Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 25/4/19
Medicamentos

#Medicamentos

Buscan regular la publicidad de medicamentos en la Ciudad de Buenos Aires

ADJUNTO
Medicamentos

CAPITAL FEDERAL, abril 25: Un proyecto presentado en la legislatura porteña quiere evitar que los laboratorios financien actividades culturales o deportivas, y prohíbe los avisos de los tratamientos en medios audiovisuales. Sus promotores aseguran que buscan evitar que se fomente la automedicación y otros abusos.

#Medicamentos
Insólito: un medicamento le hizo crecer los pechos a muchos hombres
ADJUNTO
NUEVA YORK, diciembre 16: Unos 13 mil norteamericanos que tomaban Risperdal, un medicamento de Johnson & Johnson para tratar el trastorno bipolar, terminaron sufriendo de ginecomastia es una enfermedad que hace que el tejido mamario de los hombres crezca en exceso.
#Medicamentos
Especialistas argentinos destacan resultados de nuevo fármaco biológico contra la psoriasis
ADJUNTO
BUENOS AIRES, mayo 12: Los resultados mundiales del uso de secukinumab, nueva droga contra la versión severa de la enfermedad, fueron avalados por médicos locales, que aseguran mejora la calidad de vida de los pacientes.

Desde hace tiempo, la publicidad de medicamentos y otros productos farmacéuticos es un tema de discusión en la Argentina. Si bien no hay una ley que la prohíba, hay muchas regulaciones que buscan regularla, para evitar que se promocione de manera tradicional un bien vinculado a la salud de las personas. Existen muchas normas provinciales y hasta municipales que atienden la problemática. Ahora, un proyecto presentado en la Ciudad de Buenos Aires busca limitar de manera severa la circulación de estos avisos, además de otras formas de promoción indirecta, como el patrocinio de eventos. Se trata de una iniciativa que ya se presentó en la legislatura porteña, y que según sus promotores busca evitar que estos avisos promuevan la automedicación o el abuso de sustancias tanto de venta libre como recetadas.

La propuesta de los diputados de Unidad Ciudadana Leandro Santoro y Victoria Montenegro presentaron su proyecto que busca regular las publicidades de medicamentos en la Capital Federal. La iniciativa apunta tanto a tratamientos de venta libre o bajo receta, con el fin de “evitar y prevenir la automedicación”. Además, establece severas multas para las farmacéuticas que no cumplan con la medida. De aprobarse, “quedaría prohibido todo tipo publicidad en medios audivisuales y el patrocinio o financiación de actividades culturales, deportivas o educativas con libre acceso, por parte de empresas o personas cuya actividad principal o más reconocida sea la fabricación, distribución o promoción de medicamentos”.

“La utilización por voluntad propia de medicamentos conocidos o prescritos por un médico supone un acto sanitario que puede ocasionar perjuicios al paciente que los ingiere” y consideraron que “las personas los consumen por recomendación de amigos o familiares, pero también, en gran medida, por la publicidad que aparece en los medios de comunicación”, dice en los argumentos la norma presentada. “Se calcula que en la Argentina se producen unas 100 mil internaciones al año por esta tendencia a tomar fármacos sin el aval de un médico. Año tras año, las cifras de este problema se incrementan. Sólo durante 2013 en nuestro país se vendieron alrededor de 200 millones de unidades de venta libre en blísters, cajas y frascos”, agregaron los legisladores.

En caso de no cumplir con la ley, deberán abonar una multa que oscilará entre las dos mil y 12 mil unidades fijas, es decir que las mismas tendrían un costo de entre 42.800 y 256.800 pesos. Asimismo, el Gobierno de la Ciudad deberá desarrollar campañas informativas acerca de las consecuencias negativas para la salud de las personas de la automedicación. No es la primera vez que se busca limitar este tipo de publicidades. El año pasaodo, en el Senado nacional se presentó un proyecto de ley que busca prohibir la venta de las pastillas para adelgazar a los menores de 18 años. Además, la iniciativa impone restricciones a la denominada “publicidad engañosa” que las acompaña, y que imita otras legislaciones del mundo. Según los datos oficiales, la venta de estos fármacos se triplicó desde 2005 (de 52 a 153 millones de unidades).