Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 29/5/19
Asma

#Asma

Farmacias españolas lanzan plan para mejorar control de personas con asma

ADJUNTO
Asma

BUENOS AIRES, mayo 29: Alianza contra el Asma es una iniciativa del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Huelva, para incorporar a la farmacia al equipo interdisciplinario que atiende a las personas que padecen esta enfermedad respiratoria.

#Vacunación
Sanofi comenzó a entregar a Salud las vacunas contra la meningitis
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 17: La farmacéutica francesa reemplaza a Glaxo en la provisión de esa vacuna, que desde el año pasado tiene problema de abastecimiento al punto de suspenderse una dosis del Calendario Oficial.
#SaludPública
La salud en el país: más diabetes y obesidad, menos males coronarios
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 16: Un estudio revela que subió la incidencia de los males relacionados con el sobrepeso, y bajaron los casos de enfermedad arterial coronaria. El trabajo contó con el apoyo del Reino Unido.

Alianza contra el Asma es una propuesta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Huelva, ciudad portuaria del suroeste de España, que pretende incorporar a la farmacia a la atención de las personas con este mal respiratorio. Junto al centro de Salud de Cartaya, la propuesta tiene como principal objetivo mejorar el pronóstico del paciente asmático y que se centra, principalmente, en la incorporación del farmacéutico en la atención a los pacientes con dicha dolencia. Bajo el lema “Con poco esfuerzo, podemos conseguir mucho”, Alianza contra el Asma es una experiencia piloto pionera en España, y se lanzó desde hace ya más de un mes las cinco farmacias ubicadas en el núcleo de población de Cartaya, en colaboración con la dirección y los facultativos del centro de Salud de esta localidad.

En el marco de este proyecto, según precisa a Huelva Información el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Huelva, Jorge Juan García Maestre, se está intentando en primer lugar que los pacientes asmáticos “se percaten de la dimensión real que tiene esta enfermedad”, así como también “de los problemas que puede conllevar la falta de adherencia al tratamiento contra la misma por parte del paciente”. En este sentido las pautas de actuación, según detalla García Maestre, pasan en primer lugar por la detección en la propia farmacia del no seguimiento del tratamiento por parte del asmático, y del uso por parte de éste solo de la medicación de rescate. Una vez detectado este hecho, prosigue, “le explicamos el uso correcto de los inhaladores con el fin de comprobar que el paciente está poniendo en marcha correctamente la técnica”. Finalmente, concluye: “le hacemos desde la farmacia una derivación a su médico para que le haga ver que solo está tomando la medicación de rescate, y no el tratamiento contra la enfermedad”.

El proyecto Alianza contra el Asma, que tiene dimensión nacional, será presentado oficialmente en la sede del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Huelva mañana en un acto donde se ofrecerán los datos de la experiencia piloto desarrollada previamente en Cartaya, que servirán posteriormente para la implantación del mismo en otros puntos de la geografía andaluza y nacional. Aunque “aún es pronto” para adelantar los resultados estadísticos de la experiencia cartayera, el presidente del COF indica que la acogida de la iniciativa por parte de los pacientes “está siendo muy buena” porque “sabemos que están participando con bastante interés”.

Para García Maestre, por otra parte, los objetivos del proyecto también pasan por lograr que la medicación se use de forma correcta entre los pacientes, en las dosis adecuadas, y en el marco de un tratamiento concreto, lo cual al final “redunda en beneficio del enfermo de asma, y a la postre en un ahorro de costes sanitarios dados los menores ingresos hospitalarios que se registrarán”. Por su parte, el director del centro de Salud de Cartaya, Benjamín Domínguez, indica a este periódico que el proyecto nació ante la existencia de pacientes que “hacen un uso inadecuado o exagerado de determinados medicamentos indicados para controlar el asma, pero que lo hacen de forma solo parcial”.

Domínguez precisa por otra parte que la “clave” del proyecto está en la comunicación entre el farmacéutico y el facultativo, de cara a “poder retomar el tratamiento de estos pacientes y poder indicarles el más adecuado”. Y es que según prosigue, el uso inadecuado de estos medicamentos puede llegar a provocar el efecto contrario: “favorecer reagudizaciones en la enfermedad, aumentar por consiguiente los ingresos hospitalarios, y otras complicaciones”.