Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 23/5/19
ResistenciaBacteriana

#ResistenciaBacteriana

Resistencia a los antibióticos: las farmacias y un rol cada vez más protagónico

ADJUNTO
ResistenciaBacteriana

BUENOS AIRES, mayo 23: El mundo lucha para frenar este fenómeno, que será responsable de millones de muertes en el futuro si no se toman medias. Para eso se necesita incluir a los farmacéuticos en un lugar más dinámico, para que sean garantes del uso correcto de este y otros medicamentos. En el mundo hay varias experiencias muy interesantes, que podrían ser implementadas en el país, todavía lejos de ese camino.

#Opinión
El intencionado y persistente proceso de abandono del Instituto Tomas Perón
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 12: Segunda parte de la columna de opinión escrita por Daniel Godoy, director del Instituto de Estudios en Salud de ATE, sobre la realidad de la producción pública de medicamentos en la Provincia. En este caso habla de las responsabilidades de la actual gestión bonaerense.
#Farmacias
Por la crisis farmacias de Misiones dispensan más medicamentos para dormir
ADJUNTO
POSADAS, septiembre 13: En los mostradores se nota el aumento de la demanda de estos productos. Si bien no hay estadísticas oficiales, a nivel regional se estima que el 20 por ciento de las personas recurren a ellos para un buen descanso.

Esta semana, en Suiza, comenzó un plan para limitar la dispensa de antibióticos en Farmacias. Unos 80 mostradores de la localidad de Tesino dispensarán el número exacto de esos medicamentos según la receta, y no la caja entera, buscando limitar el abuso posterior, una de las grandes razones por el aumento de la resistencia microbiana. La amenaza de este grave problema de salud, que puede llevar al mundo a una era “pre antibióticos”, hace que se tomen medidas constantes, pero pocas involucran a las farmacias, desaprovechando el potencial sanitario que tienen. El caso suizo es un avance respecto de esto, pero se necesitan nuevas medidas que ofrezcan una verdadera contención para evitar los abusos. En el país, si bien las entidades farmacéuticas participan de las estructuras formales que se crearon en el último tiempo, no son parte de planes concretos para usar en los propios mostradores, donde muchas veces se inicia el problema.

La resistencia a los antibióticos podría matar a unas 10 millones de personas anuales en 2050, lo que además traerá una crisis económica planetaria, según estima la Organización mundial de la Salud (OMS). Iniciativas como la suiza, que buscan que el paciente consumirá solo los comprimidos que se le recetaron, apunta a evitar la automedicación, una de las causantes del abuso y posterior resistencia. Esta experiencia se basa en un estudio realizado en Francia, y publicado en la revista científica PLOS One. La misma sugiere que el suministro de medicamentos por unidad “ha reducido en un 10 por ciento el número de tabletas provistas” y tuvo un impacto positivo en la adherencia al tratamiento. En Europa, España es el país con mayor consumo de antibióticos, por lo que en 2017 se creó una red de vigilancia para monitorear el uso de estos medicamentos, tanto en el ámbito hospitalario como en la seguridad social.

En el país, desde hace unos años se sumaron herramientas para tratar de frenar el avance de este flagelo, que entre otras cosas permite la aparición de “súper bacterias”, que resisten a los antibióticos. El avance más reciente es el ingreso al denominado Sistema Mundial de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos (GLASS, por sus siglas en inglés), una de las respuestas de la OMS a la problemática. A partir de esto se enviará información de unas 250 mil muestras a la red de vigilancia mundial, que vendrán de un casi un centenar de hospitales del país de manera representativa de las distintas regiones. Además, se podrán aportar datos propios, reforzar la vigilancia sanitaria local o regional, emitir alertas epidemiológicas para la comunidad y los equipos de salud, además de revisar los tratamientos para controlar las infecciones en la comunidad y los centros de salud.

De manera formal, las farmacias son parte de estos esfuerzos. La Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), como la Federación Farmacéutica de la República Argentina (FEFARA) y la Federación Argentina de Cámaras de Farmacias (FACAF) son parte de los encuentros que organizan las autoridades, como la capacitación realizada en Entre Ríos la semana, que hizo la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y la Sociedad Argentina de Infectología (SADI). Pero falta un rol más protagónico, que cree planes especiales como los que se hizo en el cantón suizo. Según datos de la Oficina Federal para el Medio Ambiente de Suiza (FOEN), en 2017 casi 4.700 toneladas de tabletas de antibióticos no utilizadas fueron devueltas a farmacias suizas e incineradas. No hay datos de este tipo de medidas en la Argentina, pero los planes de recolección de medicamentos vencidos y desuso que se hacen de forma individual en varios puntos del país suelen recibir buena parte de estos tratamientos.

Más allá de estas experiencias, se necesita un rol más activo de las farmacias contra la resistencia a los antibióticos. El camino a la aparición de las “súper bacterias” se inicia en el mostrador, por eso el farmacéutico puede sr un antídoto muy eficaz. El año pasado, la agencia europea de la OMS emitió un informe donde destacó que “los farmacéuticos se encuentran entre los mejores posicionados para promover el uso apropiado de antibióticos”. Por lo tanto, sostuvo el trabajo, tienen una papel crucial en la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos, junto con los responsables políticos y la salud practicantes: cada jugador es clave”. “Necesitamos cambiar el concepto de la farmacia como una ‘tienda’ y construir una cultura de Servicios farmacéuticos. Esto ya está sucediendo en algunos países, pero tenemos que hacerlo la regla en todas partes ", dijo el trabajo. España es nombrada como una de las estrategias más completas. En ese país la lucha contra las resistencias a los antimicrobianos tiene un triple eje: una correcta prescripción, una adecuada dispensación y un uso racional de estos medicamentos. Un buen ejemplo para seguir en la Argentina, involucrando cada vez más a las farmacias en este lucha clave para la salud mundial.