Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 23/5/19
justicia

#justicia

Farmacéuticos de Río Negro denuncian estafa por $100 millones en la obra social provincialADJUNTO

justicia

VIEDMA, mayo 23: Desde el Colegio Profesional aseguran que en los últimos cinco años hubo maniobras irregulares que estafó al IPROSS en ese monto. La propia institución inició la investigación ante la justicia, que esta semana terminó con varios allanamientos.

#SaludPública
Los expertos rechazan que los edulcorantes generen mayor gusto por lo dulce
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 11: Fue una de las principales conclusiones del reciente encuentro de la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT). “Su uso no busca tener ningún efecto en la salud”, sostuvo uno de los participantes.
#AccesoalosMedicamentos
Vuelven a alertar sobre la suba indiscriminada del medicamento para hacer abortos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 8: Organizaciones que promueven el uso del misoprostol para realizar interrupciones voluntarias del embarazo aseguran que la suba desmedida en los últimos años del tratamiento atenta contra su acceso. La OMS dice que además de legalizar el medicamento, debe tener precio asequible.

En los últimos cinco años, con complicidad de empleados y farmacias locales, una banda habría estafado al IPROSS, la obra social de Río Negro, por unos 100 de pesos. La maniobra fue denunciada por el Colegio de Farmacéuticos local, que alertó a la justicia de las irregularidades, que dieron lugar a una causa. Esta semana, se realizaron dos allanamientos, en busca de material que permita dar con los responsables de la maniobra. Según los primeros indicios, difundidos por los medios locales, habría involucrados personal de la entidad, y algunas farmacias locales. Se esperan nuevos detalles para dar mayor información, pero por el momento se secuestraron documentos que confirmarían la estafa.

Esta semana, la justicia realizó allanamientos en las localidades de Roca y Allen, en el marco de la causa iniciada por el Colegio de Farmacéuticos provincial, sobre una millonaria estafa contra el IPROSS. Según la información publicada hoy por el diario Río Negro, la maniobra “podría alcanzar los 100 millones de pesos a partir de una serie de manejos que habría comenzado hace cinco años”. "Esta maniobra cruzó varias gestiones del Colegio Profesional y del IPROSS", dijo una fuente de esa entidad. Por eso, uno de los allanamientos fue en el propio colegio, de donde retiraron computadoras y documentación. Y otro en la vivienda particular de una de las empleadas que reside en la ciudad de Allen.

Según se supo en estas horas, el inicio de la investigación fue casi casual. Hace un tiempo, se vendió una de las farmacias involucradas. Uno de los nuevos propietarios revisó el lugar y encontró una caja. Le llamó mucho la atención lo que vio y presentó algunas de esas recetas en una reunión de comisión directiva del Colegio de Farmacéuticos. Los responsables de la institución no se quedaron de brazos cruzados. Iniciaron una auditoría y designaron una comisión fiscalizadora. Al cabo de pocas semanas, la magnitud de las irregularidades quedó expuesta. No era sólo la farmacia de la caja. Otras tres de Roca y una de Allen presentaban similares irregularidades en la facturación de medicamentos para afiliados al IPROSS con diabetes y epilepsia. Ahí comenzó la investigación.

De acuerdo a la publicación del diario, "el centro de la maniobra está el pago de medicamentos para tratamientos de pacientes con diabetes y epilepsia, que cuentan con cobertura del 100 por ciento por parte del IPROSS". La descripción de los hechos indica que la obra social abonó durante un prolongado período remedios que en realidad no llegaron a manos de ningún afiliado. Se elaboraron con recetas "truchas" y medicamentos agregados en recetas ya validadas por el sistema informático que regula las operaciones entre las farmacias y el IRPOSS forman parte del nudo de la historia.

La causa se abrió el lunes 13, con la presentación de la denuncia, y está a cargo de la fiscal jefa, Teresa Giuffrida y del fiscal Gastón Britos Rubiolo. Luego de evaluar los datos aportados por las autoridades del Colegio de Farmacéuticos, desde el Ministerio Público se ordenó una serie de medidas para recabar pruebas. En ese sentido, el miércoles 15 se allanó la vivienda de una empleada de la entidad, en Allen, en tanto que este lunes 20 se secuestraron computadoras y expedientes en la sede del Colegio, ubicada en la calle Mitre al 900 de nuestra ciudad.

"Esto surgió por la exposición que hizo un farmacéutico y llegamos a detectar esto por eso hicimos la denuncia. Pero lo llamativo que IPROSS también tenía su método de validación de las operaciones que se pagaban y nunca se detectó denunció nada irregular", dijo una fuente del colegio consultada por este medio. "Esta maniobra cruz varias gestiones del colegio y del IPROSS", dijo la fuente consultada por este medio, quien agregó que resulta "insólito" que la entidad que cobra (en este caso el Colegio de Farmacéuticos) haga la denuncia y no la afectada (IPROSS). Algo más estaba fallando", dijo.

En tanto, el actual presidente del IPROSS, Claudio Di Tella, dijo que en este caso “no tenemos nada que ver” porque “los responsables de controlar la facturación son ellos”. Aludió así al convenio firmado en el 2011, que asignó la responsabilidad de auditoría al Colegio de Farmacéuticos. Di Tella detalló que luego de esa revisión inicial de la entidad, la obra social recibe las recetas a caja cerrada y se hacen muestreos de control, porque es imposible verificar receta por receta. De todas maneras, adelantó que a partir del próximo convenio, que se pondrá en marcha en poco tiempo, el validador lo manejará la obra social.