Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 7/5/19
EnfermedadesRespiratorias

#EnfermedadesRespiratorias

Día Mundial del Asma: el uso abusivo de fármacos antiinflamatorios y perfumes potencian la patologíaADJUNTO

EnfermedadesRespiratorias

BUENOS AIRES, mayo 7: Lo advierten especialistas, en el marco de la conmemoración del día internacional de lucha contra la enfermedad. En el país, un 6 por ciento de la población sufre este mal respiratorio. Alertan que sólo el 30 por ciento de los pacientes cumple correctamente con su tratamiento.

#Opinión
La alimentación debe ser adecuada teniendo en cuenta cuestiones personales
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 16: Marcela Stambullian, directora de la carrera de Licenciatura en Nutrición de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral, resaltó el rol de estos profesionales, como forma de festejar el Día del Nutricionista, conmemorado a principio de semana.
#Regulaciones
Por distintas irregularidades, la ANMAT retiró dos medicamentos de uso hospitalario
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 14: La agencia reguladora informó que junto a los laboratorios productores inició el retiro del mercado de varios lotes un tratamiento contra las alergias y una solución de contraste. Por otro lado, la entidad firmo un acuerdo de colaboración con el SENASA.

En el país, un 6 por ciento de la población sufre asma, el mal respiratorio que causa unos 400 casos fatales por año y unas 15 mil internaciones. En todo el planeta, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay en la actualidad 235 millones de personas que la padecen, una prevalencia que viene aumentando en los últimos años Es que las condiciones ambientales tienden a empeorar el aire que respiramos, lo que hace que aparezcan cuadros más severos de esta patología. Además, existen otros factores de riesgo a tener en cuenta. Según los especialistas, el uso desmedido de perfumes y el consumo de medicamentos antiinflamatorios pueden disparar esta enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias. Lo mismo sucede con la alergia a los animales. Hoy martes 7 de mayo, se conmemora el Día Mundial del Asma, por lo que se realizarán actividades para concientizar sobre el mal. En el país, el 70 por ciento de los pacientes diagnosticados no cumple correctamente con su tratamiento.

Desde el año 2008, el primer martes de mayo se conmemora el Día Mundial del Asma, una propuesta de la Iniciativa Global para el Asma (GINA) para mejorar la concienciación y el cuidado de la enfermedad en todo el mundo. Este año, los especialistas argentinos alertaron que el consumo de algunos medicamentos puede potenciar sufrir cuadros severos del mal. “La alergia a los animales, la polución del aire en las grandes ciudades, el uso desmedido de perfumes, el consumo de antiinflamatorios, el ciclo menstrual en la mujer y el estrés son algunas de las variables que pueden disparar asma”, puntualizó Ana Putruele, jefa de la División Neumonología del hospital de Clínicas de Buenos Aires. “Si bien no se puede hablar de cura, es importante decir que con un abordaje adecuado la enfermedad se controla y la calidad de vida es como la de cualquier otra persona”, aseguró la especialista.

"El asma provoca síntomas como falta de aire, sibilancias (chillido), tos, opresión torácica junto con una sensación de angustia", mencionó el presidente de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAeIC) Gabriel Gattolin, y agregó que "los pacientes presentan una predisposición a reaccionar a distintos alergenos inhalatorios de manera exagerada en el sistema respiratorio, lo que provoca inflamación bronquial, manifestándose con los síntomas mencionados". La falta de control de la enfermedad provoca que el paciente se encuentre limitado en sus actividades y en riesgo de padecer una crisis de asma: episodios de falta de aire que pueden culminar en una visita de urgencia o incluso una internación.

Andrés Bertorello es el presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR) y señaló que en la Argentina "hay muchos pacientes que no están diagnosticados (subdiagnóstico), y por ende no acceden a un tratamiento adecuado. Un médico clínico o un especialista en vías respiratorias, puede hacer el diagnóstico de asma de una manera simple y evaluar el tratamiento más apropiado para cada paciente, conjuntamente con las acciones necesarias para evitar una crisis de asma". "Una vez comenzado el tratamiento, los pacientes experimentan una mejoría de los síntomas y habitualmente disminuyen la adherencia del tratamiento indicado", aseguró Bertorello, quien destacó que "la falta de adherencia al tratamiento responde a una suma de factores: algunos son propios del paciente, de su entorno, prejuicios sobre la medicación inhalatoria o incluso por causas económicas". Esto hace que en el país hace que sólo el 30 por ciento de los pacientes realice su tratamiento de forma correcta.

Además, las condiciones ambientales dispararon la prevalencia del mal. Los datos de la Encuesta Nacional de Prevalencia del Ministerio de Salud de la Nación –que abarcó a 1.521 personas de 28 conglomerados urbanos –más de la mitad de quienes sufren ataques de asma (el 55 por ciento) han debido acudir a un servicio de urgencia y uno de cada cuatro de ellos (el 23 por ciento) termina internada en un hospital. Además de la gravedad que suele alcanzar un alto porcentaje de casos de asma, el estudio puso en evidencia que casi la mitad de ellos no recibe una adecuada atención: un 46,8 por ciento de las personas medicadas por asma admitieron que sólo tomaban la medicación cuando empezaban a sentir síntomas de la enfermedad.

El asma bronquial, como se sabe, es una enfermedad inflamatoria crónica de los bronquios y del tejido pulmonar que afecta a un alto porcentaje de la población. Se calcula que más de 300 millones de personas la padecerían en el mundo, tres millones de ellas en nuestro país. La enfermedad produce un importante compromiso en la calidad de vida de los enfermos con síntomas como la dificultad para respirar, que aumenta con la actividad física, acompañada de tos, sensación de pecho apretado y silbidos al respirar. Como estos síntomas suelen aumentar durante la noche, las personas que no están debidamente tratadas tienden a despertarse experimentándolos.

INFOGRAFIA: Diario El Día.