Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 16/5/19
NuevosTratamientos

#NuevosTratamientos

La gardenia, base para el desarrollo de nuevos medicamentos para la pielADJUNTO

NuevosTratamientos

BUENOS AIRES, mayo 16: Científicos de la provincia de Córdoba vienen desarrollando un proyecto que utiliza esta planta para tratar diversos males, y ahora se enfocan en trastornos de la piel sin los efectos adversos de los fármacos tradicionales. Antes, los investigadores habían desarrollado un tratamiento con esta misma planta para tratar la gota.

#LuchacontraelSida
Llega al país un medicamento de toma diaria para controlar el HIV que combina cuatro drogas
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 21: La alternativa terapéutica es producida por el laboratorio Janssen y fue autorizada para su comercialización en el país. Los estudios afirman que el uso de los cuatro componentes (darunavir, el cobicistat, la emtricitabina y el tenofovir alafenamida” mejora la adhesión al tratamiento.
#FarmaciadelFuturo
Farmacias de San Juan utilizan dos robots para dispensar medicamentos de manera automática
ADJUNTO
SAN JUAN, agosto 19: Dos locales de esa provincia ya utilizan un dispositivo que entrega en segundos los tratamientos que previamente se dispensan en el mostrador. Este tipo de aparatos ya se usan en varios países, y comienzan a llegar a la Argentina.

Desde hace un tiempo, científicos de la provincia de Córdoba vienen desarrollando un proyecto que busca crear nuevos medicamentos para la piel a base de una planta que se encuentra en varias zonas del país, la gardenia. Esta planta, de la familia de las rubiáceas, es originaria de China, y su nombre científico más común es Gardenia jasminoides. El grupo de investigadores ya había desarrolla un tratamiento alternativo para la gota con esta planta, y ahora se enfoca en encontrar nuevos medicamentos para tratar trastornos de la piel sin los efectos adversos que producen las alternativas actuales. "Nuestro trabajo demostró que un compuesto aislado de la planta gardenia oudiepe tiene la capacidad de evitar la acumulación de melanina", explicó la directora del estudio, María Gabriela Ortega, investigadora del Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal (IMBIV).

Según una nota de la Agencia CyTA-Leloir, el aumento de melanina -responsable de la pigmentación de nuestra piel, ojos y cabello, y nos protege de los efectos perjudiciales de los rayos UV- produce enfermedades que causan hiperpigmentación u oscurecimiento de un área de la piel. Algunos de esos desórdenes son las efélides o "pecas", el melasma (manchitas que aparecen comúnmente en el rostro de la mujer durante el embarazo), nevus y lentigo (zonas de alta pigmentación en rostro y manos de, generalmente, adultos mayores).

Los científicos del IMBIV comprobaron que uno de los productos naturales de la gardenia, llamado "flavona polimetoxilada 1" o FPM1, es dos veces más activa que el ácido kójico, que es el blanqueador comercial empleado en la actualidad. "Este compuesto de uso comercial tiene la contraindicación de que es dañino para el ADN, y capaz de provocar cáncer de hígado y produce dermatitis alérgicas", explicó María Daniela Santi, becaria postdoctoral del Conicet en la UNC y primera autora del estudio.

Hace un tiempo, Ortega lideró un equipo que determinó que ciertos compuestos naturales extraídos de gardenia (los flavonoides específicamente) lograron inhibir a una enzima responsable de la formación de ácido úrico, cuyo depósito en las articulaciones desencadena los dolorosos ataques de gota: una artritis inflamatoria que afecta al 1-2 por ciento de la población y cuya incidencia crece con el aumento de la expectativa de vida. El estudio fue publicado en la revista “European Journal of Medicinal Chemistry” y la primera autora fue María Daniela Santi, becaria postdoctoral del CONICET en la UNC. En conjunto con colegas de Uruguay y de Francia, las científicas de Córdoba probaron que los compuestos aislados de la planta Gardenia oudiepe tienen la capacidad de bloquear la actividad de la enzima xantina oxidasa (XO), clave para la formación de ácido úrico. Mediante modelos computacionales, los autores del trabajo también recrearon la manera precisa en que esos compuestos activos interfieren con la acción de la XO.