Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 13/5/19
ProducciónPública

#ProducciónPública

Laboratorio fueguino inicia producción de fármaco contra la hepatitis C

ADJUNTO
ProducciónPública

USUAHIA, mayo 13: El Laboratorio del Fin del Mundo firmó un convenio con la farmacéutica nacional Richmond para la producción de una versión estatal de ese medicamento de alta complejidad.

#SeguridadSocial
Las prepagas no podrán subir sus cuotas a afiliados mayores de 60 años
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 20: Un fallo judicial ordenó a una empresa de medicina privada dar marcha atrás con el incremento realizado a una persona luego que cumpliera esa edad.
#Cannabis
Hurlingham quiere ser pionero en la producción municipal de cannabis medicinal
ADJUNTO
LA PLATA, septiembre 16: El Concejo Deliberante local aprobó un proyecto para que la comuna plante marihuana para luego producir medicamentos en base a la droga. Para eso, se creará el denominado Laboratorio Municipal de Especialidades Medicinales. La iniciativa cuenta con el respaldo de una ONG local que reúne a familias que usan el cannabis para tratar distintas patologías.

Como ya hizo con un tratamiento contra el Sida, el Laboratorio del Fin del Mundo, la planta estatal de Tierra del Fuego, apunta sus cañones a crear una versión pública de uno de los últimos medicamentos lanzados al mercado contra la hepatitis C. Así lo acordó el gobierno provincial y la farmacéutica argentina Richmond, que trabajarán en conjunto en la elaboración y comercialización de ese y otros productos farmacéuticos. Así lo establece el acuerdo firmado por el presidente de la entidad, Carlos López, y el ministro de Economía José Labroca, la gobernadora Rosana Bertone junto a las autoridades de Richmond.

En principio, se trata de la generación de un medicamento contra la hepatitis, el cual se distribuirá en la Argentina “mientras vamos evaluando otros mercados del exterior” señaló eCarlos López. Además, agregó que “esta es una apuesta que no sólo sirve a nuestra provincia, sino al país entero”. Cabe destacar que el Laboratorio del Fin del Mundo funciona bajo la ética y precepto de que la salud pública es un derecho de todos. Así, la firma de este acuerdo significa para este laboratorio una oportunidad para expandir su desarrollo y productividad, como también el alcance de la distribución de sus productos.

En este sentido, López destacó que “es un momento muy importante para lo que es la vida institucional y productiva de nuestro laboratorio. Laboratorios Richmond tiene una larga trayectoria en la industria farmacéutica de Argentina que apuesta mucho en la inversión de investigaciones y desarrollo de la actividad de los laboratorios farmacéuticos”.

Por otro lado, respecto del origen e iniciativa de este acuerdo, Marcelo Figueras, presidente de Laboratorios Richmond, sostuvo que “el motivo por el que incentivamos el convenio y firma de acuerdo con el Laboratorio del Fin del Mundo forma parte de nuestra política de responsabilidad social. Es decir, para nosotros la accesibilidad de los medicamentos, sobre todo por parte de aquellos que más lo necesitan, forma parte de nuestras prioridades como ética empresarial”. Por último, Figueras destacó la rapidez con que se desarrolló el acuerdo entre las partes y subrayó que “al tener los mismos principios respecto del concepto de salud, se hizo muy simple determinar los detalles del acuerdo que hoy firmamos junto a la gobernadora”.

Se estima que 3,5 millones de personas viven con hepatitis C en la región, y aproximadamente 325 mil padecen la enfermedad en la Argentina. A diferencia de muchas otras enfermedades crónicas y graves, ésta se puede curar en más del 95 por ciento de los casos, en pocas semanas y prácticamente sin efectos adversos. Por eso, no es impensable la posibilidad de ganarle definitivamente a este virus. "Eliminar la hepatitis C para 2030 es uno de los objetivos que se propuso la Organización Mundial de la Salud y estamos trabajando en ese camino", refirió el médico hepatólogo Ezequiel Ridruejo, ex presidente de la Asociación Argentina para el Estudio de las Enfermedades del Hígado (AAEEH).

Uno de los problemas e el alto costo de los medicamentos que logran esta tasa de curación. Desde hace unos años, se lanzó al mercado mundial Sovaldi, el fármaco de Gilead que revolucionó el tratamiento de la enfermedad. Pero su costo de casi mil dólares la pastilla genera polémica. Por eso, varios países, incluyendo la Argentina, producen versiones genéricas, para lograr un mejor acceso. La posibilidad de una versión pública entusiasma aún más, ya que se estima será aún más barata que la versión nacional.