Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 2/5/19
SaludenCrisis

#SaludenCrisis

Clínicas dicen que no pueden pagar el aumento salarial vigente

SaludenCrisis

BUENOS AIRES, mayo 2: Desde CaPresCo, entidad que agrupa a unos 70 sanatorios de la zona oeste del conurbano bonaerense, dicen que muchos establecimientos no pueden cumplir con la paritaria acordada con el gremio de la Sanidad.

#SaludenCrisis
La obra social mendocina retiene pago a clínicas y hay polémica
ADJUNTO
MENDOZA, noviembre 14: La Obra Social de Empleados Públicos (OSEP) paga desde septiembre el 70 por ciento de las prestaciones, bajo la escusa de evitar el corte de la cadena de pagos. Afirman que el acumulado será girado a fin de año. Pero los sanatorios dicen que por esta medida están al borde del colapso por esa decisión.
#SaludenCrisis
Reclamo por los ajustes en salud y medicamentos llegaron a la sede del FMI
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 2: La Fundación GEP realizó un acto en la capital de los Estados Unidos, donde funciona el organismo multilateral de crédito, contra los recortes en medicamentos y salud en general. Afirman que 15 mil pacientes se quedarán sin tratamiento por los recortes. “Estas medidas son irresponsables”, denuncian.

Según el acuerdo salarial vigente para los empleados de Sanidad, en abril se debe pagar una nueva cuota del aumento ara este año. Pero muchas clínicas y sanatorios alertan que no pueden afrontar este gasto, jaqueados por la situación económica, que incluye insumos dolarizados y paritarias que se movieron al compás de la inflación en 2018. "La mayoría de las clínicas dicen tener imposibilidad de pagar el último aumento acordado en paritarias", sostuvo Oscar Mikocs, vocero de CaPresCo, entidad que agrupa a unos 70 sanatorios de la zona Oeste del conurbano bonaerense.

A principios de abril estaba previsto que con los sueldos de marzo se pagara un incremento del 6%. Algunas empresas, pocas, lo abonaron pero la mayoría no. Además, hay una diferencia en la interpretación respecto del pago del bono de 5 mil pesos de acuerdo al decreto 1083/18, que algunas clínicas descontaron como parte del aumento de paritarias. Si bien esta situación se vive desde hace meses, el disparador de la crisis se agravó en las últimas semanas. Además, a principios de abril se complicó también la relación con los gremios, porque las empresas no pagaron una nueva cuota de incremento prevista en el acuerdo paritario.

En ese contexto, el jueves pasado unos 1500 trabajadores de la Sanidad se movilizaron a la plaza de Morón. Según trascendió, ante la falta de soluciones concretas los gremios llamarían a un paro de actividades en los próximos días. El eje del conflicto es la diferencia entre la suba de costos y el ajuste de los ingresos. Frente a una inflación que en 2018 trepó a 47,6 por ciento, la paritaria 2018/19 se cerró en 27 por ciento, a lo que hay que sumar 6 por ciento de aumento con los haberes de marzo y 7 por ciento con lo de abril. Así el acumulado llegaría a 40,5 por ciento. En contraste, las obras sociales convalidaron incrementos del 20 al 22 por ciento. Pero además, algunas parten de una cápita muy baja. Por ejemplo, el PAMI paga 668 pesos por mes por afiliado. En el caso de las prepagas el ajuste oscila entre 33 y 40 por ciento.

Frente a esto las clínicas piden algunas medidas concretas, como por ejemplo considerar a cuenta de Impuesto a las Ganancias los montos pagados en concepto de IVA. Cada mes se genera un saldo técnico negativo, ya que pagan IVA (10,5 por ciento) por sus insumos pero facturan a contribuyentes exentos. "Somos un servicio público pero no tenemos ningún subisidio ni ayuda, y en lo que es Ingresos Brutos y tasas municipales, van directo sobre la facturación", señaló Mikocs.