Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 27/5/19
PresiónImpositiva

#PresiónImpositiva

Más beneficios para las “farmacias bancos”: no pagarán el llamado impuesto al chequeADJUNTO

PresiónImpositiva

BUENOS AIRES, mayo 27: Las agencias financieras que funcionan en supermercados o cadenas de farmacias dejarán de pagar ese tributo, según una resolución de hoy del Banco Central. La medida fue rechazada por los mostradores independientes.

#Genericos
En Perú, multarán a farmacias que induzcan pacientes a comprar marcas
ADJUNTO
LIMA, junio 19: Según un proyecto de ley que comenzará a discutirse esta semana, las farmacias no podrán inducir a los pacientes a comprar una marca determinada de tratamiento. Además, se sancionará a laboratorios que entreguen incentivos económicos para recomendar sus productos.
#FarmaciaenCrisis
En la primera mitad de junio los medicamentos volvieron a subir y aceleran la crisis en las farmacias
ADJUNTO
BUENOS AIRES, junio 18: Según una estimación de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), en lo que va del mes los tratamientos subieron un 3 por ciento, lo que agrava la crisis del sector. esto además disparó el cierre de farmacias.

A fines del año pasado, el Banco Central de la República Argentina autorizó a los bancos públicos y privados para ofrecer todos sus servicios financieros en otros comercios, denominadas “agencias complementarias de servicios financieros”. Estas agencias podrán ser instaladas en supermercados, estaciones de servicios y farmacias, entre otras, lo que causó polémica en el sector farmacéutico, ya que los muchos alertaron que se trata de una actividad que nada tiene que ver con el rol sanitario de los mostradores. Esta semana, las “farmacias banco” volvieron a recibir beneficios. A través de un decreto publicado este lunes en el Boletín Oficial, se eliminó el impuesto sobre los créditos y débitos efectuados en cuentas bancarias, conocido como impuesto al cheque, para estas entidades. Mientras que el sector minorista está cada vez más agobiado por la presión impositiva, las cadeneras como Farmacity –que hoy ya entrega dinero y otros servicios financieros –se siguen beneficiando de la ayuda del Estado.

Desde diciembre del año pasado, estas agencias fueron habilitadas mediante la Comunicación A 6603, con el objetivo de “favorecer la inclusión financiera”. Desde entonces, los bancos pueden contar con corresponsalías en lugares donde habitualmente se realizan actividades de comercio como estaciones de servicio, supermercados, farmacias o el correo estatal. En esas corresponsalías se puede abrir una cuenta, suscribir un plazo fijo, realizar sus pagos y obtener préstamos. A partir de ahora, esas operaciones estarán exentas del pago del impuesto al cheque. Este gravamen fue implementado a comienzos de 2001, a través de la Ley de Competitividad 25.413. Los porcentajes que cobra el Estado, por cada débito o crédito en cuenta corriente, son del 0,6 por ciento sobre lo que se deposita y el 0,6 por ciento sobre lo que se cobra, con algunas exenciones (haberes, jubilados, operaciones inmobiliarias). Su alcance también fue modificado por la Reforma Tributaria.

"De esta forma se persigue ampliar la cobertura geográfica del sistema prestando servicios a través de canales alternativos que reduzcan las barreras de acceso a la población a los servicios financieros, promoviendo así la inclusión financiera", explicó el texto del decreto, firmado por Mauricio Macri, el jefe de Gabiente Marcos Peña y el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne. "Que resulta necesario eximir del Impuesto sobre los Créditos y Débitos en Cuentas Bancarias y Otras Operatorias, a las cuentas utilizadas en forma exclusiva por las agencias complementarias de servicios financieros respecto de las operaciones inherentes a esa actividad", determinó la medida. Este año, además, se realizó otra exención para el impuesto al cheque que abarcó a los casos de las personas que constituyan un plazo fijo en un banco donde no son clientes.

La noticia fue tomada por los farmacéuticos como un nuevo ataque al rol sanitario de la farmacia. Además, la Asociación Bancaria expresó su rechazo a la medida. "Contrario a lo previsto por la nueva disposición del Banco Central, toda prestación bancaria debe ser realizada exclusivamente por trabajadores en condiciones que son propias de esa labor y en instalaciones adecuadas que cumplan en forma debida con las normas de seguridad que exige el riesgo propio que genera la actividad bancaria tanto para los trabajadores, como para los clientes y el público en general", precisa una nota elevada al Banco Central por el secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo. Cuando se conoció la noticia, el gremio envió una carta a presidente del BCRA, Guido Sandleris, donde se remarca que "si hoy la seguridad dista de ser la adecuada en las propias entidades financieras, más endeble resultará aún en las citadas ‘agencias complementarias’ y denuncia que la disposición del Banco Central vulnera también la jornada laboral de 7.30 horas diarias de trabajo, de lunes a viernes, con 5 horas de esas de atención al público. Palazzo pide finalmente una reunión "urgente" con las autoridades bancarias a fin de evitar un conflicto colectivo.

De esta forma, las cadenas de farmacias pueden profundizar su modelo “drugstore”, alejándose del rol sanitario que tienen los mostradores independientes, que vienen peleando para sostener su integración al sistema de salud, ante el avance de las grandes superficies. En países como Brasil, México, Chile, Colombia o Perú utilizan hace año este sistema autorizado por el Banco Central, no todos permiten que sean las farmacias las que sean sucursales financieras. En la actualidad, Farmacity permite retiro de dinero de sus cajas, el primer antecedente de la medida que se acaba de formalizar. La justificación es el acceso a los servicios bancarios. Por cada 10 mil habitantes, nuestro país cuenta con tan solo 8 términos de puntos de acceso (también incluyen terminales autoservicios y sucursales móviles), cuando, por ejemplo, en Colombia éstos llegan a 33, en Brasil, a 24, y en México a 12.