Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 26/4/19
Tuberculosis

#Tuberculosis

Luego de otra muerte, Provincia descarta un brote de tuberculosisADJUNTO

Tuberculosis

LA PLATA, abril 26: Una mujer murió en Quilmes producto de la enfermedad respiratoria. La noticia generó alarma porque cercanía con el segundo caso fatal conocido esta semana. Desde la comuna descartaron que los contagios estén relacionados, y desde el Ministerio de Salud bonaerense descartaron que se trate de un brote.

#Opinión
Vacunación obligatoria: la ley alemana de vacunas y su homóloga argentina
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 10: Los abogados Luis Carranza Torres y Carlos Krauth comparan en esta columna de opinión la ley de vacunas de ambos países, y su importancia en momentos que el movimiento de “anti vacunas” tiene un fuerte auge en Europa y el resto del planeta.
#SeguridadSocial
Médicos bonaerenses piden a IOMA que ponga en marcha nuevo nomenclador
ADJUNTO
LA PLATA, julio 12: Las entidades profesionales denuncian que en abril se acordó con la obra social la puesta en marcha del nuevo sistema, pero todavía no funciona porque falta la firma de organismos oficiales.

Luego que se conociera el caso de un joven de 18 años que murió afectado de tuberculosis en la localidad bonaerense de Ezpeleta, ayer jueves las autoridades sanitarias confirmaron una segunda muerte, en este caso una mujer de 38 años que residía en la vecina Quilmes. Ante la preocupación que ambos casos generaron, desde el Ministerio de Salud bonaerense aseguraron que los casos no están relacionados, por lo que se descartó un brote de la enfermedad. Desde la comuna coincidieron en descartar una situación de emergencia, e informaron que la paciente fue tratada en su domicilio, pero dejó de asistir a los turnos y se negó a ser internada. En la Argentina, en el año 2017 se notificaron 11.659 casos de tuberculosis, lo que arrojó una tasa de 26,5 casos por 100 mil habitantes. Además, se estima que se producen unas 700 muertes anuales.

El Ministerio de Salud bonaerense y la Dirección de Epidemiología de Quilmes afirmaron que la muerte de una mujer de 38 años por un cuadro de tuberculosis "no está asociada" a la del estudiante de un colegio de Ezpeleta, quien también estaba infectado con esa bacteria, y descartaron que haya un brote en la provincia. "Descartamos que haya brote", aseguró Miguel Maiztegui, secretario de Salud de Quilmes, quien explicó que la incidencia de la tuberculosis en el conurbano bonaerense es de "40 pacientes cada 100 mil habitantes". El funcionario lamentó los dos casos mortales pero afirmó que "no son todos así, sino que mucha gente que padece la enfermedad no sólo no muere, sino que lleva una vida normal".

Un joven de 18 años de la localidad bonaerense de Ezpeleta murió esta semana victima de tuberculosis, la enfermedad respiratoria que en los últimos años viene aumentando su incidencia. Luego de estar internado en el hospital de Infecciosas Francisco Javier Muñiz durante 21 días, el paciente falleció, lo que encendió alarmas de la infección que no está erradicada ni mucho menos en la Argentina. Hace un tiempo, la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria mostró su preocupación por el aumento de casos de tuberculosis, en especial entre adolescentes. Los especialistas aseguran que el mal es altamente contagioso, y piden tomar las medidas preventivas necesarias.

La tuberculosis afecta a todas las jurisdicciones del país, pero existen diferencias sustanciales entre cada una de ellas. Hay 6 jurisdicciones por encima del promedio nacional: Jujuy, Salta, Formosa, Buenos Aires, Chaco y Ciudad de Buenos Aires. La tuberculosis es una de las primeras enfermedades de la humanidad de las que se tiene registro. Recién a fines del Siglo XIX se tuvo constancia del bacilo de Koch como el causante de la enfermedad. Y no fue hasta mediados del Siglo XX, con la revolución de los antibióticos, que se pudo comenzar a disminuir la mortalidad en la población mundial.

El grupo de riesgo está focalizado en los sectores socioeconómicos más vulnerables por una serie de circunstancias que fomentan su contagio y disminuyen sus posibilidades de recuperación. Las bajas defensas son uno de los puntos claves en el aumento de probabilidades de contraer la enfermedad. En este grupo, esto puede producirse por una mala alimentación, por el consumo regular de sustancias o por el padecimiento de una enfermedad autoinmune sin el tratamiento adecuado. Por otro lado, las condiciones de hacinamiento tanto en el contexto laboral informal como en el habitacional permiten que las personas estén más tiempo expuestas al bacilo, lo que aumenta las chances de contagiarse de tuberculosis.