Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 24/5/19
Regulaciones

#Regulaciones

Iniciativa contra las noticias falsas desmintió mensaje sobre peligro medicamento que circula en el paísADJUNTO

Regulaciones

BUENOS AIRES, mayo 22: La denominada Third Party Fact-checker, una propuesta para detectar mensajes falsos en la esa red social, insistió en desmentir la alerta sobre antigripales con fenilpropanolamina que circula desde hace un tiempo.

#SaludPública
Presentan encuesta sobre nivel de conocimiento de los argentinos del ACV
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 13 Lo hizo el Instituto FLENI, y participaron personas del país y la región. El 95 por ciento de los encuestados dijo conocer sobre la enfermedad cerebrovascular.
#SeguridadSocial
Obra social rionegrina anuncia nueva forma de cubrir medicamentos
ADJUNTO
VIEDMA, agosto 14: Desde el mes que viene, el Instituto Provincial del Seguro de Salud de Río Negro (IPROSS) comenzará a pagar un monto fijo de los medicamentos, y los afiliados abonarán la diferencia del precio final, si existe. Además, se actualizará el vademécum de medicamentos, y mantendrá la posibilidad de elegir marca comercial.

Hace varios años, primero por mail y ahora por redes social y WhatsApp, ue circula un mensaje que alerta de los peligros del consumo de una serie de medicamentos que contienen la droga fenilpropanolamina, un componente de muchos de estos tratamientos que puede causar efectos adversos severos. Ya en 2016 se viralizó la alerta, que llegó a países limítrofes como Bolivia y Paraguay. El mensaje nunca cesó, y cada tanto vuelve a aparecer en el celular de millones de personas, o en el muro de Facebook. En estos días, ante la nueva circulación del mensaje, la iniciativa de la red social realizó un chequeo automático de la información para bloquear su propagación. Este proyecto busca desactivar las llamadas “fake news” que circulan por las redes, ya sea sobre salud u otros temas. A través de disposiciones oficiales y de información de otros países, se insistió que el mensaje es falso, ya que los medicamentos que contienen esa droga están prohibidos en la Argentina desde hace casi dos décadas.

A partir de la iniciativa Third Party Fact-checker, que busca desactivar mensajes virales falsos en redes sociales, en especial Facebook, se desmintió un mensaje que lleva varios años circulando. El mismo afirma que la fenilpropanolamina, que se encuentra en varios medicamentos, provoca “riesgo de muerte”, y estaría circulando en el país. El mensaje que circula por las redes sociales habla de la prohibición del uso de esa droga como algo reciente, y advierte a la población que no utilice medicamentos que contengan la sustancia, "cuando en realidad se encuentra suspendida desde hace más de una década". Varias veces la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) desmintió la noticia, y publicó las resoluciones y comunicados al respecto, que garantizan que desde el año 2001 está prohibido ese producto en el país. Ahora, el sitio Chequeado.com como la noticia falsa y la usó como parte de la iniciativa que busca combatir este tipo de comunicación.

“La ANMAT, el organismo local encargado de garantizar la calidad de los productos sanitarios, emitió múltiples comunicados en los últimos años indicando que en la Argentina no se comercializan medicamentos con fenilpropanolamina y que, por ende, no es necesario discontinuar el uso de los medicamentos mencionados”, dijo el sitio, que además ratificó que “la prohibición sigue vigente”. El sitio se refiere a la disposición 977/2000 se impuso “a los laboratorios productores de especialidades medicinales con indicación descongestiva la obligación de modificar su formulación, reemplazando dicho principio activo por otro”. Además, aquellos medicamentos que contenían la droga con indicación anorexígena debieron retirar los productos del mercado. Además, otra disposición (la número 6809/2001), la ANMAT también prohibió el uso y comercialización de fenilpropanolamina como monodroga en preparados magistrales o combinada con otras sustancias.

Incluso el mensaje ya traspasó las fronteras continentales, y este año llegó a España. Allí, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios recordó que hace casi dos décadas publicó un estudio de la Universidad de Yale (Estados Unidos) en que se indicó un aumento del riesgo de hemorragia cerebral en mujeres jóvenes que recibían fenilpropanolamina en dosis altas como supresor del apetito en tratamientos contra la obesidad. A partir de ese estudio, los organismos públicos de distintos países tomaron decisiones con respecto a este componente. En España, por ejemplo, se limitó las dosis diarias recomendadas en medicamentos antigripales. En la Argentina, se prohibió de manera total, y los tratamientos fueron retirados.

La cadena que se hizo viral llamó a suspender el uso de los siguientes medicamentos por contener fenilpropanolamina: Benadryl día y noche, Contac, Naldecón Bristol, Acolde, Rinarín Expectorante, Deltap, Desfenil, HCl de fenilpropalamina, Naldex, Nasaliv, Decongel Plus, Sanagripe, Descon, Descon AP, Descon Expectorante, Dimetapp, Dimetapp Expectorante, Cepacol Plus, Ornatrol, Rhinex AP, Contilén, Decidex, Contac 10, Desenfriol-D, Desenfriolito, Dimetap, Graneodin-D, XL3. De estos sólo el Benadryl y el Decidex se comercializan en la Argentina, según el Vademécum Nacional de Medicamentos, y ninguno de los dos, en ninguna de sus versiones, contienen fenilpropanolamina. Esto mismo también fue señalado por la Federación Médica de la Provincia de Buenos Aires en un comunicado en diciembre 2004, cuando la desinformación también circuló por varios medios, recordó Chequeado.

Third Party Fact-checker (verificador autónomo) es una propuesta de Facebook que se despliega en una decena de países, con miembros de la Red Internacional de Chequeadores (IFCN, por sus siglas en inglés), para chequear información en la red más masiva de la Argentina (que usan mensualmente 31 millones de usuarios, según el último dato público). Facebook anunció que, además, quienes publiquen en forma reiterada información calificada como “falsa” tendrán la sanción de no poder promocionar su contenido. Eso es bueno porque se sabe que una de las motivaciones de las fábricas de contenido falso es ganar dinero a través de la publicidad de sus sitios al que se accede tras clickear en redes sociales o buscadores (la otra, es ganar poder).