierno nacional, la iniciativa que regulará la cobertura obligatoria de la seguridad social no avanza, y por el momento no hay señales de que esto vaya a cambiar. La entidad tendrá una estructura interna y tomará decisiones respecto de nuevas tecnologías médicas y tratamientos, y para algunos críticos terminará limitando el alcance del Programa Médico Obligatorio (PMO). En este contexto, entidades que nuclean a pacientes de distintas enfermedades piden participar de esta estructura, para evitar que sean los financiadores del sistema los que tomen las decisiones centrales de la entidad.”La discusión del proyecto no se ha tenido en cuenta a los pacientes que son un actor fundamental”, dijeron algunos especialistas al respecto.

El reclamo de las entidades respecto al futuro funcionamiento de la Agencia Nacional de Tecnologías de la Salud (AGNET) fue realizado en el marco de una charla realizada en la Ciudad de Buenos Aires, donde se analizó la realidad de la seguridad social. En este sentido, desde la Federación Argentina de Enfermedades Poco Frecuentes (FADEPOF) dijeron que apoyan el proyecto, pero pidieron mayor participación. “Necesitamos generar políticas públicas, sumar un marco regulatorio sólido porque tenemos de medicamentos, pero no para las distintas categorías. Se debería garantizar el acceso equitativo a la salud con calidad, medicamentos seguros y eficaces y costo-efectivos”, sostuvo Inés Castellano, presidenta de la entidad, según una nota del diario El Litoral. Entre las críticas al proyecto, Castellano apuntó a que en la discusión del proyecto no se ha tenido en cuenta a los pacientes que son “un actor fundamental”, “los pacientes viven día a día la enfermedad y son los únicos que tienen determinada información que es importante al momento de hacer evaluaciones”, destacó durante su disertación en el hotel Alvear Palace de Buenos Aires.

Para la referente de FADEPOF, la nueva agencia debe tener como meta “lograr una evaluación de excelencia técnica, incorporando un equipo idóneo, altamente calificado y capacitado para la función, con objetivos claros, precisos y públicos acerca de su función. Para ello es imprescindible la representatividad de todos los actores involucrados. Los pacientes son parte interesada clave y tienen el ‘derecho democrático’ de participar y ser incluidos en las distintas instancias, facilitando procesos más justos, transparentes, equitativos, y legitimando las decisiones”. Al mismo tiempo, Castellano entendió que la conformación de la AGNET tiene que estar acompañado de un Estado “que ejerza su rol de garante, asegurando que las evaluaciones de la agencia velarán por la seguridad del paciente, siendo dicha recomendación verdaderamente la mejor opción disponible, aún tratándose de tecnologías de alto costo”, y criticó: “Hoy en día la decisión de si una persona recibe la cobertura de un tratamiento innovador está en manos de cada uno de los financiadores —es decir obras sociales y empresas de medicina prepagas—, lo que contribuye a intensificar la inequidad en el acceso, y limita la toma de decisiones basadas en evidencia científica y favorables para la sustentabilidad del sistema”. También pregonó que “es imprescindible que sus evaluaciones sean equitativas y justas para todos los ciudadanos, en todas las provincias del país”.

A mediados del año pasado, el Senado discutió en comisiones la creación de una nueva agencia de medicamentos, una iniciativa que motoriza el gobierno nacional, y se sumó a dos proyectos que forman la polémica reforma laboral. En esta ocasión, especialistas de distintos sectores analizaron el rol de esta herramienta, que deberá entre otras cuestiones decidir qué tratamientos y prácticas médicas tienen la suficiente evidencia científica para ser cubierto por la seguridad social. Entre sus detractores, la fundación Soberanía Sanitaria criticó el proyecto ya que “limita la posibilidad del Congreso Nacional de incluir nuevas prestaciones al Programa Médico Obligatorio (PMO) por Ley; interviene luego de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, que podrá autorizar la venta de productos que posteriormente pueden no estar en el PMO y, por ende, será el paciente quien deba pagarlo de su bolsillo”. Además, advirtieron que la agencia estará administrada por “grupos con claros conflictos de interés con los fines de la agencia” (representantes de obras sociales y de empresas de medicina prepaga), entre otras cuestiones.

Otros actores que prevén sentarse a la “mesa de decisiones”, de la posible AGNET, además de las asociaciones de pacientes, serían: las agencias gubernamentales, los financiadores, los proveedores de tecnología, sociedades médicas, académicos y comités de ética. “Que estén incorporados todos los sectores es el único modo que el proceso sea transparente”, aseveró Castellano y se refirió puntualmente a las obras sociales y empresas de medicina prepagas, los grandes financiadores del sistema de salud: “El financiador debería ser independiente del que evalúa la parte técnica, teniendo en cuenta que si hay de por medio cuestiones presupuestarias a asignar, esto podría tener sesgo que influya en el momento de la toma de decisiones”.