Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 29/5/19
SeguridadSocial

#SeguridadSocial

Otro golpe al bolsillo de la clase media: suba escalonada de prepagasADJUNTO

SeguridadSocial

BUENOS AIRES, mayo 29: El gobierno dio el visto bueno a un esquema de aumentos de las cuotas de las entidades privadas, que culminará en septiembre con una suba del 17,5 por ciento. De esta forma, la suba interanual supera el 42 por ciento. Ya en mayo se había oficializado un incremento para el mes de mayo.

#Mercadoilegal
Jujuy: reclamos por aumento de venta de medicamentos fuera de farmacias
ADJUNTO
SAN SALVADOR, julio 11: Farmacéuticos locales afirman que creció la presencia de tratamientos en el mercado ilegal, por lo que pidieron a las autoridades provinciales mayores controles. Además, le recordaron a la población de los peligros de esta práctica. Afirman que existe una red de farmacias que abarca todos los barrios de toda la provincia.
#FarmaciasdelFuturo
Cadenera del Reino Unido lanza sistema para conocer stock de medicamentos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 16: Denominado Columbus, esta herramienta permite a los pacientes y médicos conocer la disponibilidad de tratamientos en unas mil farmacias de la red Boots antes de realizar una receta.

En época de paritarias en los principales gremios del país, las prepagas lograron su propio acuerdo con el gobierno nacional, esta vez no en los salarios sino en sus cuotas. Es que hoy miércoles se publicó en el Boletín Oficial una resolución que permite una suba escalonada de lo que pagan los afiliados de estas entidades, que deberán pagar aumentos en julio, agosto y septiembre, de manera consecutiva. El incremento alcanzará en estos tres meses el 17,5 por ciento, y se sumará al incremento autorizado en marzo para ser aplicado el mes de mayo de este año. El nuevo golpe al bolsillo de la clase media marca como la presión inflacionaria sigue generando una suba de precios en todos los sectores, lejos del optimismo mostrado por funcionarios y operadores políticos cuando se conocieron los índices de abril, y hablaron de una “desaceleración de la inflación”. Un informe recién además denunció que las prepagas cobraron en los últimos años una serie de plus a sus afiliados por fuera de la ley actual, lo que le generó a las firmas ganancias ilegales por 1985 millones de pesos por mes durante varios años.

Según se conoció hoy, el gobierno autorizó el nuevo esquema de incrementos para las empresas de medicina prepaga, que tendrán un aumento a agosto del 17,5 por ciento. Según se publicó en el Boletín Oficial, la resolución 872/2019 habla de un “aumento general, complementario y acumulativo” para los próximos tres meses, con la siguiente forma: 5,5 por ciento a partir de julio, 6 por ciento a partir de agosto y 6 por ciento a partir de septiembre. Estos números son más altos que cualquier paritaria firmada por los gremios del país, y lejos de los índices que los funcionarios nacionales, en tono optimista, estiman para la inflación. Las entidades, según la medida oficial, “deberán informar a los usuarios los incrementos que se registrarán en el monto de las cuotas con una antelación no inferior a 30 días corridos, a partir de la fecha en que la nueva cuota comenzará a regir”.

Este incremento se suma a los ya autorizados este año, que dispararon el valor de las prepagas. En este sentido, ya se había dado el visto bueno a las empresas a implementar un aumento de sus cuotas en hasta 7,5 por ciento de su valor a partir de mayo. Además, el nuevo aumento se suma al incremento del 42,2 por ciento en las prepagas en los últimos 12 meses, que fueron distribuidos en cinco tramos: 7,5 por ciento desde junio; otro 7,5 por ciento a partir de agosto, 8 por ciento desde octubre, 8,5 por ciento en diciembre y 5 por ciento en febrero pasado. Los incrementos fueron mermando en los últimos meses la cantidad de afiliados que optan por la medicina privada en el país A fin de 2018, según datos oficiales, las empresas tenían unos 6.200.000 afiliados, de los cuales solo 1.200.000 son voluntarios, es decir, contrataron el servicio por su cuenta. Del resto, el grueso deriva sus aportes de la Seguridad Social a la prepaga a través de las obras sociales y los afiliados deben pagar, en caso de corresponder, la diferencia con relación al monto del plan privado.

Los incrementos de este sector de la salud son regulados por una ley, que establece la forma en que se deben hacer los aumentos, además de todo lo referido a la cobertura y las obligaciones de las empresas. Pero la buena relación del sector con el gobierno hace que muchas de estas cuestiones queden al margen. A principio de año, un informe de la Fundación Soberanía Sanitaria denunció que en los últimos seis años, unas 1.600.000 de personas afiliadas a empresas de medicina prepaga pagaron cuotas más altas a las permitidas por la ley. Según el trabajo, en ese período las firmas facturaron a los usuarios que hoy tienen entre 27 y 41 años cambios de planes por grupo etario, algo que la normativa vigente no permite. En todos los casos, el incremento ilegal es equiparable a un tercio del valor de la cuota mensual. Esto significó para las empresas “una facturación adicional de 1985 millones de pesos por mes”. Según el estudio, se trata de una “millonaria estafa a los usuarios”, que fue convalidada este año por el gobierno, que modificó la ley para avalar este mecanismo. Pero durante los últimos años, ese cobro se hizo de manera ilegal. En el país hay unos 6 millones de usuarios de medicina prepaga, dos tercios de ellos acceden mediante la desregulación de sus aportes a una obra social, mientras que el resto tiene contrato directo.

El informe de la entidad explica que en los últimos años se estableció una trampa a la ley 26.682. Cuando el afiliado cambia de grupo etario, se produce de forma automática un cambio de plan y aumento de la cuota, en contra de lo que decía el artículo 7 de la normativa vigente. La mayoría de las empresas agrupan a sus afiliados de 18 a 65 años en al menos tres grupos etarios: 18 a 25 años, 26 a 35 años y 36 a 65 años. Del mismo modo, vienen realizando diferenciaciones tarifarias por grupo etario entre los 36 y 65 años. Un esquema simple, a pesar de las variaciones que existen entre las empresas, indica que –en promedio– el paso de un grupo etario a otro representa un aumento del 36 por ciento en la tarifa mensual, además de los aumentos autorizados legalmente por el Ministerio de Salud. En el informe se resaltó que “toda esta ilegalidad y abuso” de las empresas desde 2011 “ha sido premiada con un ‘blanqueo’ realizado por la nueva reglamentación decretada por el Poder Ejecutivo”.